Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

Moderna e Immatics buscan desarrollar vacuna y terapias contra el cáncer

Este lunes, Moderna dio a conocer que llegó a un acuerdo con la farmacéutica alemana Immatics para desarrollar vacunas y terapias contra el cáncer, además de que pagaría 120 millones de dólares en efectivo o más por el cumplimiento de hitos.

De acuerdo con Moderna, las compañías utilizarían la plataforma de descubrimiento de fármacos de Immatics con la finalidad de desarrollar vacunas contra el cáncer basándose en ARNm, y estudiarían su propia vacuna contra el cáncer para combinarla con la terapia IMA203 de Immatics.

Este se trata del negocio más reciente en los esfuerzos de Moderna por ir más allá de lo logrado con el Covid-19 y tras la drástica caída en la demanda de inyecciones, por lo que desarrollar unavacuna contra el cáncer sería el sueño que miles de científicos han perseguido durante décadas sin éxito.

¿Qué se sabe sobre el desarrollo de la vacuna contra el cáncer?

Hasta el momento, Moderna se encuentra desarrollando una vacuna contra el cáncer junto con Merk, la cual ha demostrado reducir el riesgo de recurrencia o muerte en un 44% en pacientes con melanoma, un cáncer de piel considerado mortal, en un ensayo que se encuentra en fase intermedia. Actualmente también tiene en desarrollo vacunas contra la gripe y el virus respiratorio sincicial (VRS), entre otras.

Respecto a la colaboración entre Moderna e Immatics para la vacuna contra el cáncer, la primera se encargará de desarrollar y comercializar los antígenos, mientras que la segunda se encargará en los estudios preclínicos y de las posibles fases iniciales. 

Salud y Bienestar

Declaran al talco como probablemente cancerígeno para los humanos

La Organización Mundial de la Salud (OMS)clasificó al talco como “probablemente cancerígeno” para los humanos, de acuerdo con un informe del Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, dependiente de ese organismo internacional, (CIRC/IARC) que fue publicado en la revista The Lancet Oncology.

En el mismo informe se incluyó al acrilonitrilo —un compuesto orgánico que se utiliza principalmente en textiles y plásticos— al que clasificó como “cancerígeno”.

El talco, un mineral natural extraído en diversas regiones del mundo, ha sido asociado con un riesgo aumentado de cáncer de ovario en estudios parciales en seres humanos y pruebas suficientes en animales de laboratorio. La exposición al talco se da principalmente en entornos laborales durante su extracción, molienda o procesamiento, así como en la fabricación de productos que lo contienen.

Para la población en general, el uso de cosméticos y polvos corporales que contienen talco representa la principal fuente de exposición. Sin embargo, no se puede descartar la posible contaminación del talco con amianto —un producto calificado como cancerígeno— en varios estudios humanos.

Por este motivo, los expertos no descartan ciertos sesgos en los estudios que han mostrado un aumento en la incidencia de cáncer.

En un comunicado de prensa, la OMS informó respecto de la evaluación realizada sobre el talco: “Después de revisar exhaustivamente la literatura científica disponible, el grupo de trabajo de 29 expertos internacionalesclasificó el talco como probablemente cancerígeno para los seres humanos (Grupo 2A) basándose en una combinación de pruebas limitadas para el cáncer en humanos (para el cáncer de ovario), evidencia suficiente para el cáncer en animales de experimentación y fuertes evidencia mecanicista de que el talco exhibe características clave de carcinógenos en células primarias humanas y sistemas experimentales”.

La OMS clasifica al talco como "probablemente cancerígeno" para los humanos
La OMS clasifica al talco como «probablemente cancerígeno» para los humanos

Aclaró, seguidamente, que “la clasificación del Grupo 2A es el segundo nivel más alto de certeza de que una sustancia puede causar cáncer”.

De esta forma, los expertos señalaron que “hubo numerosos estudios que mostraron consistentemente un aumento en la incidencia de cáncer de ovario en humanos que informan sobre el uso de talcos corporales en la región perineal. Aunque la evaluación se centró en el talco sin contener amianto, la contaminación del talco con amianto no pudo excluirse en la mayoría de los estudios de humanos expuestos”.

El informe también menciona que en junio, la farmacéutica estadounidense Johnson & Johnson (J&J) llegó a un acuerdo con la justicia de 42 estados en Estados Unidos en un caso relacionado con el talco, acusado de causar cánceres. A pesar de ello, una síntesis de estudios publicada en enero de 2020, basada en 250.000 mujeres en Estados Unidos, no encontró un vínculo estadístico entre el uso de talco en las partes genitales y el riesgo de cáncer de ovario.

En la década de 1970, surgió preocupación por la contaminación del talco con amianto, un mineral a menudo encontrado cerca de las fuentes de talco. Subsecuentes estudios indicaron un mayor riesgo de cáncer de ovario en las usuarias de talco.

La OMS advirtió que “también se observó cáncer de ovario en estudios que analizaban la exposición ocupacional de mujeres expuestas al talco en el industria de la celulosa y el papel. Sin embargo, no se puede excluir la confusión por la coexposición al asbesto. El aumento de la tasa se basó en un pequeño número de cánceres de ovario en esos estudios ocupacionales”.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto