Conecta con nosotros

Resto del mundo

OMS investiga la muerte de al menos 89 personas a causa de una enfermedad no identificada en Sudán del Sur

La Organización Mundial de la Salud (OMS) comunicó este martes que está investigando la muerte de más de 80 personas que sucumbieron a causa de una enfermedad aún no identificada en el condado de Fangak, en el norte de Sudán del Sur.

«Decidimos enviar a un equipo de respuesta rápida para que fuera a realizar una evaluación de riesgos y una investigación. Entonces podrán recoger muestras de los enfermos, pero provisionalmente la cifra que obtuvimos fue de 89 muertos», declaró a la BBC Sheila Baya, del organismo internacional. Agregó que el equipo de científicos tuvo que llegar a la región en helicóptero debido a las fuertes inundaciones en la zona y planea regresar este miércoles a la capital del país, Yuba.

La semana pasada, el Ministerio de Sanidad del país africano informó que una enfermedad desconocida había matado desde el pasado mes de octubre a decenas de personas en la región. Los pacientes, en su mayoría ancianos y niños, presentaron síntomas como diarrea, fiebre alta, dolores articulares, vómitos, debilidad corporal y pérdida de apetito.

El comisionado del condado, Boutrus Biel, afirmó a medios locales que se sospecha que podría tratarse de una dolencia transmitida por el agua y relacionada con un vertido de crudo registrado en el área afectada.

«El agua está contaminada por lo que parece ser petróleo. Hasta ahora no podemos saber si las muertes están relacionadas con la reciente explosión de petróleo en Ayod o la muerte es por otras enfermedades causadas por las inundaciones», dijo.

A su vez, las autoridades sanitarias locales detallaron que las primeras muestras recogidas en la zona dieron resultados negativos al cólera.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Caleb Ordoñez Talavera

Resto del mundo

Desapareció el 75 % de un pueblo en Kentucky a causa del tornado

El 75 % de Dawson Springs, en Kentucky, Estados Unidos, desapareció en apenas unos minutos. El tornado ha destruido casas, iglesias, fábricas y las esperanzas de cientos de residentes que desde el viernes viven una “pesadilla”, con muchas personas todavía sin localizar.

Después de dos días de limpieza, es todavía casi imposible no pisar maderas, tuberías, ropa, objetos personales y recuerdos cuando se anda por lo que queda de esta localidad.

Sheila Oliver, de 50 años, es una de las personas que vieron su vida salir volando en esta “pesadilla”, que la ha dejado sin casa, sin carro y con uno de sus dos perros gravemente herido.

”Las cifras de muertos que están dando no son reales, son muchos más”, asegura a Efe esta mujer, que todavía no ha tenido tiempo de ir a pedir ayuda a las autoridades federales, porque ha estado dedicada a buscar a sus vecinos desaparecidos.

El domingo dedicó buena parte del día a localizar a un niño de apenas dos años al que oía llorar bajo los escombros de un edificio y al que finalmente hallaron ya muerto.

MÁS DE UN CENTENAR DE DESAPARECIDOS EN KENTUCKY

La lista de desaparecidos sigue superando el centenar en Kentucky: La propia Oliver ha formado parte de ese listado y tuvo que avisar a las autoridades de que la quitaran, después de que algún vecino la incluyera al no saber de ella y ver el estado de su casa, de la que solo quedan los cimientos, escombros y dos candelabros dorados.

Otros se han ido para siempre, como Ernie, un vecino de Dawson Springs cuyo cadáver fue encontrado en tan mal estado, con el rostro desfigurado, que fue reconocido por su hija gracias a un tatuaje.

De la noche del viernes, Oliver solo recuerda el silencio atronador que quedó tras el paso del tornado.

Todo lo contrario que otra vecina: Lori Mullins no olvida los lloros y los gritos de ayuda cuando logró salir de casa, y el panorama fantasmagórico a su alrededor: “Era horrible”, rememora en declaraciones a Efe.

Mullins saltó de la cama al oír las sirenas de alerta y se protegió en un pasillo, lejos de las ventanas, bajo un gran cojín de su sofá. Rezaba con un amigo con el que hablaba por teléfono mientras sentía temblar la casa y escuchaba cómo se rompían los cristales.

NINGÚN TORNADO COMO EL DEL VIERNES

Aunque ha sobrevivido ya a varios tornados, dice que ninguno ha sido como el que vivió el pasado viernes, que solo en Kentucky ha matado a al menos 74 personas, según el último recuento de las autoridades.

Otra persona con suerte fue Chris Hill, a quien el tornado le pilló en la carretera. Cuando llegó a su vivienda descubrió que era una de las pocas que se mantenían en pie en su calle, conformada por casas de madera de una sola planta.

Su edificio se salvó por poco, como explica su compañero, Joseph, quien explica a Efe que la casa subía y bajaba, casi sin sujeción a los cimientos y que estuvo a punto de salir volando.

Finalmente la vivienda se posó en el suelo, no sin antes recibir el impacto de la estructura de otra casa que destrozó el porche frontal.

LA MITAD DEL PUEBLO CONVERTIDA EN “SINTECHO”

”Hemos tenido suerte. Más del 50 % de la gente del pueblo son ahora ‘sintecho”, dijo Joseph.

Oliver, que reside a escasos metros de su casa, es una de esas personas que se han quedado en la calle, no sabe qué va a hacer, ni qué va a ser de su vida.

”No puedes escapar del tornado”, lamenta, desesperanzada.

Al menos está viva, algo que sabe que muchos no podrán decir. “Si no los mató el tornado, murieron por hipotermia”, comenta Oliver, en alusión a las víctimas de las temperaturas bajo cero que se han experimentado desde el paso del tornado en este pequeño pueblo, que nunca había sufrido un fenómeno meteorológico extremo como este. El del viernes será recordado durante décadas.

(con información de EFE)

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Tornados en diciembre, una rareza producto del cambio climático que afecta a Estados Unidos

Los más de 30 tornados que golpearon la noche del pasado viernes en seis estados de los Estados Unidos, dejando decenas de muertos, son una excepción que expertos atribuyen al cambio climático.

Según datos de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA), la media de tornados que tocaron tierra en Kentucky en un mes de diciembre entre 1991 y 2010 fue de cero.

Y en Tennessee es la misma cifra, mientras que en Illinois es de uno y en Arkansas es de dos y en todo el país solo ronda la docena.

Estos cuatro estados son los que concentran, hasta el momento, la lista de víctimas mortales por los tornados del viernes, con cuatro muertos confirmados en Tennessee, seis en Illinois, uno en Arkansas y los más de 70 que se tema que pueda haber en Kentucky.

Y lo que hace a la noche del viernes tan única fue, además del número y la latitud, la fuerza con la que los tornados tocaron tierra en Missouri y Mississippi.

Tanto es así que se calcula que el tornado que afectó a cuatro estados el viernes y asoló la localidad de Mayfield (Kentucky), donde se teme que haya 70 personas bajo los escombros de una fábrica de velas, se desplazó durante cientos de kilómetros.

El gobernador de Kentucky, Andy Beshear, aseguró que el tornado tocó tierra y se mantuvo así durante 227 millas (365 kilómetros), lo que lo convertiría en el que mayor distancia recorrió desde que hay registros en EE.UU.

Y si se confirman los temores de Beshear, de que la cifra final superará los 100 muertos, el del viernes sería además uno de los más mortíferos del país y de lejos el que más víctimas mortales causó en Kentucky.

¿QUÉ ES UN TORNADO?
Los tornados se forman cuando aire frío choca con aire cálido y húmedo y lo empuja hacia abajo, y, a medida que sube el aire caliente, crea una corriente ascendente y giratoria, según el Centro Nacional de Investigación Atmosférica.

Y ahí está la clave, que haya aire cálido y húmedo a estas alturas del año en estados donde normalmente se registran temperaturas cercanas a los cero grados centígrados.

Por eso, las cifras de tornados son bajas en los meses de invierno y los que hay suelen concentrarse en los estados más cercanos al Golfo de México, con un clima más benigno en diciembre, pero no en el interior del país y tan al norte.

”Fue uno de los eventos climáticos más impactantes en mis 40 años como meteorólogo: un tornado violento (¡en diciembre!)”, tuiteó el meteorólogo Jeff Masters.

John Gordon, meteorólogo de la Oficina de Previsión del Servicio Meteorológico Nacional en Louisville (Kentucky), describió lo ocurrido en el estado como una “tormenta perfecta” que combinaba la estación fría con el aire cálido.

”Sucedió el peor de los casos. Aire cálido en la estación fría, en medio de la noche”, dijo Gordon sobre el choque entre la masa de aire frío de un anticiclón que se movía hacia el este con una masa de aire caliente que había elevado las temperaturas el viernes a los 26 grados en la vecina Memphis (Tennessee), para horas después estar en solo 1 grado sobre cero.

En este sentido, el meteorólogo Craig Ceecee fue muy claro en un tuit en el que dijo que el motivo para un tornado “tan masivo” en diciembre se debe a que la “atmósfera no sabía que era diciembre”.

Fuente: EFE

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto