Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: La pandemia de los niños, por Nancy Toledo

Lo que todos estamos viviendo, lejos de poderse llamar temporal, se ha convertido en un estilo de vida.

Los ajustes que tuvimos que hacer a nuestra vida al comienzo de esta pandemia, han seguido alargándose y modificándose tanto, que ya no son “medidas” de precaución solamente. Es una forma de vivir.

Los trabajos, comercios y lugares de recreación han tenido que cambiar, y volver a cambiar las reglas en su operación. Hay mamparas que separan los mostradores de clientes, las mesas en los restaurantes más alejadas, el aforo restringido en las tiendas… sin embargo las escuelas no han vuelto.

Ni poco, ni mucho. No hay medida, restricción o ajuste que sea válido para que los niños vuelvan a las instalaciones. Aunque sea por unas horas, por unos días, con el mínimo de aforo, con distancia y medidas de seguridad. Simplemente no hay tregua para la educación.

Soy mamá, y lógicamente cuido a mis hijos. No me gustaría poner en riesgo a mis niños, ni a los de nadie. Pero no puedo negar que este tema se ha relegado de manera notoria.

Los niños también están viviendo esta pandemia y sus consecuencias…las mamás hemos tratado por todos los medios de suplir las limitantes que hoy tienen.

Lo veo con mis amigas, lo vivo como mamá. Todas estamos gozando el tiempo con los niños, pero buscando la manera de que ellos tengan sus espacios, sus momentos de recreación, su aprendizaje…no podemos suplir a las maestras en cosas fundamentales. No podemos suplir los juegos con sus compañeros por tanto tiempo.

Tengo la esperanza que la pandemia vaya tomando otro rumbo…y que pronto podamos ajustar una vez más este estilo de vida que hoy llevamos. Que el bienestar de los niños, su educación y desarrollo sea considerado una prioridad.

Por lo pronto, me repito que no queda más que hacer que vivan felices este tiempos. Se que nosotros los atesoraremos en el futuro… este tiempo tan juntos, tan intenso, tan lleno de responsabilidades, aprendizaje y momentos valiosos.

Nancy Anahi Toledo Rascón
Instagram @eso.pienso
Facebook Eso Pienso

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Opinión

Joe Biden: una compleja oportunidad. Por Caleb Ordóñez T.

Caleb Ordóñez T.

Caleb Ordóñez T.

La relación con el nuevo gobierno estadounidense arrancó con el pie izquierdo. Para algunos, el presidente mexicano ha querido una provocación para poder convertirse en el “defensor de la patria”.

Abrazado de la bandera mexicana, con una playera que muestra la caricatura de López Obrador, un inmigrante mexicano le gritaba al presidente en Washington: “¡Es un honor estar con Obrador!”, clamaba desesperado, era un entusiasta seguidor del tabasqueño que se asimilaba a un fanático de algún grupo de rock.

El mariachi resonaba al fondo, tocando El Rey”, aquel éxito del poeta popular José Alfredo Jiménez. Eran decenas de paisanos con pancartas y banderas mexicanas que esperaban ver a López Obrador. “Presidente, presidente”, coreaban al unísono, mostrando su emoción por recibirlo en Estados Unidos.

Todo esto sucedía el pasado 8 de julio de 2020, cuando AMLO visitaba a su entonces homólogo Donald Trump; una relación amistosa inesperada, que se fortalecía mientras los dos líderes se veían a los ojos y rendían pleitesía, el uno al otro. Todo eran sonrisas y buenas vibras. Sin embargo, las cosas cambiaron.

Han pasado más de seis meses luego de ese día y los escenarios son completamente distintos. No solamente Donald Trump perdió abruptamente en las elecciones del 7 de noviembre, sino que desde entonces la imagen y actitud del norteamericano ha menguado de manera deplorable. Sus seguidores más fieles han caído en la violencia y la sedición, al grado de ser catalogados como “terroristas y supremacistas blancos”.

LEER EL TEXTO COMPLETO

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto