Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: Sí es corrupción, pero poquita, por Diana Avitia

Desde el momento en el que se filtraron videos donde se muestra a Pio López Obrador recibir efectivo de dudosa procedencia, la guerra de grabaciones quedó abierta, y en apariencia desapareció el supuesto pacto de impunidad entre Peña y AMLO, este acuerdo o especie de complicidad política que todos pensábamos inquebrantable, dejo de serlo. A partir del caso Lozoya tenemos la impresión que el pacto de impunidad quedo roto.

AMLO siente que su palabra, siendo el presidente, absuelve de cualquier culpabilidad, él afirma que era consciente del traspaso de dinero, eso es un delito, es increíble como la verborrea y letanías mañaneras pueden tergiversar lo irrefutable, el mandatario afirmo a parte de sus clásicos de siempre; mis opositores, los conservadores, los malos, bla bla, que tal conducta estuvo justificada porque iba a su causa, tal idea es totalmente errónea, su confesión fue en plena conferencia matutina, ¡por el amor de dios!, el abiertamente afirma que hubo un flujo de dinero constante a una cuenta de Banorte y beneficios económicos en pro de su partido, por el otro lado acusan a Odebrecht de un financiamiento ilícito de los opositores, increíble.

La ley es clara, cualquier dinero que se destine a un partido político sin declararlo al Instituto Nacional Electoral (INE), sin importar origen o destino es ilegal, entregarlo, aceptarlo y utilizarlo es un delito, poco o mucho no tiene importancia, bueno la tiene en función de la pena a purgar en caso de comprobarse y sentenciarse el ilícito. No es novedad, este tipo de financiamiento es un clásico de la política mexicana, es imposible no ver el elefante rosa en la habitación.

Hoy tenemos un cambio absoluto de discurso, fue increíble; Leona Vicario, Madero y Flores Magón, repentinamente surgieron nombres e imágenes de héroes nacionales, para justificar el video de Pio López Obrador, al mas maquiavélico estilo, el fin justifica los medios, siempre y cuando sean sus fines y causas, claro esta, los fines y causas de los opositores esas son espurias, injustificables, señaladas y dignas de persecuciones judiciales y políticas.

Hay miles de razones por la que el dinero ilegal entra a campañas políticas, ya que el INE no admite ciertos gastos como; encuestas, compras de tiempos en medios, cierto tipo de reuniones, esto se diga o no es parte de la trama electoral. No puedes gastar dinero legal para un gasto ilegal, necesitarías en todo caso efectivo de origen no legal para subsanar gastos no contemplados en la ley. También existen miles de fugas de dinero en las campañas, la operación política está plagado de ventajosos que toman el dinero, nunca llegan a los operadores, con la justificante de ladrón que roba a ladrón, por todo lo dicho es comprensible como el hoy funcionario federal que entrego en el 2015 ese dinero al hermano del presidente tuvo que auto grabarse para asegurar a sus superiores que sí se entregó el efectivo, en fin, novela política.

Hoy el argumento es, que por su gran y enorme valor moral el presidente puede eximir a sus cercanos, cambiando el nombre de soborno por aportaciones, con eso quedo el asunto resuelto, y de una conducta delictiva se transforma por milagro de los héroes del pasado y las santas manos del ejecutivo en un acto de nacionalismo puro operado desde el Sanborns.

La confesión a nivel nacional de un delito es inaudita, afirmando que el dinero era destinado para sustentar al partido hoy en el poder, pero va mas allá, y justifica que en ese año no se ganó nada, entonces pues ese dinero no tuvo injerencia en la elección, como si esto fuera una justificación valida.

La retórica usada por el presidente es impecable, destinada a un blanco específico, le sigue hablando exclusivamente a su electorado, les dice lo que quieren escuchar, aun sean las más absurdas de las justificaciones, él las canta de la forma más agradable para su gente, el pueblo bueno le dicen.

Ya arrancó la cruenta guerra de videos, ¿quién tendrá más grabaciones?, eso solo el tiempo lo dirá. Solo podemos suponer que el gobierno federal si tuviera en su poder más videos, ya los hubiera sacado a la luz, en plena mañanera, inmediatamente después filtrado el video incriminatorio de su hermano, en aras de absolver, y bajo la premisa de; robar poquito es mejor, ¿hasta donde los heridos por la aparente caída del pacto político entre la actual administración y la pasada frenaran sus ganas de venganza?, y lo más importante ¿cuantos videos tendrán en sus manos?, no sería sorpresa que aun existieran muchos otros de cercanos al presidente, la 4t atacara desde el púlpito presidencial nuevamente o ya entendieron el mensaje.

Muchos afirman que esta violación al pacto hoy confirma la unión absoluta de la oposición y descarta de facto al PRIMOR, vienen cosas impensables, lo único que fue claro, quieran verlo o no, es que hoy la 4t paso de tener su falsa mascara de Robespierre, tiranos pero incorruptibles, a dejar bajo la más clara luz la cara de la peor pesadilla del presidente.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Opinión

AMLO, ¡aguas con Chihuahua! Por Caleb Ordóñez T.

Caleb Ordóñez T.

El ambiente político se va calentando cada día, rumbo a la gran elección del 6 de junio del 2021. Allá en el norte, en el estado más grande de la República, las cosas suelen estar siempre calientes. Ya sea por la inseguridad, los enfrentamientos partidistas o las altas temperaturas causadas por la escases de lluvias.

Como toda tierra árida y brava, la gente de Chihuahua ha tenido que aprender a sobrevivir a través del trabajo duro y a soportar las inclemencias. Ya sea que vivan en el desierto, en la montaña o las ciudades que tienen una alerta enorme de inseguridad a causa de la cercanía que se tiene con el país que consume más drogas: Estados Unidos.

En esa tierra norteña, se han realizado decenas de enfrentamientos que tienen mucho que ver con el establecimiento de la patria. Desde la ejecución de Miguel Hidalgo en la capital del estado, Chihuahua comenzó a ser parte muy importante para el país. Incluso, hay dos eventos que no pueden pasar inadvertidos.

PARA SEGUIR LEYENDO HAZ CLICK AQUÍ 

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Especiales

Kuira-Bá, ¿y mis derechos humanos? Por Itali Heide

Itali Heide

Indignados estamos ante el racismo sistémico en Estados Unidos. Muchos conocemos a quienes han cruzado la frontera para darles a sus familias una mejor vida. Percibimos las políticas que discriminan, las dificultades que enfrentan, el miedo que sienten los mexicanos, los afroamericanos y otras minorías al otro lado del Río Bravo.

En México no somos racistas, somos clasistas, decimos con orgullo (como si discriminar al 60% de la población mexicana que vive en situaciones de pobreza no es para tanto). Desafortunadamente, en México es clasista y también es racista. Ignorarlo no lo desaparece del país, incluso se relacionan intrínsecamente: suponemos el nivel socioeconómico de las personas por su aspecto físico. Tal es el caso con la comunidad rarámuri y otras etnias en el país.

Gloria vende las artesanías que fabrica su abuelita, a orillas del Lago Arareko en Creel. (Foto: Itali Heide)

Como cada año, cientos de personas de la comunidad rarámuri viajan a diversos municipios en Chihuahua a trabajar en las huertas de temporada. Detrás de la distribución de manzana chihuahuense por el país y el mundo, está el trabajo arduo de quienes hemos pisado para lucrar. El resto del año, muchos buscan ganarse su día del turismo que se ha generado en sus pueblos, gracias a la apropiación de su cultura y sus tradiciones.