Conecta con nosotros

Resto del mundo

Padre trata de evitar que su mujer castre y transicione a su hijo de nueve años

Published

on

Un padre de Texas denuncia que su exmujer quiere salir del estado para realizar a uno de sus dos hijos una castración química. La madre, que asegura que el menor de nueve años quiere ser identificado como mujer, puede salir del estado en cualquier momento y viajar a California, donde son legales las cirugías de cambio de género.

La Corte Suprema de Texas emitió un fallo antes de fin de año contra un padre de familia, Jeff Younger, veterano y dueño de una pequeña empresa de Estados Unidos (EE. UU.). En los últimos años, el norteño ha ganado fama por la batalla judicial que inició contra su exmujer para evitar que se lleve a sus hijos fuera del estado.

Hace una semana el litigio tuvo un contratiempo. La Corte Suprema texana falló en contra de Younger y permitió que su exesposa, que no es la madre biológica de los niños, viajase con ellos a California.

En Texas las cirugías de cambio de sexo son ilegales. Por ello, en el momento que la mujer entre con los niños en el estado occidental de EE. UU. –California–, podrá de forma legal someter a su hijo James, de nueve años, a bloqueadores de pubertad y castración química.

El veterano explicó en Twitter que los jueces le habían eliminado sus derechos como padre y le habían dado la custodia a la madre, Anne Georgulas, que insiste a llamar a James «Luna». Además, lo viste como si fuese una niña y le alienta con el cambio de sexo desde los seis años. «La Corte Suprema de Texas negó mi Mandamus, terminando efectivamente mis derechos de paternidad. Mis hijos ahora están sujetos a ser castrados químicamente en California. Texas es un imperio de abuso infantil, dirigido por jueces de Texas», publicó.

Contraria a sus declaraciones, la madre asegura que el menor quiere vestirse así y le gusta que le identifiquen como una chica. El padre asegura que cuando la madre le pone vestidos al legar a casa, el menor le pide que le quite la vestimenta y «le ponga ropa de chico».

En una grabación, le preguntan a James si es un niño, a lo que él responde: «No, soy una niña». El niño de primaria dice que su madre le explicó que era una niña y le puso vestidos. «Se me heló la sangre cuando me di cuenta de lo que había planeado para el niño», dijo Younger al periodista Tucker Carlson.

España sigue los pasos de California

La ley de Texas, tal y como está redactada, solo impide que una madre salga del país con sus hijos cuando no existe consentimiento del padre si se demuestra que se va a «corromper o abusar» de los niños.

En este caso, Younger argumentó que su exesposa iba a utilizar la reformada ley SB 107 de California que, al igual que pasa en España por la reciente aprobación de la ley trans, garantiza el cambio de sexo de menores sin consentimiento de los padres.

Esto podría ser un resumen de nuestro marco nacional en unos años. El pasado 22 de diciembre el Congreso de los Diputados aprobó en España la ley trans. Esta norma, que se enfrentó a un camino lleno de contradicciones, se llevó a cabo y permite, entre otras cosas, el abastecimiento de tratamientos hormonales.

El apartado más conflictivo y comentado de esta ley es el de la autodeterminación de género, el mismo que tiene California y permitirá cambiar por voluntad de la madre el sexo del niño de nueve años sin consentimiento paterno.

La historia clínica del pediatra de Jamesse presentó a la justicia mediante petición del padre. Allí se revelaron conversaciones donde la madre le exigía a la pediatra, Jennifer Pepe, de manera insistente que le mandase bloqueadores hormonales.

Ante esta situación, el Colegio de Pediatras de Estados Unidos ha comunicado que las consecuencias de estos medicamentos son perjudiciales para la salud. Además, los tratamientos de cambio de sexo en un niño de temprana edad, como es el caso de James, pueden terminar en enfermedades crónicas de por vida, problemas cardiacos, infertilidad o la muerte.

México

Néstor Pérez ‘El Nini’ será extraditado de México a EU

Published

on

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, agradeció al gobierno mexicano la decisión de extraditar a su país al considerado como uno de los principales brazos del “Cartel de Sinaloa”.

Nueva York, EU,.- El Departamento de Justicia de EE.UU. informó este sábado que Néstor Isidro Pérez Salas, también conocido como ‘El Nini’ y «uno de los principales sicarios del Cartel de Sinaloa», fue entregado a las autoridades estadounidenses para su extradición.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo en un comunicado que «este es un buen día para la justicia». El mandatario estadounidense agradeció al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, su decisión de extraditar a Pérez Salas.

«Nuestros gobiernos seguirán trabajando juntos para atacar la epidemia de fentanilo y drogas sintéticas que está matando a tantas personas en nuestros países y en todo el mundo», agregó el presidente demócrata.

Por su parte, el fiscal general de EE.UU., Merrick B. Garland, dijo en un comunicado que ‘El Nini’ era uno de los principales sicarios del Cartel de Sinaloa y responsable del asesinato, tortura y secuestro de rivales y testigos que amenazaban la empresa criminal de tráfico de drogas (…). También, participaba en la producción y venta de fentanilo, incluso en Estados Unidos».

El miembro del Cartel de Sinaloa será enviado al estado de Nueva York para enfrentar cargos de crimen organizado, tráfico de fentanilo, posesión de armas de fuego y lavado de dinero.

‘El Nini’ también cuenta con una acusación en un tribunal del Distrito de Columbia (EE.UU.) por presunta implicación en la producción y distribución de cocaína, metanfetamina, posesión de armas de fuego y obstrucción de la Justicia.

Se trata de uno de los criminales más buscados por Estados Unidos, que antes de su detención ofrecía una recompensa de 3 millones de dólares por su captura.

Hasta ahora estaba detenido provisionalmente en el Penal del Altiplano, prisión de máxima seguridad en el Estado de México, a donde llegó tras su captura el pasado mes de noviembre en Culiacán, estado de Sinaloa, en un operativo de las Fuerzas Armadas.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto