Conecta con nosotros

Revista

Paulina Rubio se divorcia

Published

on

El empresario español Nicolás Vallejo-Nágera, Colate, anunció su separación de la cantante Paulina Rubio, porque no puede vivir en un lugar donde hay muchos rencores y más momentos de peleas, casi siempre absurdas.

El anuncio fue dado a la revistas Hola! y en ella precisa que “ningún padre quiere un hogar así para su hijo”.

“Fue una decisión de los dos, aunque es posible que yo haya sido más firme a la hora de llevarla a cabo”.

“Colate” agregó que se decidió a hablar “porque se están diciendo muchas cosas malas sobre mí” y “llevo mucho tiempo callado, en un discreto segundo plano, por respeto a mi mujer y su carrera”.

“Hablo porque lo necesito y porque quiero aclarar una situación que, desgraciadamente, se ha vuelto demasiado pública y sobre la cual no paro de escuchar falsedades, que hacen mucho daño”.

El empresario, casado con Rubio desde 2007, puntualizó que el fin de la relación se da después de “un cúmulo de circunstancias que van afectando el día a día y que, de no darle una solución en su momento, se van acumulando hasta llegar a un punto sin retorno”.

Aseguró que “hace mucho que me dí cuenta de que eso no podía funcionar, pero soy muy luchador y he tratado por todos los medios de darle la vuelta”.

“He hecho todo y más para reconducir la situación. Y cuando digo todo, es todo. He sacrificado lo que tenía en mi vida por esta relación. Por eso, aunque me encuentre mal, estoy tranquilo de saber que no he podido hacer más”, sostuvo.

Al casarse con Paulina Rubio tuvo que elegir entre lo personal y lo profesional, lo que le ocasionó muchos problemas que están saliendo muy caros.

Aclaró que Rubio, con la que está separado desde noviembre, “siempre será la madre de nuestro hijo, además de seguir siendo la mujer de mi vida”.

“No ha habido terceras personas en nuestro matrimonio, ni durante ni después. Los motivos son muchos y no específicos. La convivencia cuando es tan intensa, te va desgastando y si no arreglas los problemas de raíz, al final acaban con todo”, describió.

Reconoció que no pudo comentar a Paulina que haría estas declaraciones, porque “nuestra comunicación en estos momentos es, por desgracia mínima y exclusivamente sobre nuestro hijo”.

Explicó que a ella no le gusta hablar de sus problemas personales, “pero yo prefiero aclarar algo si con ello me puedo evitar sufrimiento y tener paz y tranquilidad”.

Reveló que hasta el momento, ninguno de los dos ha iniciado un trámite legal y en caso de hacerlo “espero que sea todo de la mejor manera posible, y por mi parte, voy a hacer todo lo que esté en mi mano para que así sea”.

Vallejo-Nágera, quien vive en Miami, expresó que pese a que en España tiene a su familia, lo que queda de sus negocios y a sus amigos, “aquí está mi hijo, que es lo mejor y más importante que tengo”.

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Revista

SocialMediaCUU explica porqué las redes sociales son trascendentales en las elecciones

Published

on

By

Los datos que proporciona el INE respecto de la lista nominal, es decir, la lista de personas que ya tienen credencial para votar, muestra un porcentaje muy amplio de gente joven que votará por primera vez. Entre sus principales características está el hecho de que utilizan principalmente medios digitales para informarse y, por su número, representan un valioso mercado para todos los partidos políticos.


 

En la lista nominal se cuentan poco más de 98 millones de personas, al corte de febrero de 2024. Así, en el país existen poco más de 15 millones de personas inscritas entre los 18 y 24 años; es decir, primovotantes, lo que representa el 15% del total.

Si sumamos a la población millennial y centennial, es decir, todas las personas de 18 a 39 años inscritas, tenemos a casi 47 millones, que representan al 48%, es decir, prácticamente la mitad del universo de votantes.

Las cifras son claras: 15 millones de personas que no han participado jamás en un proceso electoral presidencial (y posiblemente en ningún otro) y que, estadística e históricamente, no tienen una preferencia política definida, pueden inclinar la balanza a favor de cualquier candidata o candidato; y casi la mitad de la lista nominal utiliza Internet y medios digitales para enterarse de las propuestas de las y los actores políticos.

De acuerdo con los últimos datos disponibles de la Encuesta Nacional Sobre Disponibilidad Y Uso De Tecnologías De La Información En Los Hogares (ENDUTIH), en el país existen 93 millones de internautas, siendo la franja de edad de los 18 a los 34 años, la que más se conecta a la red. Por otro lado, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) muestra que las audiencias de radio han bajado a un 8.9% del universo de personas que pueden recibir una señal y las de televisión, a 14.1%. Para radio, las audiencias principales se encuentran en el rango de edad de 35 a 44 años, y las de TV se sitúan en 45 años o más.

Y es en este sentido en donde se plantea la problemática de las leyes electorales, ya que se tienen medios tradicionales como la televisión, la prensa impresa y la radio sobrerregulados, que incluso llevaron al INE a convertirse en una especie de central de medios gracias a la excesiva espotización; no obstante, los medios digitales, los más consultados por un enorme segmento de la población, no fueron tomados en cuenta en las normativas actuales.

Las plataformas digitales se convierten en una especie de tierra sin ley que permite a partidos y actores políticos realizar prácticas no éticas sin temor a sanción alguna ya que no solo no se contemplan acciones de comunicación política digital o fiscalización adecuada, además las normativas vigentes solo son aplicables a autoridades, actores y partidos políticos, no obstante, cualquier persona puede hacer una campaña electoral utilizando redes sociales y plataformas digitales.

De ahí la necesidad de crear marcos legales que permitan que las y los ciudadanos puedan elegir de manera libre, autónoma y sin cohesión a sus gobernantes, ya que tal y como se encuentra el panorama normativo electoral, la posibilidad de crear estrategias al marco de la ley para favorecer o entorpecer las campañas es muy alta, frente a un riesgo prácticamente nulo.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto