Conecta con nosotros

Chihuahua

Pero, ¿Quién es ‘el Wicked’?

Una familia desintegrada, una madre empleada en bares y cantinas en El Paso, Texas, una adolescencia ligada a las pandillas y a las drogas es la historia personal de José Enrique Jiménez Zavala, El Wicked, presunto asesino confeso de la activista Marisela Escobedo.

Con cierto aire de orgullo, el hombre de 29 años, nacido el 29 de diciembre de 1982 en Ciudad Juárez, Chihuahua, relató al agente del Ministerio Público que lo interrogó cómo fue su infancia y adolescencia.

Jiménez Zavala luce tres tatuajes que de alguna manera definen su personalidad. Uno tiene una inscripción en lengua vietnamita que, traducida al español, dice: “No confíes en ninguna puta”.

También luce las siglas EPT que hacen referencia a El Paso y la silueta del subcomandante Marcos.

Su sobrenombre, El Wicked, según dijo en su declaración ministerial, significa “raro, extraño, diferente”.

De acuerdo con su relato, a los ocho años se fue a vivir a El Paso con su madre y hermanos. A su padre Mario, quien es chef en Juárez, dijo, lo dejó de ver cuando tenía 10 años.

“Mi madre se dedica al comercio en su domicilio. Mi infancia fue en El Paso, Texas, vivíamos en la calle Alameda y Copia con mi madre y mis hermanos, la casa era de renta; mi mamá para pagar los gastos trabajaba en bares y cantinas”, contó.

El presunto asesino de Marisela Escobedo relató también que la primaria y la secundaria las cursó en escuelas de Estados Unidos y que sólo llegó hasta la preparatoria.

Aunque confesó que no fue un buen estudiante, admitió que su gusto por las pandillas lo alejó de la escuela desde los 12 años.

“Mi escuela la cursé en la ‘Bell’, para terminar en Bassett donde realicé mis estudios de secundaria, para sólo cursar dos años de preparatoria en la Austin; mis hermanos de igual manera también estudiaron en las escuelas de El Paso, Texas.

“En secundaria comenzó a llamarme la atención lo de las pandillas y por querer llamar la atención en la calle, me integré a la pandilla ‘DMS’ que integraban como 30 personas; continué con mis estudios pero comenzaron mis problemas en riñas, comencé a beber alcohol y fumar mariguana”.

En la secundaria El Wicked practicaba futbol americano, pero sus problemas empezaban cuando tenía tiempo libre, durante las vacaciones.

“Mientras era temporada deportiva todo estaba bien, pero en las vacaciones por el tiempo libre comenzaba a meterme en problemas” recordó.

Cuando cursaba el tercer grado de secundaria y al regreso de un periodo vacacional, participó en una riña con un pandilla llamada Little locos. Ese incidente fue suficiente para que lo expulsaran del colegio.

Con el tiempo libre empezó a drogarse con cocaína. “Comencé a robar los estéreos de los carros, como diversión y por andar drogado”, refirió.

Luego vinieron los líos con la justicia. Estuvo en prisión tres meses por robar estéreos. La segunda detención fue por quemar el auto de un integrante de la pandilla contraria. En esa ocasión, lo colocaron en el programa “Challenge Bootcamp”.

A pesar de los malos momentos, El Wicked no se detuvo.

“Al momento de salir del área de la detención, fui y agredí a la persona que atestiguó en contra mía”, relató. Ese hecho fue suficiente para que fuera recluido en la Comisión de Texas para Menores, donde estuvo por más de un año.

A los 16 años salió de la Comisión para Menores, pero sólo para seguir con su carrera delictiva. Se volvió líder de pandilla, peleaba con bandos contrarios que vendían mariguana, se las robaba y la vendía por su cuenta.

A esa edad tuvo sus primeras armas, pistolas calibre 22, 25 y 380 así como una escopeta. “Las usábamos para tumbar a la gente” confesó.

El tatuaje con la leyenda “No confíes en ninguna puta” se lo hizo a los 17 años, a la misma edad que tuvo su primera experiencia con la heroína. Su hermano, apodado El Pingüino, lo indujo al nuevo vicio.

También pasó del robo a personas, al asalto de negocios. “Recuerdo que el primer negocio que robé fue un pequeño expendio con pistola calibre 22”.

A los 18 años fue detenido por robar un supermercado. Ese fue su boleto a la cárcel del condado, Robertson Unit en Abeline, Texas. Lo sentenciaron a cinco años de prisión y fue en ese lugar donde se integró a la banda Los Aztecas, el brazo armado del cártel de Juárez.

“La primera vez que tuve contacto con Los Aztecas, para ‘enrranflarme’ tuve que hacer varios actos a prueba, que eran golpear a diversa gente”, relata el presunto asesino en su declaración ministerial.

Escribe tu comentario

Comentarios

Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Chihuahua

Otra tragedia para los LeBaron, choque deja 5 muertos

Este día se suscitó un choque trágico en la carretera cerca del municipio de Buenaventura, Chihuahua entre un auto de originarios de Oaxaca y un auto de personas pertenecientes a la comunidad de LeBarón.

Son cinco muerto, entre ellos un niño de 3 años.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Chihuahua

Ya son más de 1,000 soldados enviados a Urique, Chihuahua

La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) informó que más de mil elementos pertenecientes a las Unidades de Fuerzas Especiales del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos arribaron a la localidad de Cerocahui, municipio de Urique, Chihuahua, en donde dos sacerdotes fueron asesinados recientemente.

El objetivo del operativo, detalló la Sedena, es inhibir las actividades de ladelincuencia organizada y atender la problemática de seguridad en ese municipio.

“La misión principal de estas unidades es integrarse a la Fuerza de Tarea Regional para realizar la planeación y trabajos de inteligencia que fortalezcan el Estado de derecho en la entidad y llevar a cabo reconocimientos terrestres y disuasivos a inmediaciones de Cerocahui, Bahuichivo, Mesa de Arturo, Ciénega de los Trejos y Piedras Verdes, así como en la zona serrana del estado de Chihuahua”.

Sedena en comunicadonone

Las fuerzas armadas colaborarán con autoridades locales en la detención de integrantes de la delincuenciaorganizada.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Chihuahua

Sacerdotes jesuitas serán sepultados en la misma iglesia donde los asesinaron

La comunidad del municipio de Creel, Chihuahua, despidió este domingo a los sacerdotes jesuitas Javier Campos  y Joaquín Mora.
 
Desde la tarde del sábado los restos de los sacerdotes asesinados en la región de Cerocahui, Urique el pasado lunes 20 de junio, llegaron a la poblado de Creel, donde fueron recibidos con globos blancos y una misa en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes de dicho municipio reconocido por albergar a la comunidad Tarahumara. 
 
Hasta el lugar acudieron cientos de personas que recordaron a los sacerdotes, quienes a pesar de radicar en la región de Cerocahui, bajaban hasta este municipio a realizar labores sociales y religiosas dentro de las misiones que tiene la comunidad jesuita en Chihuahua.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Chihuahua

Fuerte operativo para encontrar a El Chueco; podría esconderse en cuevas de la sierra

Elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Chihuahua detuvieron a César Iván “N”, identificado como primo de José Noriel Portillo Gil, alias El Chueco, quien está acusado de ser el asesino de los dos sacerdotes jesuitas y un guía de turistas, hecho ocurrido el pasado lunes en la comunidad de Cerocahui, ubicada en el municipio de Urique,Chihuahua.

La policía del estado detalló que en un operativo realizado en coordinación con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Guardia Nacional (GN), capturaron a dos sujetos que viajaban en un vehículo en posesión de dos armas largas, un arma corta y drogas, algunas con las características de la cocaína y de la marihuana.

Los detenidos fueron identificados como César Iván “N” y Humberto “N”, y fueron arrestados cuando atravesaban un camino de terracería e intentaron escapar al momento de notar la presencia de los uniformados.

Mientras que soldados y policías buscan a “El Chueco” por carreteras, brechas y pueblos, éste se oculta en zonas intrincadas de la sierra y duerme en cuevas, según versiones de habitantes de la región.

Este mismo jueves, la Compañía de Jesús confirmó que dos de los cuerpos hallados por personal de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua la tarde del miércoles, corresponden a los de los sacerdotes jesuitas asesinados el pasado lunes 20 de junio en Cerocahui.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Más visto