Conecta con nosotros

Salud y Bienestar

¿Podría servir la Vitamina D contra el coronavirus?; López-Gatell respondió

El Subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, respondió que la vitamina D no tiene efectos para prevenir o contrarrestar el coronavirus (COVID-19), esto luego de que algunos estudios españoles dijeran que la sustancia podría tener efectos positivos contra la enfermedad.

De acuerdo al funcionario, aún no hay fundamentos que avalen el uso de la vitamina D, también conocida como calciferol, como un tratamiento útil contra el virus SARS-CoV-2.

“La vitamina D tiene múltiples funciones, las más amplia en términos metabólicos es participar en el metabolismo de los huesos, en la incorporación de calcio en los huesos (…) Permite el metabolismo del calcio en el organismo, su absorción (…)”, señaló desde Palacio Nacional.

“Se ha pensado que la inmunidad necesaria para resistir o modular la afección que puede ocurrir por el virus SARS-CoV-2, causante de COVID-19, pudiera ser beneficiada por la vitamina D; sin embargo, hasta el momento, consideramos que no existe suficiente evidencia que sea consistente

Tras ello, el especialista en epidemiología reprochó que haya quienes dan falsas esperanzas a la población sobre productos que pueden ayudar contra el coronavirus.

“Es frecuente que aparezcan noticias, nacionales o internacionales, que de repente posicionan en la conciencia del público la esperanza de que hay una medicina o un producto que puede ayudar a prevenir. Las noticias son más rápidas que la investigación científica, cuando se leen en un periódico nacional o internacional, hay personas que asumen que eso es evidencia científica”, apuntó.

Dicho estudio de origen español fue retomado el pasado 27 de octubre por varios medios de circulación nacional. En él, algunos especialistas apuntaron que la falta de vitamina D podría ser un factor en común entre las personas con un cuadro más grave de coronavirus que requieren hospitalización.

Dicha investigación salió publicada en el Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism de la Endocrine Society, apuntando que el 80% de los pacientes con COVID-19 en un hospital de España tenía poco calciferol en el cuerpo.

Para llegar a esa conclusión, los especialistas compararon los niveles de vitamina D en 216 pacientes con coronavirus del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla con los de 197 personas sanas con características de edad y sexo similares.

Encontraron que el 82,2% de los pacientes con COVID-19 tenían deficiencia de vitamina D, en comparación con el 47,2% de las personas que tomaban suplementos de la sustancia. Además, los niveles de vitamina D de los pacientes masculinos con COVID-19 eran más bajos que los de las mujeres.

También, analizaron la gravedad del padecimiento con los niveles de la vitamina D, en los pacientes contagiados.

De tal modo, sus hallazgos sugirieron que identificar y tratar a enfermos de coronavirus con falta de calciferol, principalmente a los que se encuentran dentro de la población vulnerable, podría ayudar a mejorar sus síntomas.

En la investigación sugirieron que el tratamiento con vitamina D debía recomendarse en pacientes con coronavirus, principalmente en aquellos con niveles bajos de calciferol en la sangre, ya que esto podría tener efectos positivos en el musculoesquelético como en el inmunológico.

Pese a los posibles efectos que pudiera tener la vitamina D en los pacientes con coronavirus, lo cierto es que es importante que toda la población la tenga en su cuerpo para mantener salud en general. Esta puede adquirirse a través de la luz solar, suplementos alimenticios, o en comida como el pescado graso. Las deficiencias de la vitamina D están asociadas a enfermedades cardíacas, diabetes, trastornos del sistema inmunológico, ciertos tipos de cánceres y problemas óseos como la osteoporosis.

Fuente: Infobae

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad Caleb Ordoñez 

Salud y Bienestar

Esta es la hora del día en la que más se queman calorías, según un estudio

¿Quieres bajar de peso? Entonces debes saber que para hacerlo es necesario todo un plan que contemple buena alimentación y actividad física. Sin embargo, surgen muchas dudas a la hora de hacerlo, entre ellas, cuál es el mejor ejercicio para lograrlo; la ciencia ya respondió esta interrogante y además, dio un plus: la hora del día en la que más se queman calorías y en la que seguro reducirás las tallas que tanto deseas. ¿Imaginas qué hora es? Y sí, no es la que esperas.

El secreto mejor guardado para bajar de peso está en la hora del día en que realices ejercicio, porque, de acuerdo con expertos, ésta influye en la quema de calorías, por lo que tendrás mejores resultados. Olvídate de hacer dietas extremas y de consumir productos que prometen adelgazar, mejor pon atención en el momento del día en que entrenas, porque éste es la clave del éxito para reducir tallas.

¿En qué hora del día se queman más calorías cuando haces ejercicio?
De acuerdo con investigadores de la revista inglesa Current Biology el metabolismo quema 10% más de calorías entre las 5 de la tarde y las 7 de la noche. El estudio para determinar este horario contempló el análisis de un grupo de personas reunida en un laboratorio durante un mes.

En este laboratorio no había ventanas ni relojes, con la finalidad de que los participantes no midieran el tiempo y sencillamente comieran y durmieran a la hora que su organismo se los pedía. Una vez que concluyó la prueba, su tasa metabólica era más alta a principios de la noche, en la que se quemaban aproximadamente 130 calorías más, incluso en estado de reposo.

La investigación, que fue desarrollada por expertos del ritmo circadiano, revelo así que los participantes quemaron más calorías al final de la tarde y en las primeras horas de la noche. Con esta información ahora puedes planear tus rutinas de ejercicio a estas horas de día o bien, permitirte alguno de tus guilty pleasures con toda la confianza, sin temor a que tu peso aumente.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Salud y Bienestar

Que los miomas no se conviertan en infertilidad

México.- Se estima que el 60% de las mujeres llegan a tener miomatosis a lo largo de la vida, con una mayor incidencia en la quinta década, incluso en el 70% de la población femenina. Algunos de sus síntomas son: sangrado uterino, dolor pélvico y dificultades para la concepción. Además, sus principales factores de riesgo son los antecedentes familiares, donde se incrementa 2.5 veces cuando se tiene un familiar con este trastorno y 5.7 veces cuando un familiar los tuvo antes de los 45 años, menciona el Dr. Jorge Carrasco Rendón, ginecólogo y obstetra del Centro Médico ABC.

Los fibromas uterinos, también conocidos como miomas, son los tumores uterinos benignos más comunes. Aparecen en el 60% de las mujeres antes de los 40 años y en el 80% de las mujeres antes de los 50 años; pueden ocasionar infertilidad en 2-3%. La posibilidad de que sean malignos es del 1 al 2%.[2]

“Las niñas desde que son bebés pueden tener miomas microscópicos. Hay que recordar que los miomas responden a los estímulos hormonales que produce el ovario, principalmente de estrógenos que comienzan a crecer cuando la mujer inicia su periodo menstrual”, señala.

De acuerdo con el experto, algunos de los principales problemas que causan los miomas son:

-Hemorragia durante el periodo menstrual. Suele ser más abundante de lo normal y prolongarse todo el mes.
-Problemas de fertilidad. Los miomas, al deformar el útero, ocupan el espacio donde se gestaría el bebé, es decir, en la capa llamada endometrio. Al crecer dentro de esta impiden el embarazo.
-Compresión a órganos adyacentes. El útero se encuentra entre la vejiga y el recto por lo que puede haber micciones frecuentes y trastornos intestinales.
-Molestia en la actividad sexual, infección en las vías urinarias recurrentes u orinar frecuentemente.
-Dolor durante la menstruación, que conforme van avanzando los años, se intensifica.

Ahora bien, los miomas tienen diferentes tamaños, pueden ser microscópicos o de gran tamaño llegando a pesar hasta 5 kilos. Por lo que los síntomas no estarán relacionados al tamaño sino a su localización.

“Pueden estar localizados en el endometrio y causar hemorragias, llamados miomas submucosos o en la capa intermedia o muscular del útero, llamados miomas intramurales, hay otros que se llaman miomas subserosos que se encuentran en la capa más externa muscular. Todos pueden crecer y comprimir los órganos adyacentes”, manifiesta el Dr. Carrasco.

Para identificar los miomas, el especialista refiere que se debe poner atención cuando la mujer no puede embarazarse, por dolor en el periodo y menstruaciones abundantes. Señala que la mayoría de las pacientes comienzan con síntomas entre los 40 y 50 años, sin embargo, en las pacientes más jóvenes el diagnóstico generalmente se da por la sospecha de infertilidad.

En cuanto al tratamiento, el especialista subraya que no todas las pacientes van a requerirlo. Hay medicamentos que se utilizan para reducir el tamaño, pero no existe un medicamento que los quite totalmente. “Depende de las necesidades de cada paciente, si una mujer desea embarazarse, la opción es quitarle los miomas o, si persiste con dolor o sangrado menstrual en mujeres que se encuentran en la menopausia, se propone retirar el útero”.

Explica que para tratar los miomas es importante conocer la localización de estos e individualizar a cada paciente. En el caso de una mujer joven que tiene problemas de fertilidad y tiene miomas que están ocupando la cavidad del endometrio, se puede hacer un examen para introducir una cámara dentro del útero y rasurar o quemar los miomas para que quede pareja la capa interna y no interfiera en la formación del embrión.

Otra técnica es la cirugía laparoscópica, llamada miomectomía de mínima invasión, no obstante, cuando se trata de un tumor muy grande, la opción será hacer cirugía abierta. En todos los casos, los médicos deben estar entrenados en los diversos tipos de procedimientos que existen para resolver el problema de forma eficaz.

Asegura que en la consulta diaria se encuentra a tres pacientes con miomas, lo cual demuestra que hay una incidencia elevada. Generalmente, la paciente llega porque tiene dolor durante su periodo menstrual, mucho sangrado, no puede tener relaciones sexuales o porque no se puede embarazar.

Advierte que no es normal que haya menstruaciones dolorosas o con coágulos. “La mujer no debe aguantarse, si nota que cambia el ritmo menstrual algo está pasando, si el sangrado de la menstruación es de 4 a 5 días, pero de repente sangra de 10 a 15 días no es normal y debe revisarse”, apunta el Dr. Jorge Carrasco.

Finalmente, invita a las pacientes a que visiten a su ginecólogo, que les hará una exploración física y ultrasonido para detectar los miomas, o bien, una resonancia magnética o tomografía para evaluar el momento adecuado de dar tratamiento o llevar a cabo un proceso quirúrgico.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto