Conecta con nosotros

Slider Principal

Primer ministro libanés llama a elecciones anticipadas, al ser la ‘única forma de salir de la crisis’

Al menos 130 personas resultaron heridas durante las protestas frente al edificio del Parlamento de Líbano este sábado, cuando la Policía usó gases lacrimógenos y balas de goma contra la multitud que se reunió culpando a las autoridades por la trágica explosión en Beirut.

Muchos de los manifestantes inconformes con la situación, usando máscaras faciales, arrojaron objetos contra las fuerzas de seguridad.

En medio de la agitada jornada, el primer ministro libanés, Hassan Diab, anunció que solicitaría elecciones parlamentarias anticipadas para desactivar la escalada de la crisis política tras la catastrófica explosión en el puerto de Beirut.

“No podemos salir de esta crisis sin elecciones parlamentarias anticipadas”, dijo, leyendo un comunicado.

Explicó que permanecería en el gobierno durante dos meses hasta que los principales partidos puedan llegar a un acuerdo y añadió que no tenía la culpa de los profundos problemas económicos y políticos del país.

En imágenes difundidas por medios locales se puede ver a miles de personas congregadas en la Plaza de los Mártires de Beirut pidiendo “venganza” contra la clase gobernante de políticos, a quienes culpan por la explosión.

A pesar de las violentas acciones policiales, la multitud no se dispersó y se mantuvieron en el lugar. Partes de las manifestaciones siguieron siendo pacíficas, mientras que otras partes estuvieron predominantemente llenas de manifestantes enojados que se enfrentaron a las fuerzas de seguridad.

“El pueblo pide la caída del régimen”, fueron algunas de las frases que corearon los asistentes haciendo un llamado a la “revolución”. Algunos carteles llevaban escritas las palabras: “Váyanse, todos son asesinos”.

Fuente: Aristegui Noticias

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Slider Principal

México ante el Covid-19: 455 muertes y 5 mil 167 contagios en 24 horas

La Secretaría de Salud informó este sábado que registró 455 defunciones y 5 mil 167 contagios adicionales desde el reporte del viernes.

En la conferencia de prensa diaria desde Palacio Nacional, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, informó que el número de fallecidos por la pandemia de covid-19 llegó a 73 mil 258 este sábado.

Además, el número de contagios confirmados aumentó a 694 mil 121.

López-Gatell insistió en que existen señales de una reducción en el número de contagios en el país, pues se ha reducido el porcentaje de positividad, es decir, el número de personas que dan positivo a la prueba PCR tras presentar síntomas de covid-19.

El subsecretario dijo que desde la semana 29 se registró el pico de la epidemia, aunque en la semana 32 se redujo la velocidad de disminución en el número de casos estimados.

“Es muy probable que esto tiene relación con los periodos de desconfinamiento. Cuando los desconfinamientos son acelerados, desde luego hay una respuesta en la que los contagios se exacerban nuevamente y se pierde esa reducción de la epidemia”.

Afortunadamente, agregó, la mortalidad ha continuado en descenso y para la semana 35 y 36 fue de 31 por ciento.

Por otra parte, informó que el 31% de las camas para atender a pacientes no graves de covid-19 están ocupadas a nivel nacional.

Nayarit, Colima y Nuevo León presentan una ocupación de 55, 51 y 50 por ciento, respectivamente.

En cuanto a las camas para atender a pacientes graves por covid-19, la ocupación a nivel nacional es de 25 por ciento. La Ciudad de México, Aguascalientes y Nuevo León son las tres entidades con mayor ocupación, con 42, 41 y 35%, respectivamente.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Policiaca

El desgarrador momento en el que madre encuentra a su hijo en fosa clandestina

En redes sociales circula el video del desgarrador momento en el que Enedina, integrante del colectivo “Buscadoras de la Paz”, encuentra a su hijo Víctor en una fosa clandestina, a seis meses de su desaparición, en Hermosillo, Sonora.

Víctor, de 24 años, desapareció en abril pasado, por lo que su madre presentó una denuncia ante las autoridades correspondientes.

Sin embargo, tiempo después, Enedina inició su propia investigación para dar con el paradero de su hijo, luego de que cerraron la carpeta de investigación del caso de Víctor, debido a que se había “extraviado”.

Junto con el colectivo “Buscadoras de la Paz”, el pasado 14 de septiembre, encontró el cuerpo de Víctor en una fosa clandestina, que estaba en una casa abandonada, en la colonia San Bosco, en la Ciudad de Hermosillo. Dieron con el lugar gracias a su investigación y a una llamada anónima que confirmó las sospechas.

En la grabación se observa a Enedina en medio del llanto hincada a un costado de los restos de su hijo.

En un segundo video, publicado por dicho colectivo, una mujer recorre el lugar lleno de basura, donde fueron hallados los restos de Víctor.

“Encontramos a un muchacho que estaba buscándolo su mamá desde hace seis meses […] pueden ver su tenis y sus piernas. Creemos que está de cabeza en este hoyo. Así dejan a nuestros hijos, nadie los busca si no salimos nosotras”, señala la mujer con la voz entre cortada.

Por su parte Cecilia Delgado pide a la ciudadanía su apoyo para que aporten información de manera anónima, sobre la ubicación de posibles fosas clandestinas.

<iframe src="https://www.facebook.com/plugins/video.php?href=https%3A%2F%2Fwww.facebook.com%2F104017507980753%2Fvideos%2F2762873440628127%2F&show_text=0&width=560" width="560" height="315" style="border:none;overflow:hidden" scrolling="no" frameborder="0" allowTransparency="true" allowFullScreen="true"></iframe>

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

México

El día que el Chapo intentó su libertad por 50 millones de dólares

Era el 8 de enero de 2016 y un oficial de la ahora extinta Policía Federal (PF) realizó en Los Mochis, Sinaloa, una detención fortuita que llevaría al llamado juicio del siglo: arrestó a Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, quien se había protagonizado una espectacular fuga de la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, y asu jefe de sicarios Orso Iván Gastélum, El Cholo.

El día que El Chapo Guzmán fue detenido por tercera ocasión, el agente de la División de Seguridad Regional, al que por razones de seguridad se identifica como Tiburón tenía la asignación de realizar tareas de vigilancia en la carretera Los Mochis-Navojoa cuando recibió la orden de estar la pendiente de un auto Focus rojo que había sido robado y que probablemente se dirigía a ese punto.

Tal como se lo habían advertido, vislumbró el auto y le puso el alto sin saber que a bordo viajaban Guzmán Loera y El Cholo, del cártel de Sinaloa, quienes habían logrado burlar el cerco de la Marina escapándose por una alcantarilla.Iván Gastélum trató de intervenir a favor de su jefe (Foto: AP)Iván Gastélum trató de intervenir a favor de su jefe (Foto: AP)

«Comandante dígame qué quiere, pero ya écheme la mano (…) es más, le dejo 50 millones de dólares para que no vuelva a trabajar nunca en su vida”, le habría dicho El Chapo Guzmán al agente, según el diario Milenio, que tuvo acceso a las declaraciones de Tiburón, que forma parte de un recuento de historias de éxito, heroísmo, tragedia y sobrevivencia acumuladas en el blog de la PF, que desapareció este primer día del año para dar paso a la Guardia Nacional.

Ante la negativa del agente, El Cholo Iván también intentó intervenir a favor del Chapo al decirle al oficial “comandante, traigo al patrón, échenme la mano”.

Sin embargo, Tiburón los esposó y los subió a la patrulla y junto con su compañero los llevó a los dos a un hotel mientras llegaban los refuerzos.Para Guzmán Loera, esa detención marcaría su destino (Foto: REUTERS/Tomas Bravo)Para Guzmán Loera, esa detención marcaría su destino (Foto: REUTERS/Tomas Bravo)

“Ayúdeme y no va a volver a trabajar. Comandante, dígame qué quiere pero ya écheme la mano”, le dijo Guzmán Loera quien le ofreció como regalo, además del dinero, empresas que tenía en Sinaloa.

“Ahorita, espérese. Ahorita vemos qué hacemos”, le habría señalado el oficial, ante lo cual como respuesta recibió un “comandante, no se vale. Tanto huir y tanto dinero para que usted venga y me entregue. No se vale”.

Sin embargo, las súplicas tampoco conmovieron al agente de la PF quien le habría respondido con un tajante “también entiéndame, estoy haciendo mi trabajo. Nadie me dijo que ahí venía usted. Yo soy policía y estoy haciendo mi trabajo. No vaya a creer que alguien me avisó”.

El resto de la historia es de todos conocida, Guzmán Loera y El Cholo Iván fueron entregados a la Marina y enviados a cárceles de máxima seguridad.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto