Conecta con nosotros

México

Señalan a Baños de presidir grupo político en el INE

El reparto de comisiones en el Instituto Nacional Electoral reveló una fractura entre sus integrantes. El consejero Roberto Ruiz Saldaña calificó como cínicos y desvergonzados a sus pares, por incumplir acuerdos del 2014 para la rotación de comisiones.

Al presidente del INE, Lorenzo Córdova, lo acusó de no involucrarse para resolver esa diferencia y acotar al grupo del consejero Marco Antonio Baños, a quien acusó de ejercer funciones “metarreglamentarias y metalegales” en el instituto.

El consejero Roberto Ruiz Saldaña incluso reveló que desde hace algún tiempo, ya no asiste a las reuniones de mesa de consejeros, por no ser tomado en cuenta.

Al pronunciarse sobre un acuerdo para la rotación en comisiones, Ruiz reveló que en el 2014 hubo un acuerdo para que la Comisión de Vinculación con los Organismos Públicos Electorales Locales (OPLE) fuera renovada en sus cuatro integrantes cada año.

Más aun, el consejero acusó a Marco Antonio Baños de presidir “un grupo político de consejeros” que monopolizan las decisiones en las comisiones.

Ante el señalamiento, el consejero Baños respondió que no es el presidente de facto del INE, ni maneja un grupo de consejeros. Afirmó que desde hace 22 años se le acusa de vínculos con el PRI no comprobados.

Por su parte, el presidente del INE, Lorenzo Córdova, afirmó que las decisiones de ese órgano electoral son colegiadas por parte de los 11 consejeros, y negó “marginar” al consejero Ruiz Saldaña, pues aseguró que las puertas del Consejo General están abiertas para todos sus integrantes.

Los representantes de Morena y del PRD dijeron que no es con un árbitro electoral “presionado” por un grupo de consejeros como quieren llegar a la elección del 2018.

La consejera Pamela San Martín admitió que hubo un acuerdo para renovar la comisión de vinculación, que será presidida ahora por el consejero Arturo Sánchez e integrada por Marco Baños, Adriana Favela y Ciro Murayama.

El Economista

México

Trump se burla de Ebrard durante su discurso en Michigan; ‘tiene un IQ de 50’

Sin mencionar al excanciller mexicano, el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos consideró que el enviado de López Obrador como una persona con bajo nivel de inteligencia.

Michigan, EU.- De gira por Michigan, el candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a mostrar un lenguaje duro contra México.

En su primer rally desde el atentado del sábado pasado, Trump recordó que cuando en 2019 se estaba negociando el T-MEC y Estados Unidos le pidió a México frenar el flujo migratorio proveniente de Centroamérica, el presidente López Obrador envió un representante (Marcelo Ebrard), que el republicano calificó como una persona estúpida y con un bajo nivel de IQ.

“Nos dieron todo lo que pedí de México. Esa estúpida persona, con un bajo IQ, garantizo que tiene 50 puntos o menos”, dijo Trump acerca del negociador mexicano.

En ese entonces, el gobierno estadounidense exigía al mexicano colocar 28 mil soldados en la frontera sur de México.

“Hicimos algo muy fuerte con México. Cuando estaba construyendo el muro les dije: necesito 28 mil soldados. Y se rieron de mí. Odio cuando alguien hace eso. Si no hacen eso –les dijo– les pondré una tarifa de 25% a cada auto que envíen a América. Y luego 50%, 70% ¡100! y entonces pararé”.

Trump dijo que el enviado de México (Ebrard), se levantó para llamarle al presidente Andrés Manuel López Obrador. Trump le dio cinco minutos porque de otro modo abandonaría la negociación.

Al regresar el negociador mexicano, le aseguró a Trump que todo estaba arreglado y que México pondría esos 28 mil soldados en la frontera sur para frenar la migración ilegal.

“Fue así como obtuve los números para esa hermosa gráfica”, dijo Trump, en referencia a la estadística que presentó el sábado pasado en Pennsylvania y que prácticamente le salvó la vida, pues al señalarla, movió ligeramente la cabeza, lo suficiente para que la bala disparada por Thomas Matthew Crooks lastimara su oreja derecha pero no atravesara su cráneo.

Respecto a López Obrador, Donald Trump piensa que “es un buen tipo, ya no es presidente (sic), pero es buen tipo”.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto