Conecta con nosotros

Resto del mundo

Sigue búsqueda de 400 náufragos en el río Yangtze

El gobierno chino llamó hoy a los equipos de rescate a no escatimar esfuerzos en las operaciones de rescate y salvamento de las más de 400 personas que viajaban en un crucero de lujo que naufragó en el río Yangtze.

El hundimiento del Estrella de Oriente se perfila como el peor percance de su tipo en China en décadas, señaló un despacho de la agencia Xinhua.

De acuerdo a la reconstrucción de hechos que se ha podido hacer, el hundimientodel buque solo tardó entre uno a dos minutos, dijeron a las autoridades el capitán y el ingeniero de máquinas del crucero.

Hasta las 13:00 horas (5:00 GMT) de este martes han sido recuperadas con vida 18 personas, se han sacado de las aguas del río cinco cuerpos y permanecen desaparecidas 436 personas.

El hundimiento ocurrió hacia las 21:30 (13:30 GMT) de este lunes en la provincia de Hubei cuando el buque fue atrapado por una tormenta, afirmaron el capitán y el jefe de ingenieros de la nave, reportó la televisión china.

En el Estrella de Oriente viajaban 406 pasajeros chinos, cinco empleados de agencias de viajes y 47 tripulantes. La mayoría de los pasajeros tenían entre 50 y 80 años de edad. El hundimiento pudo deberse a vientos huracanados según el capitán y expertos meteorólogos.

En el crucero el pasajero de menor edad tenía tres meses y el mayor 83 años, con la mayoría entre la sexta y la séptima década de vida. De los sobrevivientes uno tiene 37 años de edad, otro 42 y uno más 50.

El crucero, de 76 metros de largo, tenía 20 años de antigüedad y podía transportar hasta 534 personas en total.

El ahora hundido buque a 15 metros de profundidad, era uno de los cinco cruceros de lujo de una empresa turística estatal, la cual hasta la fecha carecía de reportes de siniestro.

En total participan en la búsqueda y rescate 36 embarcaciones oficiales auxiliadas por 117 botes locales, con más de mil 600 policías y mil civiles en las labores de apoyo.

Azteca Noticias

Resto del mundo

Pide Biden a Trump trabajar juntos para aprobar un acuerdo migratorio

Joe Biden insistió en la «necesidad» de que el Congreso apruebe un proyecto de ley, el cual incluye restricciones al derecho al asilo y ayuda para Ucrania e Israel.

Washington.- El mandatario de Estados Unidos, Joe Biden, le pidió este jueves al expresidente y líder republicano Donald Trump que trabaje a su lado para conseguir apoyo suficiente en el Congreso a un acuerdo migratorio que se hundió en el Senado ante el rechazo de los opositores.

Durante una visita a la ciudad fronteriza de Brownsville, al sur de Texas, Biden insistió en la «necesidad» de que el legislativo apruebe un proyecto de ley, pactado por un grupo bipartidista de legisladores, que incluye financiación para las autoridades migratorias, al igual que restricciones al derecho al asilo y ayuda para Ucrania e Israel.

«Esto es lo que le digo al señor Trump: únase a mí o me uno yo a usted para que digamos al Congreso que apruebe el proyecto bipartidista de seguridad fronteriza», señaló el mandatario, tras haberse reunido con miembros de la Patrulla Fronteriza y autoridades migratorias.

El demócrata, quien aspira la candidatura de su partido para las presidenciales de noviembre, aseguró que los funcionarios con los que habló le comunicaron que necesitan más apoyo económico.

«Necesitan desesperadamente más recursos, necesitan más agentes, más oficiales, más jueces, más equipo para asegurar nuestra frontera», destacó Biden.

El polémico acuerdo, que nació tras largas negociaciones en las que participaron funcionarios de la Casa Blanca, fue bloqueado por la bancada republicana del Senado a inicios de febrero.

El proyecto mezclaba la ayuda a Ucrania e Israel, las dos principales prioridades de política exterior del Gobierno de Biden, con la cuestión de la frontera, un asunto espinoso en año electoral.

La inmigración a través de la frontera con México, que ha alcanzado cifra récord en el último año, se ha convertido en un tema central de campaña tanto para Biden como para Trump, quien se posiciona ya como el favorito para la candidatura de su partido.

Las negociaciones en el Senado fueron un reflejo de la dificultad de avanzar en cuestiones que toquen la migración antes de unas elecciones:los republicanos rechazaron el acuerdo a pesar de que incluía las mayores restricciones migratorias en décadas.

Trump se posicionó públicamente en contra de este acuerdo y a su vez, según informaron medios estadounidenses, llamó personalmente a algunos legisladores para presionarlos a votar en contra.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto