Conecta con nosotros

México

Sobornan a Walmart México por 24 millones de dólares, revela NYT

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO, 21 de abril.- Walmart habría ocultado un caso de corrupción vinculado a su filial mexicana, luego de que en 2005 se conociera el posible otorgamiento de sobornos para ayudar a impulsar la expansión de la compañía.

De acuerdo con el periódico The New York Times un abogado de Walmart de México habría alertado en 2005 a altos ejecutivos de la empresa en Estados Unidos acerca de los sobornos que estaría dando la cadena de tiendas a funcionarios de todo el país con la finalidad de obtener permisos para la construcción de sus nuevas unidades.

Desde las oficinas centrales de Walmart ubicadas en Bentonville, Arkansas, comenzaron una investigación interna que encontró que se habrían otorgado sobornos por 24 millones de dólares y que altos ejecutivos de la compañía en México hicieron esfuerzos para ocultar la información de las auditorias realizadas de manera regular por las oficinas centrales.

Una de las fuentes del periódico estadunidense es Sergio Cicero Zapata quien describió cómo organizó el pago de sobornos a funcionarios mexicanos siendo abogado de Walmart de México y antes de que renunciara a la compañía en 2004.

En una investigación interna detonada por las denuncias del propio Cicero Zapata se encontró que la realización de dichos pagos se efectuaba a través de dos abogados que fungían como gestores, Pablo Alegría Con Alonso y José Manuel Aguirre Juárez.

La investigación también mostró que uno de los gestores era socio en un despacho de la esposa del mismo Cicero Zapata.

No obstante, los pagos habrían sido siempre aprobados por altos ejecutivos de la compañía como el director jurídico de Walmart de México y Centroamérica, José Luis Rodríguez Macedo, quien la semana pasada se retiró del cargo.

En ese entonces la directora jurídica de Walmart a nivel internacional, Maritza Munich, lanzó una investigación independiente que encontró que los sobornos de Walmart de México se dispararon a partir de que en 2002 asumiera la dirección de la empresa Eduardo Castro-Wright, quien llegó a ser considerado para asumir la presidencial global de la compañía en 2009.

Castro Wright fue promovido a vicepresidente global y posteriormente ascendió a presidente de Walmart Stores en Estados Unidos.

La investigación se realizó de manera interna con un equipo de abogados de la empresa provenientes de Estados Unidos lo que generó una reacción adversa de Eduardo Solórzano que en ese entonces fungía como presidente ejecutivo y director general para Walmart de México.

Posteriormente se reporta que, el en ese entonces CEO de Walmart, Scott Lee, cambió los protocolos de las investigaciones internas lo que le daba más prerrogativas a los ejecutivos locales para supervisar las investigación.

El cambio en los lineamientos permitió que el control de la investigación pasara a manos del propio José Luis Rodríguez Macedo, director jurídico de Walmart de México, quien cerró la investigación en dos semanas concluyendo que no se dio el otorgamiento de sobornos y determinando que las donaciones que hizo la cadena de tiendas pudieron haber sido un fraude cometido por Sergio Cicero Zapata.

La dinámica y progreso de la investigación fue del conocimiento de Mike Duke, el actual presidente ejecutivo y director de Walmart a nivel global que en ese entonces se desempeñaba como presidente de las operaciones internacionales de la compañía.

Excélsior buscó a la cadena de tiendas en México y refirieron a un comunicado en inglés en el que expresan que: “Ante las acusaciones deThe New York Times, la cadena de autoservicios respondió que de ser ciertas no reflejan la actual cultura  corporativa de Walmart de México y Centroamérica”.

En el documento también se expresa que: “Wal-Mart Stores se defendió diciendo que el año pasado inició una revisión de las prácticas anticorrupción de todos los países en donde tiene operaciones”.

Afirmó que su filial Walmart de México y Centroamérica  está colaborando en la investigación y que la empresa se ha comprometido a cumplir con las leyes de todos los países en donde participa.

La compañía reconoce que desafortunadamente en este momento hay preguntas sin respuesta pero no desean decir más debido a que pondrían en riesgo la integridad de la investigación. 

Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

México

Néstor Pérez ‘El Nini’ será extraditado de México a EU

Published

on

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, agradeció al gobierno mexicano la decisión de extraditar a su país al considerado como uno de los principales brazos del “Cartel de Sinaloa”.

Nueva York, EU,.- El Departamento de Justicia de EE.UU. informó este sábado que Néstor Isidro Pérez Salas, también conocido como ‘El Nini’ y «uno de los principales sicarios del Cartel de Sinaloa», fue entregado a las autoridades estadounidenses para su extradición.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo en un comunicado que «este es un buen día para la justicia». El mandatario estadounidense agradeció al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, su decisión de extraditar a Pérez Salas.

«Nuestros gobiernos seguirán trabajando juntos para atacar la epidemia de fentanilo y drogas sintéticas que está matando a tantas personas en nuestros países y en todo el mundo», agregó el presidente demócrata.

Por su parte, el fiscal general de EE.UU., Merrick B. Garland, dijo en un comunicado que ‘El Nini’ era uno de los principales sicarios del Cartel de Sinaloa y responsable del asesinato, tortura y secuestro de rivales y testigos que amenazaban la empresa criminal de tráfico de drogas (…). También, participaba en la producción y venta de fentanilo, incluso en Estados Unidos».

El miembro del Cartel de Sinaloa será enviado al estado de Nueva York para enfrentar cargos de crimen organizado, tráfico de fentanilo, posesión de armas de fuego y lavado de dinero.

‘El Nini’ también cuenta con una acusación en un tribunal del Distrito de Columbia (EE.UU.) por presunta implicación en la producción y distribución de cocaína, metanfetamina, posesión de armas de fuego y obstrucción de la Justicia.

Se trata de uno de los criminales más buscados por Estados Unidos, que antes de su detención ofrecía una recompensa de 3 millones de dólares por su captura.

Hasta ahora estaba detenido provisionalmente en el Penal del Altiplano, prisión de máxima seguridad en el Estado de México, a donde llegó tras su captura el pasado mes de noviembre en Culiacán, estado de Sinaloa, en un operativo de las Fuerzas Armadas.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto