Conecta con nosotros

México

Sube morosidad en tarjetas de crédito

En medio de la crisis económica que generó la emergencia sanitaria por el COVID-19, los bancos BBVA, Santander, CitiBanamex, Banorte y HSBC registraron incrementos en su Índice de Morosidad (IMOR) en su cartera de tarjetas de crédito.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el IMOR se ubicó en 6.3% al cierre de noviembre pasado, un aumento de 1.26 puntos base respecto del mismo periodo de 2019.

Por otra parte, el crédito otorgado a través de estos plásticos fue de 376 mil millones de pesos, lo que representa una reducción de 13% en términos reales respecto del mismo mes del año anterior.

El principal banco que opera en el país, BBVA México, pasó de un IMOR de 3.88% en noviembre de 2019 a 7.23% registrado en el undécimo mes de 2020.

De acuerdo con la Asociación de Bancos de México (ABM), pese a la edición 2020 de El Buen Fin, los consumidores redujeron el uso de sus tarjetas de crédito, ya que representó 29% del total de las ventas, comportamiento menor al año previo, cuando alcanzó una participación de 33 por ciento.

Fuente: Informador

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

México

SAT va tras profesionistas, Pymes y morosos en 2021

El SAT aumentará la fiscalización sobre profesionistas que trabajan por su cuenta, empleados por honorarios, prestadores de servicios y pequeñas empresas; con el fin de identificar a deudores, evasores y contribuyentes morosos, alertó el Colegio de Contadores Públicos de México (CCPM).

Lo anterior con la finalidad mantener y, de ser posible, aumentar la recaudación registrada en 2020; la cual, apenas aumentó 0.1% entre enero y noviembre pasados; con un saldo acumulado de 3.02 billones de pesos, reportados por la Secretaría de Hacienda.

Guillermo Mendieta González, integrante de la Comisión Técnica de Auditoría Fiscal del CCPM, explicó que en 2021 no aumentaron ni se crearon nuevos impuestos; tal como lo prometió el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Sin embargo, con la finalidad mantener y garantizar el nivel de la recaudación, este año el Servicio de Administración Tributaria (SAT) intensificará la fiscalización sobre los medianos y pequeños contribuyentes; entre ellos, las pequeñas y medianas empresas y los prestadores de servicio.

Además, apuntó, de los profesionistas que trabajan por su cuenta, empleados por honorarios; quienes recurren a la figura de sueldos asimilados y todos los que no estén al corriente de obligaciones fiscales o hayan incurrido en discrepancia fiscal; es decir, con ingresos superiores que no fueron no declarados al SAT.

En una entrevista con Publimetro, el especialista del Colegio de Contadores Públicos advirtió que, tal como lo hizo en 2020, “el SAT llevará una fiscalización más importante, más a detalle y de mayor seguimiento; y que no esperará, como en administraciones pasadas”, para hacer revisiones “en tiempo real”.

Explicó que, por ley, la autoridad tiene hasta cinco años para revisar el cumplimiento de las obligaciones de los contribuyentes; lo que hoy lleva a fiscalizar los ejercicios de 2017 y 2018.

Pero, indicó Guillermo Mendieta González, “ahorita lo que quiere el Servicio de Administración Tributaria es seguir con este esquema de revisión; pero sin perder de vista las fiscalizaciones en tiempo real.

“Esto último con el apoyo de los CFDI –recibos o facturas electrónicas-, revisiones tributarias y auditorias electrónicas; además del envío de cartas-invitación o exhortos fiscales; aplicando la tecnología, para el uso cotidiano o el día a día” puntualizó.

De tal suerte, concluyó Mendieta González, que lo mejor será que todos los contribuyentes estén al pendiente de las invitaciones y procesos de revisión iniciados por el SAT; porque, si las obligaciones no cubiertas superan ocho millones de pesos, existe el riesgo de cárcel.

Fuente: Publimetro

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto