Conecta con nosotros

Dinero

Tipo de cambio, riesgo para el crecimiento económico: Banxico

Analistas financieros consultados por el Banco de México (Banxico) revivieron la preocupación por la incertidumbre cambiaria como un obstáculo para la economía entre los factores que limitarán su crecimiento.

Este factor no aparecía desde marzo pasado, por lo cual elevaron sus estimaciones para el tipo de cambio de 15.26 a 15.64 pesos por dólar para el cierre de año.

De igual manera, prevén una mayor depreciación para el próximo año al incrementar las expectativas del tipo de cambio de 2016 que pasaron de 15.01 pesos por dólar que se esperaban en la encuesta pasada a 15.37 para el cierre de año.

En primer lugar permanece como limitante para la economía los problemas de inseguridad pública, con 23%; seguido por la debilidad del mercado externo y economía mundial, que repuntó de 16% a 17%; y la plataforma petrolera de exportación con 14%.

La incertidumbre en el ámbito externo está relacionada con la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, a la que el banco central a cargo del gobernador Agustín Carstens ha dicho que seguirá en caso de que suba sus tipos de interés e incluso que pudiera ser antes si se pone en riesgo la convergencia hacia la meta de inflación, por lo cual los analistas económicos prevén que en promedio el objetivo del Banco de México para la tasa de fondeo interbancario permanezca en niveles cercanos al objetivo actual de 3% hasta el tercer trimestre de 2015. Del cuarto trimestre de 2015 en adelante, los especialistas anticipan en promedio una tasa objetivo mayor a la actual.

De ahí que ajustaron a la baja sus pronósticos para el Producto Interno Bruto (PIB) nacional de 2015 de 2.60% a 2.55% para este año, al igual que para 2016 de 3.06% a 3.05%.

Lo anterior, a pesar de que mejoraron el PIB para la economía de Estados Unidos de 2.31% a 2.36% en el presente año.

Por lo tanto, la percepción del entorno económico se debilitó un poco, ya que el porcentaje de los analistas que asegura que mejorará el clima de negocios en los próximos seis meses se redujo 65% de la encuesta de junio a 58%; los que esperan que siga igual subió de 30% a 39%.

En la encuesta de junio, 72% de los especialistas afirmaba que la economía estaba mejor que hace un año y en la consulta de julio disminuyó a 70%. En tanto, los que dicen que no, pasó de 28% a 30%.

Así que los indecisos crecieron de 50% a 56% al manifestar que no están seguros de si es buen momento para hacer negocios.

En ese contexto, se esperan menos flujos por inversión extranjera directa. Para 2015 se tenían proyectados recursos foráneos por 24 mil 706 millones de dólares y ahora sólo de 24 mil 591 millones de dólares.

Sin embargo, para el próximo año se prevé un ligero incremento de la inversión de largo plazo, pues se tenían estimados 29 mil 32 millones de dólares y subió a 29 mil 132 millones de dólares. En materia de inflación, los analistas no ven presiones. Por el contrario, las expectativas mejoraron pese a la preocupación por la incertidumbre cambiaria.

Para este año estiman que el índice general de los precios al consumidor se coloque en 2.82% menor al nivel de 2.91% anticipado antes.

Para 2016, la tasa de inflación general la sitúan en 3.33% frente al 3.36% del sondeo anterior.

Así, los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes) a 28 días terminarían el año en 3.33% y no en el 3.35% previsto un mes antes; para 2016 el nivel de los Cetes de corto plazo pasó de 4.12% a 4.11%.

Sin embargo, el Indicador que elabora el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) hizo ver que si bien hasta ahora no se ha observado un traslado de la depreciación del peso a la inflación, se advierten riesgos.

En julio se reportaron claroscuros en el indicador IMEF de la actividad manufacturera y no manufacturera. El indicador manufacturero se ubicó en 52.7 puntos reflejando un retroceso de 0.4 puntos. El no manufacturero se redujo 0.1 puntos con 51.3 puntos, con tendencia lateral que sugiere una recuperación del mercado interno en general no tan vigorosa con estancamiento en julio.

Dinero

El peso mexicano gana fuerza con los nombramientos en el gabinete de Sheinbaum

El peso mexicano logró un significativo avance frente al dólar estadounidensedespués de que Claudia Sheinbaum, presidenta electa de México, revelara a los primeros integrantes de su gabinete. Este movimiento ha generado un impacto positivo en los mercados financieros, consolidando la confianza en la nueva administración que asumirá el poder en octubre de este año.

El jueves 20 de junio, el peso mexicano registró una apreciación del 0.60%, cotizándose en 18.2970 por dólar en comparación con el cierre del miércoles, según datos de Reuters. Este fortalecimiento se produjo tras el anuncio de los nombramientos clave en el gabinete de Sheinbaum, lo que indica una reacción favorable de los inversionistas ante la composición del equipo gubernamental.

Antes del anuncio, la moneda mexicana se mantenía estable alrededor de los 18.40 por dólar. La firma CIBanco destacó que «el mercado interpreta que el gabinete de Sheinbaum está compuesto por funcionarios con una sólida capacidad técnica y política». Esta percepción positiva ha contribuido a la apreciación del peso, subrayando la confianza en los nuevos líderes seleccionados por la presidenta electa.

Claudia Sheinbaum, quien ganó las elecciones el 2 de junio con un amplio margen, ha nombrado a destacados profesionales para ocupar puestos clave en su administración. Entre ellos se encuentran Marcelo Ebrard, ex canciller, como secretario de Economía; Juan Ramón de la Fuente, académico, como secretario de Relaciones Exteriores; y la diplomática Alicia Bárcena como secretaria de Medio Ambiente. Además, Ernestina Godoy, ex fiscal de la Ciudad de México, será la consejera jurídica; Rosaura Ruiz, académica, ocupará el cargo de secretaria de Ciencia; y Julio Berdegué será el secretario de Agricultura.

A pesar del fortalecimiento del peso, el índice bursátil local experimentó una caída del 0.85%, cerrando en 52,870.21 puntos. Este ajuste sigue a tres sesiones consecutivas de ganancias, que acumularon un retorno de más del 2%. Los analistas sugieren que esta corrección es una respuesta natural tras el reciente repunte y no refleja una falta de confianza en la nueva administración.

Claudia Sheinbaum anunció que en la próxima semana revelará a otros seis miembros de su equipo de gobierno, completando así los nombramientos clave de su administración. En semanas anteriores, Sheinbaum confirmó que Rogelio Martínez de la O permanecerá al frente de la Secretaría de Hacienda por un tiempo indefinido, una decisión que ha sido bien recibida por los mercados como una señal de continuidad y estabilidad económica.

Los analistas consideran que los nombramientos en el gabinete de Sheinbaum reflejan un equilibrio entre experiencia política y capacidad técnica. Marcelo Ebrard, quien tiene una vasta experiencia en la diplomacia y la política interna, es visto como una figura que puede fortalecer las relaciones económicas de México a nivel internacional. Juan Ramón de la Fuente, con su trayectoria académica y su experiencia en organismos internacionales, aporta una perspectiva intelectual y global a la Secretaría de Relaciones Exteriores. Por su parte, Alicia Bárcena, conocida por su trabajo en la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), es una experta en desarrollo sostenible y medio ambiente.

Ernestina Godoy, como consejera jurídica, aporta su experiencia en el sistema judicial, lo cual es crucial para garantizar la legalidad y transparencia en la administración. Rosaura Ruiz, con su sólida formación académica, liderará la Secretaría de Ciencia, destacando la importancia de la investigación y la innovación en el desarrollo del país. Julio Berdegué, con su experiencia en temas agrícolas, está bien posicionado para abordar los desafíos del sector rural y la seguridad alimentaria.

El anuncio del gabinete de Sheinbaum no solo ha tenido impacto en México, sino que también ha sido observado de cerca por la comunidad internacional. Los nombramientos han sido bien recibidos por socios comerciales y organismos internacionales, que ven en la nueva administración una oportunidad para fortalecer la cooperación en diversos ámbitos. La continuidad en la Secretaría de Hacienda, con Rogelio Martínez de la O, es vista como un factor estabilizador que puede mantener la confianza de los inversionistas extranjeros en la economía mexicana.

A medida que se acerca la toma de posesión en octubre, todas las miradas están puestas en cómo Sheinbaum y su equipo enfrentarán los desafíos y aprovecharán las oportunidades para mejorar la vida de los mexicanos. El camino por delante es complejo, pero con determinación y liderazgo, México puede avanzar hacia una era de progreso y estabilidad.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto