Conecta con nosotros

Resto del mundo

Video: Asaltan a profesor en plena clase en línea; todo quedó grabado como prueba

¿Te imaginas estar en clase en línea y de pronto presenciar un asalto? Esto le sucedió a un grupo de alumnos que pudieron captar el momento en el que su profesor fue víctima de la delincuenciamientras les daba clase vía Zoom. Y es que al parecer, aunque haya confinamiento por coronavirus, covid-19, los robos continúan hasta en los hogares. El video que de inmediato se volvió viral causó conmoción, pues además del suceso, los asaltantes –al parecer – no contaban que sus rostros se quedarían guardados.

El video -muestra del robo- fue capturado en San Pablo, Brasil. De acuerdo con medios internacionales, el asalto ocurrió el pasado 4 de noviembre. En éste aparece el profesor identificado como Mario Candido Santos de 51 años.

Atento, mirando hacia la cámara, el profesor impartía su clase con normalidad, hasta que de un momento a otro, tres hombres aparecen a su espalda y tratan de someterlo. Primero cubren su boca y después apagan la luz. Sin embargo, se logra ver perfectamente lo ocurrido, siendo ésta una prueba para que las autoridades investiguen.

De acuerdo al testimonio de Mario Candido en medios locales, cuando los asaltantes llegaron le pidieron que se callara y lo cuestionaron sobre su hija y el dinero:

“Cállate. Esto es un asalto. Vamos a vaciar tu casa. ¿En dónde está tu hija? ¿En dónde está el dinero? ¿En dónde están las demás cosas?”, comentó el profesor.

Aunque a su hija, quien está embarazada, también la tomaron como rehén, la policía no tardó en llegar al lugar, pues uno de los alumnos hizo el llamado. Las autoridades primero lograron detener a un criminal que se rindió, mientras que los demás intentaban huir sin éxito, pues también fueron detenidos.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Resto del mundo

«Trump me lo pidió», asegura «hombre búfalo» al FBI

La policía arrestó a más alborotadores del Capitolio el sábado, incluido un hombre que se llevó el atril del presidente de la Cámara, cuando surgieron más detalles gráficos de la insurrección, que revelaron la violencia y brutalidad de la mafia que irrumpió en un asiento del poder político estadounidense.

Un oficial ensangrentado fue aplastado en una puerta que gritaba en el asedio del miércoles, lo que obligó a los legisladores a esconderse durante horas y detener su votación para afirmar la victoria del presidente electo Joe Biden. Otro oficial cayó por una barandilla hacia la multitud que estaba debajo después de ser golpeado por detrás. Los miembros de los medios de comunicación fueron maldecidos, empujados y golpeados.

Una gran cantidad de fotos y videos capturaron el motín, que dejó cinco muertos. Muchas de las imágenes fueron tomadas por los propios alborotadores, pocos de los cuales llevaban máscaras que hubieran reducido no solo sus posibilidades de contraer el coronavirus, sino también sus posibilidades de ser identificados. Algunos se esforzaron por destacar.

Jacob Anthony Chansley, un hombre de Arizona visto en fotos y video de la mafia con la cara pintada y vistiendo un disfraz que incluía un sombrero de piel con cuernos, fue detenido el sábado y acusado de cargos que incluyen entrada violenta y conducta desordenada en los terrenos del Capitolio. .

El alborotador sin camisa que fue fotografiado asaltando el Capitolio de los Estados Unidos con un traje de cuernos y pieles le dijo al FBI que llegó a Washington DC el miércoles «a pedido del presidente».

Chansley, más conocido como Jake Angeli, permanecerá bajo custodia en Arizona a la espera de una audiencia de detención que se programará durante una comparecencia inicial ante el tribunal a principios de la próxima semana, dijo la fiscal federal adjunta Esther Winne a The Associated Press por correo electrónico. Chansley no respondió de inmediato a los mensajes enviados por correo electrónico y teléfono.

Chansley, quien se había convertido en un elemento básico en su disfraz en las protestas pro-Trump en todo el país, ahora se encuentra entre las docenas de personas arrestadas a raíz de la invasión del Capitolio por una gran multitud de partidarios de Trump enfurecidos por su derrota electoral.

Los alborotadores se apoderaron de las cámaras de la Cámara y el Senado, rompieron ventanas y ondearon banderas de Trump, Estados Unidos y la Confederación.

Un hombre de Florida acusado de robarse con el atril de Pelosi durante el caos fue arrestado el viernes por la noche con una orden federal y estaba detenido el sábado sin derecho a fianza en el condado de Pinellas, Florida. Los registros de la cárcel no muestran si Adam Johnson, de 36 años, de Parrish, Florida, tiene un abogado.

Johnson fue acusado el sábado de robo, entrada violenta y alteración del orden público en los terrenos del Capitolio.

El padre casado de cinco hijos fue rápidamente identificado en las redes sociales por los residentes locales como el hombre de una foto sonriendo mientras caminaba por la rotonda del Capitolio con el atril de Pelosi, informó The Bradenton Herald.

Johnson publicó en las redes sociales que estuvo en Washington, D.C., durante los disturbios del miércoles e incluyó comentarios despectivos sobre el movimiento Black Lives Matter, según The Bradenton Herald. Posteriormente, esas publicaciones se eliminaron o eliminaron.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto