Conecta con nosotros

Acontecer

Agujazo a la Duarteburbuja por Leona Martré

Por @Leona_Martre

Nadie puede ejercer violencia
para reclamar un derecho,
Ni puede ser detenido o agredido
por la expresión pacífica de ideas.

-José Luis Armendáriz,
Presidente de la
Comisión Estatal de
Derechos Humanos

El viernes pasado se presentaron fenómenos rara vez vistos en la apática ciudad de Chihuahua. En la Plaza “De la Grandeza”, antes “Plaza Mayor” y antes “locales comerciales de muchísimos años derribados por el capricho de otro priísta”, se dieron cita varias manifestaciones que pusieron a temblar el vientre del Gobernador por motivos distintos a las de su prominente anatomía.

De entre los escándalos que se han destacado en el reinado duartista, dos fueron los que se desbordaron en la capital. El primero de ellos, el acto de molestia que más caro le ha salido al erario estatal y a la comunidad capitalina, el ViveBús, develó las irregularidades que envuelven al cambio de sistema de transporte.

Por otro lado, la materialización más insultante de un capricho, de la obstinación y la intransigencia de un gobernante reflejada, primero, en la absurda pretensión de mover el Mausoleo de Villa a la misma Plaza de la Grandeza, para luego reducirlo a construir una réplica en ese lugar.

El hartazgo de los inconformes llegó a su límite el viernes 23 de agosto, cuando los choferes abandonados a su suerte, protestaron estacionando sus vehículos en las principales vías del centro histórico de la ciudad para luego congregarse en dos frentes: la citada plaza, y en a la puerta principal de la trinchera de Duarte, el Palacio de Gobierno –el que, por cierto, nunca antes había tenido las puertas cerradas durante tanto tiempo en una sola administración-

Por otro lado, programada desde hacía días, un grupo de ciudadanos defensores de la voluntad post-mortem de Francisco Villa organizó una “clausura ciudadana” de las obras espurias que pretendían replicar, en la Plaza Mayor, el Mausoleo que el General había mandado construir en el entonces Panteón de la Regla como su última morada.

Ambas manifestaciones fueron convocadas y desarrolladas de manera pacífica… hasta que llegaron, con órdenes de contener y delimitar, efectivos de Vialidad y de la Policía Estatal quienes, con uso de violencia, alevosía, ventaja, amenazas a mano armada y cobardes violaciones a los Derechos Humanos, agredieron a los manifestantes, quienes invocan a voces el artículo sexto constitucional.

Por las redes sociales circulan videos en los que se muestra cómo los oficiales golpean a los ciudadanos de a pie; cómo realizan detenciones arbitrarias de ciudadanos que circulaban por la zona buscando a sus familiares, o realizando sus actividades cotidianas, sin estar, si quiera, enterados del motivo de la protesta. Violaciones a los Derechos Humanos every where. Afortunadamente, algunos de los detenidos fueron liberados ante la presión de los manifestantes, quienes con porras lograron la remoción de las esposas que se les había colocado.

Un momento conmovedor resalta en esos videos. Un ciudadano, mientras avanza amenazante el cuerpo policial, toma un poemario y declama su contenido en las caras de los efectivos quienes, desconcertados, empiezan a retroceder. El ciudadano continúa mientras se escuchan ánimos a su alrededor. “ahuyéntalos con la palabra”, le dicen. Pareciera que algo de corazón les queda a esas bestias autómatas, serviles de la tiranía del Ejecutivo.

Minutos más tarde, en el segundo frente, las cosas habrán de ponerse peor. El grupo de contención de la Policía Estatal se presenta frente a la puerta –cerrada- de Palacio de Gobierno. Llevan cascos, pasamontañas, escudos, macanas, gas pimienta, armas. Se abren paso golpeando y aventando gente, mujeres niños. Los manifestantes, ahora nutridos con decepcionados del gobierno priísta, responden las agresiones con piedras que caen sobre los efectivos; ellos responden lanzando salvas, amenazando a los protestantes “hágase pa’llá, o lo mato” –amedrentan a los presentes- “retírense por favor, señores” – Les dicen a los miembros de la prensa… el resto son delincuentes-.

Los ciudadanos piensan en los narcos. Un hombre de 1.90, encapuchado, sostiene un rifle frente a sus rostros. La analogía –y la sospecha- es inevitable.

Los manifestantes no retroceden, los policías están preocupados justamente. La burbuja está por reventarse; el sentir es claro: el pueblo no está conforme con las decisiones unilaterales, con el caudillismo presidencialista que se respira en la entidad, los hechos que se reclaman fue la gota que derramó el vaso.

Minutos después, la turba se dispersa entre tos, falta de aire y lagrimeos. Los peones duartistas han lanzado gas pimienta. El mensaje del Gobernador es claro: aquí se hace lo que yo quiero, y quiero que se vayan de la puerta de mi Palacio.

Se promete llegar a un acuerdo con los choferes de camiones: habrá jornadas, liquidaciones, recontrataciones; todo lo que la ley laboral ofrece y los conductores exigen –es decir, la autoridad se compromete hacer su trabajo: ganancia absurda-; en la madrugada, el mismo Duarte da la orden de derribar la obra negra del Mausoleo. El pueblo tiene su victoria; el Gobernador, su balde de agua fría.

Sin embargo el ánimo no es de festejo. Los diarios locales –impresos y digitales-, mayoritariamente comprometidos con el gobierno estatal y sus dependencias, parcializan o esconden la noticia: provocaciones de los manifestantes, agresiones de los manifestantes, inexistencia de videos, silencio abrumador, hurras ante la inauguración del ViveBús. Son las redes sociales las que dispersan los hechos, la sociedad se divide entre vitoreos y condenas (la nomina burocrática es muy amplia).

César Duarte ha pasado por el que quizá sea el trago más amargo de su gobierno; ha percibido, quizá lejana mente y entre espejismos, que su voluntad no puede ser absoluta ni dominante; que la aceptación de la ciudadanía a sus múltiples caprichos no se refleja en el servilismo de sus asesores más cercanos; que su modelo de priísmo post-revolucionario ya no tiene cabida, si quiera, en Chihuahua. El rescate de los eventos del viernes está, entonces, en el agujazo que sufrió la DuarteBurbuja. Quedan aún filos para reventarla.

leona-martre-sas-710x397

5 Comentarios

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Acontecer

Análisis Histórico de los Números Ganadores del Melate

El Melate es uno de los juegos de lotería más populares denuestro país, con un gran número de seguidores que participan en cada sorteo con la esperanza de ganar el premio mayor. Para brindar mayor claridad a esos jugadores, en este análisis histórico examinaremos los resultados Melate de los sorteos pasados, para así conocer los números ganadores del Melate, identificar patrones, tendencias y números recurrentes que puedan ayudar a mejorar lasprobabilidades de ganar.


Análisis histórico de los resultados Melate

Uno de los enfoques más comunes para ganar el Melate, es estudiar los resultados Melate para así entender la frecuencia de aparición de los números. Al hacer este tipo de análisis, los expertos en probabilidad afirman que esta información puede ayudar a identificar los números más frecuentes (números calientes) y los números menos frecuentes (números fríos); lo cual puede ser útil, a la hora de elegir futuras combinaciones que aumenten las probabilidades de ganar.

Por ello, una de las estrategias favoritas cuando se juegapara ganar es entender los históricos del Melate, analizando el resultado Melate, Revancha y Revanchita, de los sorteos pasados.

Tendencias, números recurrentes y patrones del Resultado Melate 2024

Números calientes

Veces que han salido

39

10

5

8

29

7

31

7

34

7

43

7

Estos números han aparecido en múltiples sorteos del Melate en lo que va de este año, por lo que podrían considerarse como opciones sólidas a la hora de armar unacombinación ganadora. Sin embargo, es importante recordar que la lotería es un juego de azar y no hay garantías de que estos números vayan a salir en futuros sorteos.

Pero, además de los números recurrentes anteriormenteenlistados, en lo que va de este 2024, también se han identificado ciertas tendencias en los resultados Melate. Por ejemplo, se ha observado una mayor frecuencia la aparición de números bajos que van del 1 al 10.
En cuanto a los patrones de los resultados Melate este año ha aumentado la aparición de números pares en los sorteos.

Estrategias para mejorar tus resultados y probabilidad estadística de ganar basándose en datos históricos

Para mejorar tus resultados Melate, es importante tener en cuenta ciertas estrategias que pueden aumentar tus probabilidades de ganar. Por ejemplo, puedes optar por seleccionar una combinación de números que incluya tanto pares como impares, así como números altos y bajos en función de los números calientes y fríos de estos históricos. También es recomendable evitar seleccionar números seguidos o patrones obvios, ya que esto reduce tus posibilidades de ganar en caso de que esa combinación sea seleccionada por otros jugadores.

Otra estrategia que aumenta las posibilidades de ganar el Melate, es participar en todos los sorteos y comprar combinaciones con más números.

Al basarte en datos históricos y seguir ciertas estrategias, además de entender los patrones y tendencias de los números, puede ser una forma eficaz para aumentar lasposibilidades de ganar el gordo del Melate.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto