Conecta con nosotros

Resto del mundo

Así confesó ex jugador de la NFL el asesinato de su esposa

Published

on

CIUDAD DE MÉXICO.- “Todo estaba cubierto, hubiera estado cubierto de sangre… Fue horrible. Fue absolutamente horrible”.
Estas palabras son, probablemente, las que más esperaban aquellos que nunca creyeron en la sentencia del “juicio del siglo”: la confesión de O.J. Simpson por el asesinato de su ex esposa Nicole Brown Simpson y su amigo Ron Goldman, informa el portal Infobae.

La supuesta confesión del ex jugador de fútbol americano, ocurrió durante una entrevista de 2006 que volvió a salir a luz este domingo, cuando fue emitida por la cadena Fox en un programa titulado “O.J. Simpson: ¿La última confesión?”.

Con motivo de la promoción del libro “If i did it” (Si lo hice), que se publicaba ese mismo año, O.J. Simpson hizo un espeluznante e “hipotético” relato del brutal asesinato ocurrido el 12 de junio de 1994, cuando Brown Simpson y Goldman fueron encontrados apuñalados.

El video de la “confesión” cayó en el olvido después que las familias de las víctimas bloquearan judicialmente la puesta al aire. Hasta que reapareció y fue emitida este domingo. “Olvida todo lo que crees saber de aquella noche, porque soy el único que sabe lo que pasó. Esta historia la ha entendido mal todo el mundo”, dice Simpson.

Bajo el pretexto de estar contando una versión “hipotética” de los hechos, Simpson relató cómo agarró un cuchillo mientras discutía con su ex esposa en su casa de Los Ángeles, hasta que todo se hizo negro y sólo recordaba ver todo “cubierto de sangre”.

En la entrevista la periodista Judith Regan le pregunta a Simpson —”sabiendo que es hipotético”— de explicarle “qué pudo haber pasado” la noche de los asesinatos.

Para su relato, el ex deportista usa a un supuesto amigo, de nombre Charlie, a quien habría acompañado a la escena del crimen. Simpson admitió que en algún momento tomó un cuchillo de este amigo inventado para confrontar con un hombre que estaba afuera de la casa de Nicole Brown. Según dice, Charlie lo llamó desde la mansión de su ex esposa y le dijo: “No sabes lo que está ocurriendo aquí dentro”. Y éste respondió: “Lo que sea que esté ocurriendo allí debe detenerse”, replicó Simpson.

Fuerte confesión
“Mientras las cosas se calentaban, sólo recuerdo que Nicole cayó y se lastimó. Este sujeto hizo una cosa de karate y yo dije, ‘Bueno, ¿crees que puedes patear mi trasero?'”.
“Recuerdo haber agarrado el cuchillo —recuerdo esa parte, agarrar el cuchillo de Charlie—”, dice Simpson, hablando en primera persona.
En este momento Simpson dijo que no podía ir más allá que eso, pero la entrevistadora lo convence a seguir. “Y para ser honesto, después de eso no recuerdo, excepto que estoy ahí parado y hay todo tipo de cosas alrededor. Sangre y todo eso”, agrega.

“No creo que alguien pueda ser asesinado de esa forma sin estar cubierto de sangre. Todos vimos esas espeluznantes fotos después”, agrega la ex estrella de la NFL. Así, luego de unos minutos, el entrevistado ríe con nerviosismo y vuelve a usar el discurso hipotético. No queda claro si se dejó llevar por los recuerdos o si le costaba mantener la fórmula sugerida por la editorial para promocionar la versión de los hechos.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Resto del mundo

Permanecerán en la frontera 3 mil soldados estadounidenses

Published

on

Unos 3 mil soldados estadounidenses permanecerán en la frontera con México durante las fiestas correspondientes a fin de año.

De acuerdo con reportes de AP, desde hace varias semanas hay unos 4 mil 500 efectivos en la frontera.

Las fuerzas militares instalan alambradas y protegen a los agentes de la Patrulla Fronteriza en California, Arizona y Texas.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Condenan a expolicía a segunda cadena perpetua por matar a 77 mujeres

Published

on

El tribunal de la región siberiana de Irkutsk condenó este lunes a cadena perpetua por el asesinato de 55 mujeres y un hombre al expolicía Mijaíl Popkov, que ya cumplía esa misma pena por asesinar a 22 mujeres, lo que lo convierte en el mayor asesino en serie conocido en la historia de Rusia.

“Se le condena a cadena perpetua en una prisión de alta seguridad y se le priva de su grado especial de subteniente de policía”, dijo el juez Alexéi Zhigáyev al leer la sentencia, informaron medios localdes.

En 2015, Popkov, de 53 años, recibió la primera condena de prisión tras ser declarado culpable de matar y violar a 22 mujeres y de dos intentos de asesinato entre 1994 y 2000 en Angarsk, una ciudad de poco más de 230 mil habitantes en la región de Irkutsk.
Ya en prisión, el “Maníaco de Angarsk“, como le apodó la prensa, confesó otros 60 crímenes, pero los jueces consideraron demostrados 56 asesinatos, 55 de mujeres y uno de un hombre, el de un policía, colega de Popkov,

Las víctimas del asesino en serie eran mujeres de entre 16 y 40 años y de distinta condición social.
Aunque al menos 9 mujeres fueron asesinadas con un hacha, Popkov llegó a utilizar todo tipo de objetos para quitarles la vida a sus víctimas, incluidos cuchillos, destornilladores, punzones, garrotes, bates de béisbol y tacos de billar, entre otros.

Popkov, que fue policía en activo hasta 1998, fue detenido a bordo un tren cuando se dirigía a Vladívostok, el principal puerto ruso en el Pacífico, a buscar un automóvil.

Precisamente el asesino en serie se valía de un vehículo para cometer sus crímenes.

Durante el primer juicio, Popkov explicó que recorría de noche las calles de la ciudad en un vehículo, muchas veces el de la policía, ofrecía a mujeres que se encontraba por el camino llevarlas a casa y luego sólo “castigaba” a aquellas que aceptaban tomarse una copa con él.

Un perfil psicológico filtrado a la prensa mucho antes de que se encontrara al asesino acertó en muchos aspectos: la policía buscaba a un hombre de entre 30 y 35 años (en la época de los asesinatos), residente en Angarsk, que se llevaba a sus víctimas en un vehículo oficial y que podía trabajar en un cementerio.

Años después se supo que Popkov solía “salir de cacería” al volante de un todoterreno policial, al menos mientras no fue despedido, y que en su tiempo libre se ganaba un extra como enterrador, oficio que ya había ejercido de adolescente en el cementerio en el que también trabajaba su padre.

Aunque su mujer, su hija y sus amigos le definían como “un hombre pacífico, tranquilo y amable, que no haría daño ni a una mosca”, la comisión médica que lo examinó cuando era policía observó “aspectos psicopáticos” en su personalidad, pero inexplicablemente le encontró apto para servir en las fuerzas de seguridad.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Resto del mundo

Detención de una mujer con su bebé desata polémica en Nueva York

Published

on

El video de cómo dos agentes de seguridad de la ciudad de Nueva York forcejea con una mujer para quitarle a su hijo de un año antes de arrestarla ha desatado la polémica en la ciudad, informaron varios medios locales.
Jazmine Headley, de 23 años, fue detenida cuando se encontraba en la Oficina de Recursos Humanos del distrito de Brooklyn por “resistir el arresto, actuar de manera perjudicial para un niño, obstruir la administración gubernamental y entrar en lugar sin autorización”, según el periódico El Diario.

El presidente del condado de Brooklyn, Eric Adams, ha solicitado que se retiren los cargos contra Headley, según el canal ABC.

Sin embargo, la Fiscalía aseguró que la joven madre no se encuentra detenida por este incidente, sino porque existe una orden judicial del estado de Nueva Jersey.

El fiscal del distrito de Brooklyn, Eric Gonzalez, citado por El Diario, señaló que están intentando comunicarse con el vecino estado de Nueva Jersey para “acelerar su liberación”.
El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, reaccionó ante lo ocurrido calificándolo de “perturbador”.

Al igual que cualquiera que haya visto el video, tengo muchas preguntas sobre cómo ha sido manejado (el incidente). La policía de Nueva York y la Oficina de Recursos Humanos llegarán hasta el final de lo sucedido”, dijo en su página oficial de Tuit.

La Defensora del Pueblo de la ciudad de Nueva York, Letitia James, también denunció lo ocurrido y aseguró que “ser pobre no es un crimen”.
Las acciones de la policía en el vídeo son espantosas y despreciables”, dijo James, citada también por El Diario.

Además, pidió la apertura inmediata de una investigación.
Según los medios locales, dos agentes de la Oficina de Recursos Humanos implicados en el arresto han sido “asignados a otros deberes” mientras se investiga lo sucedido.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto