Conecta con nosotros

Slider Principal

La gordofobia existe; UNAM explica qué es

La gordofobia es un conjunto de estereotipos y prejuicios hacia personas con sobrepeso, que pueden manifestarse a través de violencia física, psicológica, económica y otros métodos de discriminación explicados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Ana Celia Chapa Romero, profesora e investigadora de la Facultad de Psicología de la UNAM, anotó que otros tipos de discriminación por motivos de gordofobia son las “barreras ambientales”: espacios diseñados para determinados tipos de cuerpos delgados.

“Se ve en medios de transporte. También existe discriminación por barreras sociales: personas obesas o con sobrepeso tienen mayor tasa de desempleo. La gordofobia (al igual que otros rechazos por apariencia física), se da porque no apegarse al modelo esperado o aceptado”.

La experta de la UNAM abundó en que la discriminación por gordofobia no toma en cuenta que jornadas de trabajo actuales impiden tener actividad física, además de una oferta alimenticia chatarra; una mejor alimentación, en ocasiones, exige mayor estabilidad económica.

“(Personas con obesidad) no tienen una vida saludable no porque no quieran, es un problema de justicia social y de quienes tienen acceso a ciertos espacios para hacer ejercicio. Analicemos la alimentación a la que se tienen acceso, y algunos kilos de más no significa que sea un cuerpo enfermo”.

Chapa Romero, de la UNAM, señaló que para terminar con la discriminación por gordofobia se deben crear “políticas que aboguen por la justicia social”, en vez de monitorear cuerpos y ponerlos a dieta; si se afecta el sentir de una persona, puede tener repercusiones en la salud mental.

Escribe tu comentario

Comentarios

Publicidad

Caleb Ordoñez Talavera

Slider Principal

Inflación en EU se dispara a su nivel más alto desde 1982

Los precios al consumidor en Estados Unidos se dispararon el año pasado a su nivel máximo en casi cuatro décadas, lo que ilustra una inflación al rojo vivo que prepara el escenario para el inicio de las subidas de tipos de interés de la Reserva Federal (Fed) a partir de marzo.

El índice de precios al consumidor subió 7 por ciento en 2021, la mayor alza en 12 meses desde junio de 1982, según datos del Departamento de Trabajo publicados este miércoles. El indicador de inflación ampliamente seguido aumentó 0.5 por ciento desde noviembre, superando las previsiones.

Los precios al consumidor en Estados Unidos se dispararon el año pasado a su nivel máximo en casi cuatro décadas, lo que ilustra una inflación al rojo vivo que prepara el escenario para el inicio de las subidas de tipos de interés de la Reserva Federal (Fed) a partir de marzo.

El índice de precios al consumidor subió 7 por ciento en 2021, la mayor alza en 12 meses desde junio de 1982, según datos del Departamento de Trabajo publicados este miércoles. El indicador de inflación ampliamente seguido aumentó 0.5 por ciento desde noviembre, superando las previsiones.

Excluyendo los componentes volátiles de alimentos y energía, los llamados precios subyacentes se aceleraron respecto al mes anterior, aumentando 0.6 por ciento más de lo previsto. La medida saltó un 5.5 por ciento respecto al año anterior, el mayor avance desde 1991.

El aumento del IPC estuvo liderado por mayores precios de vivienda y vehículos usados. Los costos de los alimentos también contribuyeron. Los precios de la energía, que fueron un factor clave de la inflación durante la mayor parte de 2021, cayeron el mes pasado.

La cuesta de enero se percibe igual de complicada que el año pasado.

Los datos refuerzan las expectativas de que la Fed comenzará a subir las tasas de interés en marzo, un fuerte ajuste de política con respecto al cronograma proyectado hace solo unos meses.

La alta inflación ha demostrado ser más obstinada y generalizada de lo que predijo el banco central en medio de una demanda sin precedentes de bienes junto con limitaciones de capacidad relacionadas con el suministro de mano de obra y materiales.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Política

No tengo nada que ver con Aras, demandaré: Kike Valles

Tras revelarse un video publicado en las redes de la empresa Aras Business Group donde se invita a invertir en la Plaza de Toros la Esperanza, y donde aparece el empresario Chihuahuense Enrique Valles, el ex síndico capitalino declaró que se hizo sin su autorización además de señalar que la consultora incumplió un contrato con él que a la fecha lo tiene endeudado.

“Kike Valles” indicó que el video en mención se filmó hace 6 meses como parte de un acuerdo para la renovación de la plaza, mismo que accedió a grabarlo de buena fe y con la petición de que no se publicara antes de que el contrato quedara firme.

Detalló que la iniciativa del proyecto de renovación de la plaza fue de la misma empresa por lo que accedió de buena fe al creer que se trataba de una empresa seria y responsable, sin embargo, luego de firmar con una empresa contratista a la que luego le dejó de pagar y él tuvo que asumir la responsabilidad de continuar con los pagos.

Adelantó que por ello emprenderá  acciones legales contra la empresa pues luego de haber quedado mal con miles de inversionistas, pretenden aprovecharse nuevamente de los y las chihuahuenses dañando su prestigio.

“Es una cuestión completamente falsa, hasta el día de hoy ni un servidor ni ninguna empresa a la que yo tenga acceso o representación tenemos absolutamente nada que ver con grupo ARAS incluida la Plaza de Toros La Esperanza”; manifestó.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto