Conecta con nosotros

Slider Principal

Pagó sueldos a empleados en cierre por Covid y al reabrir se entera que tenían otro trabajo

Lo que parecía ser un sueño hecho realidad tras abrir su negocio, este se desmoronó ante la llegada de la pandemia.

La cuarentena obligatoria y voluntaria ha sido un factor clave para que muchos negocios se vean obligados a cerrar debido a la falta de gente, y por ende a que muchos queden desempleados.

Tal fue el caso de Loizeau y su hijo Gastón, que juntos abrieron su soñado restaurante con temática de Hollywood. Y pese a la dura crisis económica por la COVID y haber cerrado su negocio, siguió pagándole a sus empleados para “apoyarlos”, sin embargo, estos cobrarán y ya tenían otro trabajo.

“Después de 12 meses cerrados por la cuarentena, el Gobierno decidió habilitar los cines. Así que reabrimos El Capitán. 11 meses pagando salarios de 20 personas. Ahora los convoco a trabajar y 14 de las 20 estaban laborando en otro lado. Pelotudo es poco lo que me siento!!”, publicó Tito Loizeau en la red social Twitter.

Con la llegada de la pandemia, Loizeau se vio obligado a cerrar su local, sin “desproteger” a sus empleados. Mismos que lo traicionaron cobrando cada semana su cheque sin regresar a trabajar.

“Como todos, yo pensaba que iba a durar quince días. Pero fueron treinta y luego dos meses y después ya no sabíamos cuándo iba a terminar todo esto”, relata.

“En el medio quedaron sus empleados, 20 personas, todos relacionados al rubro gastronómico, a quien les siguió pagando el sueldo del 1 al 5 de manera religiosa: “Por un decreto el Gobierno no nos dejó despedir ni suspender a nadie y por eso nos anotamos en el ATP que nos cubrió el 50 por ciento de los salarios, la otra mitad la pagaba yo de mi bolsillo, sin tener ningún ingreso”.

Mientras tanto el chat de WhastApp que tenía Tito con sus empleados se mantenía activo: “Hola chicos, les cuento que la situación viene dura, pero en los próximos días van a recibir el sueldo”, les escribía Loizeau.

Una vez autorizada la reapertura de algunos establecimientos, incluyendo el de él, convocó a sus empleados: “Buen día, vamos a reabrir el restaurante. Necesito que vengan así lo ponemos en condiciones”, dijo. Pero no llegó ni una sola respuesta.

Tito les escribió por privado a cada uno y allí se enteró lo que pasaba. De los 20 empleados, 14 ya habían conseguido otro trabajo, algunos desde hacía varios meses, pero nunca le habían dicho.

“Siguieron cobrando la ayuda del Estado”, mientras duró, “y el sueldo que les pagaba” Loizeau a pesar de que tenían otros empleadores.

“Fue una decepción. Fue pensar ‘yo te banqué, no te dejé en la calle tirado y así y todo me cagaste’. Gasté dos millones y medio de sueldos durante todo el año, manteníamos un diálogo, una relación y esa fue su forma de respuesta”, cuenta ahora Tito, bastante indignado.

Ante esto confesó que no tomará acciones legales contra los empleados, solamente espera su renuncia por escrito.

Fuente: Vanguardia

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Slider Principal

Será el lunes 8 de marzo audiencia de formulación de imputación por “nómina secreta”

El juez de Control del Distrito Judicial Morelos, Ignacio Muñoz Ramos, reprogramó para el lunes 8 de marzo a las 9:00 horas, la audiencia de formulación de imputación en contra de la alcaldesa con licencia, en el caso de la “nómina secreta” del exgobernador de Chihuahua, informó la Fiscalía General del Estado.

Además de la presidenta municipal, fueron citados a la audiencia en una de las salas del Tribunal Superior de Justicia del Estado, una exdiputada y un exdiputado, quienes fueron compañeros de Legislatura de la hoy alcaldesa con licencia y coordinadores de sus respectivos grupos parlamentarios, de 2013 a 2016, todos presuntamente beneficiarios de la “nómina secreta”.

De acuerdo con la investigación realizada por la representación social, las y los exlegisladores habrían recibido sobornos por instrucciones del entonces gobernador, como pago por el apoyo que le otorgaron para la votación de distintas iniciativas y aprobación de cuentas públicas, en el Pleno del Congreso del Estado.

El Ministerio Público que lleva el caso, hizo la petición formal para reprogramar la audiencia, una vez que el Juzgado Octavo de Distrito negó la suspensión definitiva solicitada en el juicio de amparo 271/2021, tramitada por la defensa de la alcaldesa, al declarar inexistente el acto reclamado en relación a una supuesta omisión en la entrega de copias del expediente.

“Se desprenden constancias de las que se puede afirmar que la omisión reclamada es inexistente y como consecuencia, los efectos para los que solicita la suspensión del acto reclamado, quedan sin efecto”, estableció entonces la resolución del Juzgado de Distrito.

“De las documentales que acompañó la autoridad responsable a su informe previo, se desprenden constancias de las que se puede afirmar que la omisión reclamada es inexistente y, como consecuencia, los efectos para los que se solicita la suspensión del acto reclamado han quedado sin materia”, agregó.

Esa fue la tercera ocasión en que los Juzgados de Distrito señalan como inexistentes los actos reclamados por la alcaldesa con licencia y su defensa al presentar las demandas de amparo, argumentando presuntas omisiones, únicamente para conseguir suspensiones y postergar el comienzo de la audiencia de formulación de cargos, destacó la Fiscalía General del Estado.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Lucharán quienes luchen. Por Itali Heide

Itali Heide

La navidad es una fecha que se esperaba todo el año, la pascua también emocionaba. La cuenta regresiva del cumpleaños se contaba con los dedos y se esperaba con ansias la noche de Halloween. El Día de la Bandera, de la Independencia, de los Maestros, eran esperados por pasar un día menos en la escuela, más no celebrados con tanta emoción. Para el Día de la Madre y del Padre, se hacían regalitos hechos con amor en la escuela y para el Día de los Abuelos se les abrazaba con mucho cariño. ¿Pero el Día Internacional de la Mujer? Con menos de una semana antes del día que conmemora a la mujer desde 1975, vale la pena cavar un poco más profundo.

En mi memoria, apenas existía. No era un día que esperara con ansias, y mucho menos que me preocupara y pensara en él. No fue hasta la edad adulta que se hizo presente, e incluso en ese momento se redujo a imágenes de Piolín con frases sin sentido inundando las redes, declarando que <las mujeres son el mayor tesoro de la tierra>. No es que me desagradara el día, pero me parecía ridículo recibir un <felicidades por ser mujer> de la misma sociedad que las oprime, violenta y mata.

Con el paso del tiempo, habiendo conectado con personas apasionadas y comunidades fortalecidas, el día empezó a representar un símbolo de empoderamiento. Más que un festejo, el 8 de marzo es una conmemoración y un recordatorio de la lucha que por siglos ha definido el reconocimiento de las mujeres en la sociedad. A medida que los movimientos por los derechos de las mujeres han ganado adeptos en los últimos años, se aportó un nuevo significado a un día que suele celebrarse en lugar de recordarse (aunque la celebración sea bien intencionado). Su historia también delata la importancia de su recuerdo: las semillas de la fecha se plantaron en 1908, cuando 15 mil mujeres se manifestaron en Nueva York, exigiendo jornadas laborales justas, salarios dignos y el derecho al voto.

En años anteriores, las marchas y los movimientos sociales han proporcionado espacios para que las mujeres se unan y conmemoren este día, especialmente en México, donde la violencia contra las mujeres es un hecho cotidiano. Con una pandemia que hace estragos, muchas deciden mostrar su apoyo de manera virtual.

Quizás la situación impida que todas las mujeres salgan a la calle a pedir justicia, pero la magia de la tecnología le regala voz a las mujeres y los hombres que decidan alzarla, poniendo su granito de arena para mover hacia el futuro que promete equidad total y la libertad de vivir sin miedo.

Este año, será un poco diferente. Marcharán quienes marchen, gritarán quienes griten, llorarán algunas, sentirán todas, pensarán quienes piensen, lucharán quienes luchen, pintarán paredes, quemarán lo innecesario, publicarán lo importante, escribirán la historia, escribirán tweets emotivos y recordarán las palabras exigidas para el futuro. En un mundo que ofrece un millón de maneras de ser voz, es sólo cuestión de escoger nuestra arma. Lejos del cliché, cada voz cuenta cuando queremos cambio, y el cambio radica en las voces de los que luchan por conmemorar y seguir luchando, día a día.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto