Conecta con nosotros

Revista

Un estudio asocia la toma de paracetamol durante el embarazo al desarrollo de síntomas de TDAH y autismo en los niños

Un estudio epidemiológico ha encontrado relación entre el paracetamol que tomaron mujeres durante el embarazo y el desarrollo de síntomas de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) y trastornos del espectro autista (TEA).

La investigación, liderada por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), ha analizado a 73.881 niñas y niños de seis países europeos (Reino Unido, Dinamarca, Países Bajos, Italia, Grecia y España) de los que se conocía al menos un síntoma de TEA o TDAH.

Entre el 14 % y el 56 % de las madres de estos menores, según las cohortes, informaron de que habían tomado paracetamol mientras estaban embarazadas. Los niños expuestos al medicamento antes de nacer mostraban un 19 % y un 21 % más de probabilidad de desarrollar trastornos del espectro autista y por déficit de atención, respectivamente.

Sílvia Alemany, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio, explica la importancia de haber podido contar con una muestra tan grande, que incluye niños de un mínimo de 4 años de edad y un máximo de 12. Detalla que el principal peso lo aporta Dinamarca, que tiene reclutados a 60.000 niños: «En Dinamarca y otros países escandinavos hace mucho tiempo que registran esos datos de forma sistemática», relata.

«Desde nuestro estudio no se puede desprender que se deba suprimir durante el embarazo, ni tenemos datos ni ninguna evidencia que nos lleve a decir que no debe usarse»

En el Reino Unido se han estudiado a 6.000 niños, en los Países Bajos a 4.000 y en España a 1.500. Se trata de reclutar a las madres durante el embarazo y hacer un seguimiento de la gestación, del parto y de los primeros años de la infancia de los pequeños. Es decir, el resultado de este estudio, publicado ahora en el European Journal of Epidemiology, es el fruto del trabajo de muchos años de investigación.

Consolidando estudios previos

El producto de esta investigación respalda el resultado de estudios previos, si bien aporta algunas novedades, como la constatación de que la exposición prenatal al paracetamol afecta de forma similar a niños y niñas, sin que se hayan observado prácticamente diferencias.

«Consideramos expuesto a paracetamol a cualquier niño cuya madre haya tomado cualquier dosis en cualquier fase del embarazo y sin importar su frecuencia», aclara Alemany. Así, también se incluyen como expuestas a las madres que hayan hecho un uso totalmente esporádico del medicamento. «Es una limitación de nuestro estudio», arguye la investigadora, que aclara que otros estudios anteriores sí han tenido en cuenta la acumulación y la fase del embarazo y han observado una relación entre la dosis y el desarrollo de síntomas de los trastornos estudiados.

¿Qué síntomas se han analizado?

Los síntomas relacionados con el déficit de atención y los trastornos del espectro autista se han evaluado utilizando cuestionarios que están validados y son utilizados por muchísimos grupos de investigación, cuenta Alemany, que explica que con ellos se trata de valorar el comportamiento del niño en los últimos seis meses: «Se intenta preguntar sobre una serie de aspectos que son claves y obtenemos una puntuación continua», dice.

Posteriormente se clasifica a los niños entre quienes presentan síntomas clínicos o subclínicos y quienes no los presentan y se aplica un punto de corte entre aquellos niños que podrían necesitar ayuda clínica y quienes no.

En este apartado, la investigadora señala la importancia de recoger la sección subclínica, puesto que son unos rasgos que presentan los menores que podrían derivar en un futuro en el desarrollo de trastornos.

Sin alarma: se puede seguir tomando paracetamol durante la gestación

Los investigadores del estudio concluyen que el paracetamol, que es considerado el analgésico y antipirético más seguro durante el embarazo y la lactancia, no debe suprimirse durante esos periodos, pero sí debe limitarse su uso de manera estricta a los casos necesarios.

«Desde nuestro estudio no se puede desprender que se deba suprimir durante el embarazo, ni tenemos datos ni ninguna evidencia que nos lleve a decir que no debe usarse», sostiene la autora del estudio, aunque señala que «todas estas evidencias están apuntando de manera convincente a que el uso de paracetamol, cuando no sea estrictamente necesario, podría estar fomentado el desarrollo de los trastornos analizados».

«Estos trastornos son multifactoriales, en su desarrollo intervienen factores genéticos y ambientales. La exposición al paracetamol no es una causa única ni necesaria»

En este sentido también apunta que «no se deben preocupar las madres o las familias, ni culpabilizar a las madres de ningún tipo», porque «estos trastornos son multifactoriales, en su desarrollo intervienen factores genéticos y ambientales». «No sabemos muy bien cuáles son los ambientales, por eso es tan importante que los estudiemos para poder actuar sobre ellos», sostiene, porque la exposición al paracetamol «no es una causa única ni necesaria».

Sin relación con la administración en la infancia

En el estudio también se recoge que no se observa relación entre el paracetamol tomado en la infancia y los síntomas de TEA. No ha sido posible medir los efectos durante la lactancia, pero sí en aquellos pequeños a los que se les ha administrado el medicamento directamente durante sus primeros 18 meses de vida.

Si bien, a este respecto, la investigadora llama a «la precaución», porque se observa «una gran heterogeneidad en la exposición». «Pensamos que estos resultados tienen que ser interpretados con precaución y que necesitamos más investigación», comenta. Así, la prevalencia de la administración de paracetamol en los países nórdicos se encuentra alrededor del 6-7 %, mientras que en países como España, Grecia o Italia, se puede llegar hasta un 60 o 80 %: «Hay tantos niños expuestos que no se puede analizar correctamente», dice Alemany.

Se calcula que entre el 46 % y el 56 % de las mujeres embarazadas de los países desarrollados recurre en algún momento de la gestación al paracetamol. «Que nadie se alarme, hay que utilizarlo cuando sea necesario, siempre bajo la supervisión de un profesional sanitario. Es seguro tomarlo cuando haga falta, pero hay que vigilar su correcto uso», concluye la investigadora.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Revista

Carlos Acevedo regala playera firmada a Alexa Martínez, su ‘doble’ de TikTok

MÉXICO-. Algo que se hizo viral la semana pasada, a pocos días de la final de Liga MX ante Cruz Azul, fue el enorme parecido del portero de Santos Laguna, Carlos Acevedo, con la tiktoker, Alexa Martínez.

Fue a mitad de semana cuando la joven de 22 años subió un video a sus redes sociales en donde mostró su parecido con el arquero de Santos Laguna, quien este miércoles le obsequió una playera autografiada.

“Llegó, tengo mi playera. Carlos Acevedo firmado por Carlos Acevedo. Es como un abrazo. Gracias Club Santos y gracias al Acevedo de verdad por hacer esta semana la más loquísima de todas”

“En serio, lo valoro tanto, lo aprecio tanto, y esto va a ser algo que quiero guardar, enmarcar, para siempre, literal”, dijo la tiktoker.

La joven mostró el obsequió que recibió por parte de Acevedo.

El video original sigue haciéndose viral

Una semana después del video que publicó Alexa Martínez, este superó las 2 millones y medio de vistas tan solo en TikTok, el cual también ha obtenido millones de reproducciones en otras redes sociales.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Revista

Crudo testimonio de una presunta víctima de Ricardo Ponce, el “sanador sexual”: violó a tres mujeres a la vez y amenazó con machetearlas

El crudo testimonio de una joven revelearía la parte más oscura y atroz del "sandor"  (Foto: Instagram / @ricardoponce)El crudo testimonio de una joven revelearía la parte más oscura y atroz del «sandor» (Foto: Instagram / @ricardoponce)

Luego de que la youtuber Maire Wink denunciara la secta sexual de Ricardo Ponce, quién se proclama “creador de la autosanación”. Una decena de mujeres han salido a testificar las violaciones, abusos y otros tipos de violencia sexual que vivieron durante los retiros de este personaje.

Una cuenta de Instagram llamada @denunciaaricardoponce, creada por una masajista española, ha servido como plataforma para dar voz a las mujeres agredidas. Una de ellas relató el escalofriante episodio que vivió a manos de Ricardo Ponce con otras dos mujeres.

En aquel entonces, Ponce cobraba 15,000 pesos por la entrada VIP y no 55,000 pesos como expuso la youtuber. El agresor era un hombre “que te pintaba todo super bonito (…) el vato era como: ‘te toco aquí, te sano y toda tu vida se transforma’. Era como mágico’”, explicó la víctima.

El retiro tuvo lugar en Bacalar y la joven asistió en compañía de una amiga. Todo parecía marchar bien hasta que el último día, en la actividad del “Túnel de los Ángeles”, Ricardo Ponce la abrazó y comenzó a restregar su pecho con el de ella. Al separase, le dijo: “No tengas miedo. ¿Por qué le tienes miedo al amor?”.

Así finalizó el retiro. Ella, su amiga y otras dos chicas VIP fueron invitadas a una reunión. La joven y su amiga llegaron primero. Ponce apareció con un fotógrafo y su entrenador de gimnasio y ordenó que su amiga no participara en lo que tenía planeado. Sacaron a la acompañante del lugar y ella se quedó sola. La pesadilla acababa de comenzar.

La youtuber Maire Wink denunció públicamente que Ricardo Ponce tendría una secta sexual (Foto: Captura de pantalla YouTube Instagram / @ricardoponce)La youtuber Maire Wink denunció públicamente que Ricardo Ponce tendría una secta sexual (Foto: Captura de pantalla YouTube Instagram / @ricardoponce)

Yo dije: Ok, está bien. ¿Y dónde están los demás? Yo esperaba que viniera una camioneta con más personas. Yo no me sentía segura (…) tú piensas en ese momento que nada malo va a pasarte porque dices ‘estoy en compañía, estoy con él. Nada malo va a pasarme. Carajo’”, relató.

Llegaron las otras dos chicas y Ponce ordenó que las guiaran arriba. “En ese momento estás tan frágil que solo quieres seguir sintiendo bonito”, dijo la víctima, quién supuso que arriba habría un lugar en el que seguirían conviviendo.

El espacio no era grande, pero sí lujoso. “Espérenlo aquí”, les dijo el entrenador. Sin embargo, dentro del cuarto no había ninguna mesa, no era un espacio de convivencia. En ese lugar solo había una cama, un tocador y consoladores a plena vista. “En ese momento me asusté”, contó la joven. “Ok, ahorita van a llegar los demás, pensé. Uno no piensa que lo van a violar y le van a hacer cochinada y media”.

Ricardo Ponce tardó una hora completa en llegar. El entrenador las entretuvo y cuando el agresor abrió la puerta, les preguntó: “¿Están listas para sanar conmigo en la cama?”.

Todas quedaron congeladas. Se voltearon a ver y una de ellas le preguntó: “¿Estas segura de lo que dijo?”. En esos contextos, el cerebro entra en un estado de supervivencia. “Yo no podía decir: jajaja pendejo, oye déjame ir”, explicó. “Yo dije: ‘este tipo, no sé que va a hacer, pero hay tres tipos dentro de este hotel. Dentro de este cuarto, no sé que va a pasar’”.

Ricardo Ponce habría invitado a las jóvenes al terminar el retiro  (Foto: Facebook / @ricardoponce)Ricardo Ponce habría invitado a las jóvenes al terminar el retiro (Foto: Facebook / @ricardoponce)

Entonces el hombre ordenó: “Desnúdense”.

Ellas se quedaron estáticas hasta que alzó la voz para decirles: “¿Quieren que las mate a putazos? entonces desnúdense si no quieren que las mate y las aviente aquí al mar”.

La joven cuenta que Ponce reía a carcajadas al decir esas frases. Ellas tuvieron que obedecer. “Uno quieras o no obedece, porque poniéndote en esa situación, uno no va a decir ‘le voy a poder a este pendejo’. No vas a decir ahorita le pego y me escapo, habiendo tres hombres en la habitación”.

Comenzó la agresión. Ricardo Ponce es acusado de atacar sexualmente a las tres jóvenes, a quienes pedía que hicieran una serie de cosas con él, entre ellas y con los consoladores. En algún momento, recuerda, una de ellas se soltó llorar. “Era un llanto incontrolable”.

Si una de ellas se negaban, él se ensañaba aun más, contó. El ataque fue tan brutal, que una de ellas no pudo evitar orinarse. Ponce entonces se dirigió a ella y le dijo: “¿Te gusta? putita, por eso te viniste”.

La mujer que reveló la violación intentaba no hacer contacto visual con él. Se hacía un lado o se arrinconaba lo más que podía.

El hombre amenazo con "machetear y tirar al mar" a las tres mujeres si hablaban (Foto: Instagram / @ricardoponce)El hombre amenazo con «machetear y tirar al mar» a las tres mujeres si hablaban (Foto: Instagram / @ricardoponce)

Cuando terminó, el agresor sentó a las tres jóvenes en la cama y les preguntó: “¿Van a contar esto?”. Ninguna contestó. “¿Quieren contar esto?”, les preguntó alzando la voz. “¿Van a hablar, hijas de puta?”, insistió gritando.

Fue entonces cuando la narradora del caso dijo que no con la cabeza. Él la tomó del cuello con la yema de los dedos y les dijo: “Más te vale que no hables porque vas a amaneces muerta. La que abra el hocico la parto a putazos y no solo la parto a putazos, la macheteo, y la tiro al mar. Si van a hablar, háganlo ahorita para partirlas a putazos y que no sepa nadie de ustedes. ¿Vinieron a un retiro? No. No sé que pasó, las mataron. ¿Quién? no sé. Yo soy un hombre de poder y las puedo hacer desaparecer así”. Chasqueó.

Luego de la traumática experiencia, la joven volvió a su casa. Tardó mucho en contarlo, perdió contacto con las otras dos chicas y tuvo que ir a terapia psicológica y psiquiátrica. El video de Maire Wink le dio la fuerza para salir a hablar. Aunque teme por su vida, por fin pudo exponer la violación y amenazas que le hizo Ricado Ponce, “el sanador sexual”.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto