Conecta con nosotros

Resto del mundo

Viernes Santo en Filipinas; la pasión extrema

MANILA, 6 de abril.- Una treintena de penitentes católicos se crucificaron hoy en varios pueblos del norte de Filipinas con motivo del Viernes Santo con la creencia de que su sacrificio traerá buena salud para los suyos.

Los actos más multitudinarios tuvieron lugar en la localidad de San Fernando, a unos 70 kilómetros al norte de Manila, donde miles de filipinos y extranjeros desafiaron el intenso calor para contemplar tres procesiones con crucificados.

«A veces lo quiero dejar, pero no puedo. Me prometí a mí mismo que haría este sacrificio. No pararé hasta que mi hija sea operada de un problema intestinal que padece desde hace años, nunca pedí nada para mí mismo», relató a Fernando Mamangun, uno de los tres crucificados del barrio de Santa Lucía.

Aunque algunas procesiones son muy modestas, otras como la de Santa Lucía son una auténtica recreación melodramática de la pasión de Cristo, con actores disfrazados de romanos que zarandean a los supuestos prisioneros ante la mirada del público.

Cuando termina la procesión, los émulos de Cristo se tumban sobre la cruz de unos cuatro metros de alto para que una cuadrilla de voluntarios les perfore las manos y los pies martilleando dos veces clavos esterilizados de unos doce centímetros de largo.

Vestidos con una túnica blanca o morada, tocados con una melena postiza y una corona de espinas, algunos se someten a la tortura con el rostro oculto por una capucha para tapar las muecas de dolor, mientras que otros soportan los cerca de diez minutos que dura el suplicio a rostro descubierto.

Una vez que la cuadrilla baja la cruz a tierra y extrae los clavos, el nazareno tambaleante es llevado en volandas a una improvisada enfermería donde se recupera unos minutos tumbados mientras le desinfectan las heridas.

«Cuando te bajan de la cruz no te puedes mover por el dolor, sólo puedo tumbarme en la enfermería», dijo Mamangun, que se gana la vida voceando los destinos de una línea de minibuses urbanos.

«Ahora me duele mucho, es así justo después de la crucifixión, pero en unas horas el dolor se irá y podré volver al trabajo. Después de unas horas es como si no hubiera pasado nada, me siento muy fresco», agregó mientras fumaba un cigarrillo minutos después de su sacrificio.

Si bien surgió en los últimos 60 años como una tradición marginal, este acontecimiento está en auge por la creciente presencia de turistas extranjeros.

«Ha sido interesante, nunca esperaba ver una cosa así, pero con una vez basta», comentó una joven turista austríaca.

Los crucificados estuvieron acompañados por decenas de fervorosos católicos que optaron por flagelarse para redimir sus pecados.

Los flagelantes desfilan en procesión por numerosas localidades del norte de Filipinas, donde van de iglesia en iglesia mientras se golpean la espalda rítmicamente con una fusta mojada.

La jerarquía católica filipina no recomienda este tipo de ritos, aunque a diferencia de otros años, esta vez no se ha opuesto a ellos de manera rotunda.

«No lo juzgamos o condenamos, simplemente lo desaconsejamos», declaró a la emisora de radio Veritas el presidente de la Conferencia Episcopal, Jose Palma.

Más del 80 por ciento de los 94 millones de habitantes de Filipinas se declaran católicos.

 

Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

Resto del mundo

Migrantes mexicanos protestan frente a The New York Times en defensa de AMLO

Frente al edificio de The New York Times, simpatizantes de AMLO le gritan que «no está solo», esto luego de la investigación del periódico acerca de presuntos nexos del Presidente con el narcotráfico.

Nueva York.- Luego de informarse que el medio de comunicación The New York Times publicaría un reportaje en el que habla de los presuntos nexos entre Andrés Manuel López Obrador y el narcotráfico, decenas de simpatizantes del Presidente de México llegaron a las instalaciones de este periódico para protestar y defender a López Obrador.

A través de varios videos publicados en redes sociales es posible observar a personas migrantes en la puerta principal de las instalaciones del The New York Times, sosteniendo pancartas con las frases “The New York Lies” y en conjunto gritando la consigna de “AMLO no estás solo”.

“Amado señor Presidente, aquí está tu pueblo. El pueblo migrante, el pueblo que te apoya señor Presidente. Este mensaje es de apoyo, es una manifestación civica, respetuosa, sin estar dañando ningún inmueble. Estamos, así como nos enseñaste, señor Presidente. Todo tu pueblo está aquí de una manera respetuosa, manifestando, el pueblo que te apoya, el pueblo que va a estar contigo, con tu filosofía, ¡No estás solo!”, dijo uno de los oradores presentes en esta protesta.

En medio de esta protesta, los manifestantes también hablaron de lo que calificaron como “la injerencia de los medios nacionales e internacionales en la democracia”, esto ante las próximas elecciones presidenciales en México.

A su vez, hablaron acerca de los intereses que diversos medios de comunicación estadounidenses tienen, lo cual dijeron es impedimento para demostrar lo que es la realidad mexicana.

“Las compañías como New York Times, Univision, Financial Time, Whashington Post cualquier artículo sobre México, se nota que los autores no entienden la realidad mexicana y no les interesa entenderla porque solo la escriben para proteger ciertos intereses.

The New York Times responde a AMLO por filtración de datos

Fue durante la mañanera del jueves 22 de febrero que Andrés Manuel López Obrador informó que he New York Times publicará un reportaje cuyo tema será los presuntos nexos entre el mandatario y el narcotráfico.

Desde Palacio Nacional, el mandatario señaló haberse enterado por medio de una serie de cuestionamientos que  la corresponsal en México, Natalie Kitroeff, le hizo llegar al vocero de la presidencia, Jesús Ramírez Cuevas.

AMLO leyó el documento que le fue enviado, respondió sus preguntas e incluso, expuso en plena conferencia los teléfonos que la periodista le facilitó como vía de contacto. Ante ello, el medio de comunicación expresó su inconformidad y lamentó la postura del mandatario.

“Esta es una táctica preocupante e inaceptable por parte de un líder mundial en un momento en que las amenazas contra los periodistas van en aumento”, se lee en el comunicado.

Finalmente el periódico se dijo apoyar a los periodistas que trabajan en este reportaje que pretende exponer el involucramiento del Cártel de Sinaloa en la campaña presidencial de López Obrador de 2018, la cual ganó de manera contundente.

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Más visto