Conecta con nosotros

México

Hace 53 años, la mujer fue tomada en cuenta para votar

Al grito de “¡Que lo repita! ¡Que lo repita!”, más de 20 mil mujeres congregadas en el Parque 18 de Marzo de la Ciudad de México el 6 de abril de 1952, demandaban el compromiso al candidato presidencial Adolfo Ruiz Cortines para que cumpliera con su promesa de plasmar en la Constitución el derecho de las mexicanas a votar y ser electas.

Ruiz Cortines repitió su compromiso y la algarabía femenina se apoderó del lugar, y un año después de ese histórico mitin, el17 de octubre de 1953, Ruiz Cortines –ya como presidente– cumplió su palabra y promulgó las reformas constitucionales que otorgaron el voto a las mujeres en el ámbito federal. Se cumplía así un sueño, se consumaba una lucha y comenzaba otra que aún no ve final: la pelea por la ciudadanía plena de las mexicanas.

México era uno antes de 1953 y es otro después de ese año, cuando se reconoció oficialmente el derecho de las mujeres a elegir a sus gobernantes y a ser electas, pero ese reconocimiento no fue un obsequio ni una concesión, sino el resultado de movimientos universales y locales a favor de la equidad de género.

Sin embargo, 50 años más tarde en una sesión solemne por el 50 aniversario del voto femenino en México y con un salón de plenos adornado con flores se destacó afirmó que la condición de madre soltera, indígena, pobre, discapacitada y analfabeta ha sido pretexto para que las mujeres sean maltratadas, asesinadas, desaparecidas y violadas. Agregó que el hecho de ser consideradas la parte esencial de la familia las obliga a permanecer al lado de quienes, ostentando su poder, violan a diario los derechos de las mujeres.

Pero, al mismo tiempo, se hizo un llamado para modificar las leyes que oprimen a las mujeres al considerar que la ausencia de la equidad las excluye de los espacios de toma de decisiones. “El voto no es una concesión, nacemos con derechos”, aseveró la diputada Micher, quién reconoció una vez más que ha sido el movimiento de mujeres y feminista los que han logrado colocar la visión de género en la agenda legislativa.

El entonces presidente de la Mesa Directiva del Congreso de la Unión, señaló que “el alma de este país son sus hombres, pero el corazón de México son sus mujeres”. Reconoció que ha sido lento el avance en la participación política de las mujeres, sin embargo el Congreso es testigo de debates diarios que han dado lugar a las reformas del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe) y la ley que creó el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

El sufragio femenino significa también el reconocimiento a la igualdad en la participación política, el que cada mujer pueda decidir sobre su vida, y además acepta la posibilidad de la elección de mujeres para estar en cargos de representación pública, derecho ejercido anteriormente sólo por hombres, a pesar de que la representación proporcional es en promedio del 50 por ciento.

La lucha femenina por ejercer sus derechos de votación y decisión empezó en el mundo hace varios siglos, pero en México sus primeras manifestaciones importantes se dan durante los años 1884 y 1887, cuando por primera vez una publicación, la revista femenina Violetas del Anáhuac, fundada y dirigida por Laureana Wright González y escrita solamente por mujeres, demandó el sufragio femenino.

Hacia 1910, diversas asociaciones se unen a Madero, entre ellas el club femenil antireeleccionista “Las Hijas de Cuauhtémoc”. Poco tiempo después, las integrantes del club protestan por el fraude en las elecciones y demandan la participación política de las mujeres mexicanas.

Posteriormente, en 1916, se realizó el primer Congreso Feminista, específicamente el 13 de enero. Este fue impulsado por el general Salvador Alvarado como Gobernador de Yucatán y varias organizadoras. Uno de los principales acuerdos a los que se llegó en este Primer Congreso feminista fue demandar que se otorgara el voto ciudadano a las mujeres, aunque en realidad la demanda no hizo mucho eco.

Luego de la promulgación de la Constitución Política de 1917, donde no se negaba la ciudadanía a las mujeres, ni mucho menos su oportunidad de votar, tampoco se otorgó expresamente ese derecho.

En abril del mismo año, se expidió la Ley de Relaciones Familiares, según la cual los hombres y las mujeres tienen derecho a considerarse iguales en el seno del hogar.

Del 20 al 30 de mayo de 1923, la Sección Mexicana de la Liga Panamericana de Mujeres convocó al Primer Congreso Nacional Feminista, que se reunió en la Ciudad de México, con la asistencia de 100 delegadas. Sus principales demandas en lo político fueron la igualdad civil para que la mujer pudiera ser elegible en los cargos administrativos y el decreto de la igualdad política y la representación parlamentaria por parte de agrupaciones sociales.

Como consecuencia del Congreso Nacional Feminista, el 13 de julio de ese mismo año, el gobernador de San Luis Potosí, Aurelio Manrique, expidió un decreto en el que se concedía a las mujeres potosinas el derecho a votar y a ser elegidas en elecciones municipales.

En Yucatán, Elvia Carrillo Puerto resultó la primera mexicana electa diputada al Congreso Local por el V Distrito, el 18 de noviembre de 1923. Sin embargo, después de desempeñar su cargo por dos años renunció, debido a las amenazas de muerte que recibió. Más tarde cambió su residencia a San Luis Potosí, y fue electa al obtener la mayoría de votos, pero el Colegio Electoral no reconoció su triunfo.

Hacia 1935 por primera vez las mujeres participaron en las votaciones internas del Partido Nacional Revolucionario (PNR), creado seis años antes y entre 1935 y 1936, mujeres del partido oficial conforman el Frente Único Pro Derechos de la Mujer (FUPDN), junto con y militantes o cercanas al Partido Comunista. Ellas encaminaron sus demandas de clase y reivindicaciones de género.

Posteriormente, el frente profundizó en ciertas áreas del trabajo popular como la creación del Departamento Autónomo de la Mujer en la Confederación Campesina Mexicana (CCM); luchó por el cumplimiento de la Ley Federal del Trabajo y la sindicalización de las obreras y empleadas gubernamentales, así como por la instalación de salas de asistencia infantil anexas a los mercados.

La lucha que implicaba profundizar y afinar las alianzas con sectores y grupos dominantes en el ámbito nacional repercutió en detrimento de la organización amplia del movimiento de mujeres, sin embargo lo anterior se compensó con la actividad febril que desencadenó la demanda del voto.

En 1937 el presidente Lázaro Cárdenas envió a la Cámara de Senadores la iniciativa para reformar el Artículo 34 constitucional, como primer paso para que las mujeres obtuvieran la ciudadanía. En 1938 la Reforma se aprobó y ese mismo año lo fue en la mayoría de los Estados.

El 24 de diciembre de 1946, la Cámara de Diputados aprobó la iniciativa enviada por el presidente Miguel Alemán, en la que se adicionó el Artículo 115 Constitucional, que entró en vigor el 12 de febrero del siguiente año. En ella se establecía que en las elecciones municipales participarían las mujeres en igualdad de condiciones que los varones, con el derecho a votar y ser elegidas.

Siendo candidato a la presidencia de la República, en 1952 Adolfo Ruiz Cortines prometió, ante 20 mil mujeres asistentes a un mitin de campaña, la ciudadanía sin restricciones para las mujeres.

Por fin, el 17 de octubre de 1953 se publicó en el Diario Oficial el nuevo texto del Artículo 34 Constitucional: “son ciudadanos de la República los varones y las mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan, además, los siguientes requisitos: haber cumplido 18 años, siendo casados, o 21 si no lo son, y tener un modo honesto de vivir”.

Así, indirectamente, en 1953 se reconoce el derecho al sufragio femenino gracias a la organización y participación de las mujeres en los foros feministas demandando derechos ciudadanos, sólo que ese avance no se materializó sino hasta por lo menos dos décadas después, debido a que en la mayoría de los casos seguían siendo los hombres quienes decidían lo que sus esposas, hijas o hermanas debían hacer.

En las elecciones del 3 de julio de 1955 las mujeres acuden por primera vez a las urnas a emitir su voto. En esa ocasión se elegía a diputados federales para la XLIII Legislatura. Pese a la importancia que tenía ese primer ejercicio de libertad de decisión, la verdadera democratización de la ciudadanía tardó mucho más en gestarse, sobre todo porque la tradición imperaba sobre la razón.

Muchas mujeres sufrían un severo nivel de represión familiar que les impedía acudir a las urnas, y otras simplemente reproducían los designios que los “hombres” de la casa les sugerían que debían manifestar. Se considera que es hasta los años setenta cuando en realidad las mujeres empezaron a ejercer su derecho ya que en el mundo se daba una revolución ideológica y política, como consecuencia de la filosofía de la liberación.

En esos años se constituyó el concepto de género como categoría de análisis para explicar los mecanismos de opresión y a partir de ahí se abrió la posibilidad de superarlos, lo que en la práctica sembró la semilla de la democracia, entendida como la igualdad de los géneros, conservando la diferencia sexual.

Ya en los años noventa, la reivindicación de los derechos va más allá. Inicia la lucha contra la violencia, esa que día a día se ejerce en las casas por medio de golpes, palabras o actitudes, esa que día a día maltrata a muchas mujeres que dan todo por sostener sus hogares a costa de su integridad misma. Inicia entonces el reconocimiento de la pluralidad, la tolerancia y el respeto.

Hoy en día faltan muchos eslabones por superar, como el hecho de que los partidos políticos cumplan con el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales en su Artículo 22 Transitorio que indica que las candidaturas no deben exceder de un 70 por ciento para un mismo género.

Escribe tu comentario

Comentarios

Publicidad
Clic para comentar

You must be logged in to post a comment Login

Leave a Reply

México

Pide Fox a hijo de AMLO que se defienda “solo” pues “ya está grandecito”

El pasado fin de semana, se difundió una fotografía en redes sociales que derivó en críticas y burlas sobre el físico de Jesús Ernesto, hijo menor del presidente Andrés Manuel López Obrador, situación que generó polémica entre políticos del País. 

Funcionarios del partido Morena como Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum defendieron al menor, sin embargo, políticos de la oposición como el exmandatario Vicente Fox aprovecharon lo ocurrido para recriminar a AMLO.

A través de su cuenta de Twitter, Fox escribió un mensaje para López Obrador en relación a su hijo Jesús Ernesto, asegurando que el joven “ya está grandecito para que se defienda solo”.

Usuarios critican a Fox

Aunado a ello, le recordó a AMLO que el “jamás ha respetado a nadie”, por lo que ahora se “debe aguantar” ante la situación actual que ha afectado a Jesús Ernesto.

Usuarios en redes sociales reaccionaron a la postura de Fox, argumentando que era “un cobarde” por permitir ataques a menores de edad que poco tienen que ver con los problemas actuales del País.

Jamás has respetado a nadie, ahora te aguantas!! Además, tu hijo ya esta grandecito para que se defienda solo. A pero querías ser Presidente!!”, escribió Fox.

“El problema es conmigo”: AMLO

El presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que los ataques en contra de Jesús Ernesto, su hijo menor de edad, son una cobardía de parte de sus rivales.

“Ayer mi pobre hijo, que lo amo, está excedido de peso, ya saben cómo es la edad de adolescencia, ah sale una foto y con saña lo atacan, eso es una cobardía, el problema es conmigo, no con él. Hasta en las verdaderas mafias se respeta a la familia«, expuso el presidente golpeándose el pecho con la mano y con un tono molesto.

Los ciudadanos que asistieron a este sitio empezaron a gritar: «No estás solo, no estás solo, no estás solo», en señal de apoyo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

México

AMLO planteará al SAT eliminar la Constancia de Situación Fiscal

Ante las quejas de los trabajadores y trabajadoras del país por las complicaciones para tramitar la constancia de situación fiscal en las oficinas del SAT, el presidente López Obrador consideró eliminarla como requisito.

Para esto pedirá a la titular del SAT, Raquel Buenrostro, acudir a Palacio Nacional a informar por qué se solicitó este trámite y cómo va la recaudación.

“Que venga Raquel y que ademas nos informe sobre cómo va la recaudación por qué tomaron esta decisión porque el propósito es simplificar, a lo mejor es que había fugas y no se está permitiendo la evasión pero ella nos lo explica y si solo complica las cosas a los contribuyentes, que se quite”, comentó.

El mandatario pidió otorgar facilidades a los contribuyentes, sobre todo a los pequeños y medianos. Reiteró que el problema de la evasión “estaba arriba, incluso legalizado, los de arriba no pagaban, tenían ese privilegio y eso ya se terminó entonces hay que dar facilidad a todos para que contribuyan”.

Buenrostro podría presentarse en los próximos días para hablar sobre el tema, en el marco de la celebración del 25 aniversario del SAT, fundado el 1 de julio de 1997.

López Obrador adelantó que acudirá a la sede en esta fecha y en ese mismo día, durante la ‘mañanera’, se explicará cómo ha cambiado la entidad en lo que va de su administración.

La entrega obligatoria de constancias de situación fiscal provocó largas filas en las oficinas de la entidad tributaria a finales de mayo.

La Constancia de Situación Fiscal es un documento que emite el SAT donde tiene registrados los datos principales del contribuyente, como su nombre, RFC, cédula fiscal, CURP, el régimen fiscal en que está inscrito, su domicilio fiscal registrado con código postal, su teléfono y correo electrónico, entre otros datos.

Este documento lo están pidiendo las empresas y negocios para actualizar los datos de sus trabajadores y clientes, ya que a partir de julio deben emitir los recibos de nómina y facturas con la nueva versión del software del SAT 4.0.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

México

El presunto feminicida de la cantante Yrma Lydya dice que él no la mató

Jesús “N”, de 79 años, recibió prisión preventiva por parte de un juez de la Ciudad de México tras la conclusión de la primera audiencia por el feminicidio de la cantante Yrma Lydya, quien fue asesinada en el restaurante Suntory el pasado viernes 24 de junio.

Tras la audiencia, que duró alrededor de 15 horas, el juez emitió un dictamen en el cual se calificó como legal su detención, por lo que se le dictó la medida cautelar en su contra; pero aún no se le vincula a proceso por su presunta responsabilidad en el feminicidio de la cantante, pues se presume que podría quedar el libertad debido a su edad.

De acuerdo con información extraoficial, el imputado negó haber asesinado a su ex esposa, pues aseguró que fueron sujetos que la intentaban extorsionar quienes dispararon en su contra, pero las autoridades capitalinas ya presentaron pruebas ante el juez que podrían resultar en su incriminación.

La Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México (FGJ) informó que fueron dos los hombres contra los cuales se dictó prisión preventiva por el feminicidio de Yrma Lydya, pues un segundo sujeto identificado como Benjamín “N” también podría haber participado en el asesinato, por lo que ambos fueron trasladados al Reclusorio Preventivo Varonil Norte.

A pesar de que el Ministerio Público de la FGJ formuló la vinculación a proceso de ambos presuntos implicados, su defensa solicitó la duplicidad del término constitucional, por lo que la audiencia continuará el próximo jueves 30 de junio, y será en esta fecha en la que se dé a conocer su situación legal.

De acuerdo con lo informado por las autoridades capitalinas, ambos sujetos fueron detenidos por policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana(SSC) después de que recibieron una alerta por detonaciones de arma de fuego al interior del restaurante Suntory, ubicado en la alcaldía Benito Juárez, lugar en el cual se localizó el cuerpo de la víctima de feminicidio.

A pesar de que no se reportaron problemas de salud por parte del presunto autor material del feminicidio, diversas personas han denunciado los nexos del abogado con personajes influyentes en las altas esferas mexicanas.

Uno de los que han denunciado la influencia de Jesús “N” es Alonso Castillo Cuevas, hijo de Laura Cuevas Morán, quien señaló que el acusado tiene una relación estrecha con el titular de la Fiscalía General de la República(FGR), Alejandro Gertz Manero.

De acuerdo con lo declarado por Alonso, el abogado visita constantemente la sede de la FGR y tendría acceso a información relevante que concierne al fiscal, lo cual podría servirle para obtener su libertad gracias a actos de corrupción.

En un video compartido en sus redes sociales dijo intuir que Alejandro Gertz Manero debe preguntarse junto a su cercano colaborador, Juan Ramos: “¿Oye, qué vamos a hacer con Alcocer? Porque sabe mucho ¿Cómo lo vamos a controlar? ¿Cómo lo vamos a dejar en la cárcel? ¿Y si dice algo? ¿Y si lo matan?”.

Jesús “N”, es acusado de haberle disparado en tres ocasiones a su esposa al interior del hospital de lujo después de que la increpara cometiendo una presunta infidelidad, tras lo cual fue detenido por policías capitalinos, a quienes ofreció fuertes sumas de dinero para que lo dejaran en libertad.

De la misma forma, el presunto feminicida presumió de sus influencias con personajes relevantes en la política mexicana, pues se desempeñó como proveedor de la Secretaría de Seguridad durante el sexenio de Felipe Calderón, cuyo titular fue Genaro García Luna, actualmente procesado en Estados Unidos por sus vínculos con el Cártel de Sinaloa.

El abogado también fue vinculado al antiguo Obispo de Ecatepec, Onésimo Cepeda, quien enfrentó acusaciones de fraude; el general del Ejército Mexicano Audomaro Martínez; y Rafael Guerra Álvarez, presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

México

La primera esposa del abogado asesino, se suicidó con dos balazos

La pasada noche del 24 de junio, conmocionó el asesinato de la cantante Yrma Lydya, quien presuntamente recibió tres disparos de su esposo, Jesús Hernández Alcocer, de más de 70 años de edad en el restaurante Suntory, localizado en calles de la colonia Del Valle de la Ciudad de México.

Los primeros detalles fueron proporcionados por el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) capitalino, Omar García Harfuch, a través de su cuenta de Twitter en donde detalló que “un hombre le disparó a su esposa en tres tres ocasiones, él ya se encuentra detenido”.

Posteriormente trascendió que la víctima había sido Yrma Lydya y que las autoridades habían detenido a Jesús Hernández Alcocer y su chofer, quienes supuestamente estaban a punto de huir de la escena.

En las siguientes horas, más información comenzó a circular. Personas cercanas a la fallecida lamentaron lo ocurrido y extendieron su pésame, asimismo, se dieron a conocer datos sobre el presunto feminicida. Uno de ellos es que Yrma Lydya era la segunda esposa del abogado.

Según el periodista de nota roja, Carlos Jiménez, la esposa anterior de Hernández Alcocer falleció de “forma extraña” y en los informes oficiales se asentó que había sido un suicidio a pesar de que tenía dos impactos de bala en el cuerpo.

“No es su primera esposa que termina sin vida en el forense”, sentenció el reportero, infiriendo que es sospechoso que sus parejas mueran repentinamente.

“Hace unos 22 años, la entonces esposa del abogado Jesús Hernández Alcocer terminó muerta. Se dijo entonces que se suicidó”.

A pesar de la extraña forma en la que se suicidó su esposa anterior, no hay datos concretos ni informes sobre lo que se sostiene Jiménez, no obstante, así como ha ocurrido desde el primer momento de este caso, es posible que más adelante haya detalles concretos.

Aunado a ello, trascendió que en el 2011, en el mismo restaurante Suntory, Hernández Alcocer se reunió con el Obispo Onésimo Cepeda, fallecido en febrero pasado, y un abogado, para celebrar la resolución del Octavo Tribunal Colegiado por un caso de denuncia de fraude que presentó una empresa en contra del religioso.

El periodista Paco Rodríguez, en una columna para el portal Índice Político, se refirió a Hernández Alcocer como un hombre que se ostentaba como “proveedor de las dependencias del sector de seguridad”. Siempre llevaba, de acuerdo con Rodríguez, una pistola de oro fajada en la cintura.

Incluso señaló que la dependencia a cargo de Genaro García Luna, ex titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) durante la administración del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, le compró hasta 38 mil millones de pesos por asignación directa.

Además, el abogado hacía gala de ser la única persona que podía conseguir que las dependencias de seguridad le compraran a los proveedores que él les indicaba y de ser un protegido de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Supuestamente, en un oficio de la subprocuraduría de investigación especializada en delitos federales, con fecha de 2012, se le acusó a Hernández Alcocer de los delitos de usurpación de profesión y extorsión.

Otras personalidades con las que fue vinculado Alcocer, según la investigación del periodista, son el ex propietario del equipo de futbol Tiburones Rojos de Veracruz; el fallecido obispo emérito de Ecatepec, Onésimo Cepeda; un diputado del PAN; un ex presidente del Tribunal Superior de Justicia y un ex funcionario de la Procuraduría General de la República (hoy FGR).

Con información de Infobae

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Más visto