Conecta con nosotros

Nota Principal

El líder nacional del PRI, ‘Alito’ Moreno, es investigado por enriquecimiento ilícito

La investigación de la Fiscalía General de la República contra Alejandro Moreno «Alito», derivaría de la denuncia presentada por el ex Gobernador de Oaxaca Ulises Ruiz Ortiz, el 22 de julio, y buscaría inconsistencias entre los ingresos reportados por el líder del PRI y la adquisición de 16 inmuebles, dos vehículos, así como la posesión de cuatro cuentas bancarias, según da a conocer el diario Reforma.

La encargada de iniciar la investigación es la fiscal Rosalba García Ramírez, bajo la carpeta FED/FECC/UNAICAMP/000294/2019.

La investigación busca determinar si existe una diferencia entre sus ingresos y los recursos con los que adquirió los bienes mencionados.

La FGR inició el recurso tras la denuncia presentada por el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, el pasado 22 de julio.

Fuentes consultadas por Reforma señalan que durante el proceso interno del PRI hubo varias denuncias contra el mandatario de Campeche; sin embargo, la presentada por Ruiz Ortiz cuenta con más elementos para iniciar una indagatoria.

Luego que el diario Reforma diera a conocer que Moreno Cárdenas era dueño de una residencia valuada en 46 millones de pesos y construida en dos años, Ulises Ruiz, otrora candidato a la dirigencia del tricolor, solicitó a la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) investigar al actual presidente del PRI.

Aparentemente el ex titular de Campeche reportó ingresos por 5 millones de pesos anuales.

Días después, el ex Gobernador de Oaxaca presentó una denuncia ante la FGR en la que señala que el valor de los 15 inmuebles que “Alito” declaró, adquiridos entre 2012 y 2015 en Campeche, no coinciden con el valor comercial de los mismos, según la temporalidad en que fueron adquiridos.

De acuerdo con los cálculos de Ruiz Ortiz, mismos que detalló en una tabla, se “evidencia una notoria discrepancia entre su valor comercial en la fecha de su adquisición con la cantidad que aparece pagada”, misma que fue de contado, según el ex gobernador.

Ruiz Ortiz asegura que en el caso de un predio -adquirido en 2012- con una superficie de 379.64 metros cuadrados con valor de 225 mil 770 pesos, cuando el precio del metro cuadrado es de 2 mil 500 pesos, resultaría un valor actual de 948 mil 850 pesos.

Fuente: Vanguardia

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .

Nota Principal

Explica Gobernador cómo se revisarán indicadores en semáforo de reapertura

El gobernador Javier Corral explicó que la reapertura de actividades en el estado de Chihuahua, se realizará con base en los cuatro indicadores contenidos en el sistema de semáforo COVID-19, de la Secretaría de Salud del Gobierno de la República.

En la entrevista semanal del programa En Línea Directa del Canal 28 de televisión, dijo que tras una reunión virtual sostenida por los gobernadores del país con autoridades federales, acordaron que cada entidad evaluará su situación con base en estos indicadores, para determinar si realiza o no la reapertura.

Detalló que el primero de los indicadores tiene que ver con la disponibilidad de camas en los hospitales; el segundo es la tendencia de hospitalización; el tercero es la medición de los casos activos y el cuarto es el porcentaje de positividad del contagio.

El mandatario informó, que se acordó que a partir del primero de junio se realizará un análisis situacional para cada estado del país, con base en este sistema de semáforo que considera 4 niveles de riesgo (máximo, alto, medio y bajo) para cada uno de los indicadores a revisar.

Javier Corral compartió en la entrevista la tabla de la Secretaría de Salud del Gobierno de México, que detalla el monitoreo que seguirá el sistema de semáforo.

El documento contiene la siguiente información:

Para el indicador 1 (Ocupación hospitalaria de la Red IRAG) se consideran cuatro porcentajes: más de 70%, entre 51 y 70%, entre 31 y 50% y menos de 30%, correspondientes a los cuatro niveles de riesgo: máximo, alto, medio y bajo.

Para el indicador 2 (Tendencia de hospitalización –últimos 10 días–) las fases son: crecimiento exponencial, crecimiento o descenso inicial, descenso continuo y periodo inter-epidémico, con sus respectivos cuatro niveles de riesgo.

Para el indicador 3 (Tendencia síndrome COVID –últimos 14 días–) se consideran las mismas cuatro categorías del indicador 3.

Para el indicador 4 (Porcentaje de positividad COVID) los cuatro niveles de riesgo (de mayor a menor) se distribuyen de la siguiente forma: más de 40%, entre 31 y 40%, entre 21 y 30% y menos de 20%

El gobernador Javier Corral indicó que en el caso del primer indicador, en Chihuahua se considerarán dos puntos, porque aquí están conjugados ocupación de camas COVID-19 en general, y ocupación de cuidados y de terapia intensivos.

“Nosotros vamos a desglosar este indicador y luego, cuál es la tendencia de la ocupación de camas en la última semana epidemiológica, porque vamos a ir midiendo por semana, porque la epidemia se va midiendo semanalmente, son semanas epidemiológicas”, expresó.

Agregó que además se medirá la tendencia semanal de contagios y el porcentaje de positividad, es decir, de todas las pruebas que se hacen y que se diagnostican, qué porcentaje salen positivas, por lo que a partir de estas cifras es que se tomarán decisiones.

Compartió con los chihuahuenses que si la ocupación hospitalaria es de arriba del 70 por ciento y tiene tendencia creciente, y si la tendencia de contagios de COVID-19 tiene un crecimiento exponencial y el porcentaje de positividad está por encima del 40 por ciento, quiere decir que hay riesgo máximo.

“Y entonces ya vienen los otros niveles de riesgo y conforme a estos niveles de riesgo, es como vas reabriendo”, especificó el titular del Ejecutivo estatal.

Consideró que no es posible que haya un solo semáforo a nivel nacional, cuando los estados tienen distintos niveles de transmisión, así como velocidades distintas en el contagio y la diseminación.

“No es lo mismo cómo se propaga en un estado como Tlaxcala, como Colima, a la dispersión y amplitud geográfica del estado de Chihuahua; cuando en un estado como estos que acabo de mencionar, la curva epidémica sube y baja prácticamente en todo el territorio al mismo tiempo, hay estados que por nuestra dispersión territorial, por nuestra dimensión territorial, las curvas epidémicas tienen distintos niveles”, destacó.

Por eso –señaló– el planteamiento fue de un semáforo con una misma metodología, en el sentido de ponerse de acuerdo en qué cosas se debe evaluar para abrir las distintas actividades económicas, recreativas, culturales, deportivas y educativas en las entidades.

“Llegamos a un acuerdo y es que para cambiar de color y empezar a aplicar las medidas de reapertura o mantener las restricciones, habrá una colaboración entre Gobierno Federal y los gobiernos de los estados, y se nutrirá la información del Gobierno Federal de lo que nosotros les vayamos generando”, detalló.

Recordó que la Ley General de Salud en su artículo 7, señala que la coordinación del Sistema Nacional de Salud estará a cargo de la Secretaría de Salud y le corresponde establecer y conducir la política nacional en materia de salud, mientras que los gobiernos estatales como autoridades sanitarias locales, pueden establecer medidas de mayor alcance, en apego a las disposiciones generales establecidas por el Gobierno Federal.

Señaló que esa es la primera premisa: “si el Gobierno Federal determina restricciones, los estados no podríamos ser permisivos o más permisivos, menos restrictivos”.

Previamente, en conferencia virtual con los medios de comunicación, el gobernador había anticipado que el sistema de semaforización comenzará en Chihuahua el 1 de junio en color rojo, es decir, sin ninguna autorización para reaperturas.

“Hay algunas interpretaciones que se han hecho, de que vamos a pasar a partir del 1 de junio ya a el color naranja, en donde ya se reabre un porcentaje de actividades económicas en general o recreativas, o culturales, o sociales. Esto no es así”, observó.

Advirtió que el periodo mínimo que tomará la evaluación será de una semana: “tratando de dar una respuesta, pero forzando una proyección, nosotros tendríamos que evaluar en la primera semana de junio, si podemos cambiar de color en el estado de Chihuahua, del rojo al naranja, y luego entrar de nuevo en el proceso de evaluación en esas siguientes dos semanas, con estos mismos indicadores, para saber si pasamos al amarillo, o nos regresamos al rojo”.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Nota Principal

“Ya tomé la decisión”: López Obrador saldrá de gira el lunes

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó que a partir del lunes de la siguiente semana retomará sus giras de trabajo por el territorio nacional, porque, explicó, se necesita “salir hacia la nueva normalidad”.

“Ya tomé la decisión de salir porque necesitamos retomar la vida pública y necesitamos salir hacia la nueva normalidad , con todos los cuidados”, indicó el mandatario mexicano.

López Obrador anunció este el miércoles pasado que la próxima semana viajará a Cancún, Quintana Roo, “con todos los cuidados”, para dar el banderazo de inicio de obras del primer tramo del Tren Maya.

“Es muy importante que vaya yo a dar ese banderazo en el Tren Maya, porque son muchos empleos y se necesita reactivar la economía”, explicó este jueves en su conferencia de prensa.

Al ser cuestionado sobre si podría posponer dicha gira una semana más, por las críticas que pudiera generar esta decisión, López Obrador contestó que “haga lo que haga, nada les va a gustar” a sus adversarios.

“Mis adversarios, haga lo que haga no les va a gustar nada. Si que me quedo, que por qué estoy encerrado, que por qué no doy un mensaje de inicio de la nueva etapa hacia la normalidad”, respondió.

López Obrador adelantó ayer que “muy probablemente” la siguiente semana retome sus giras de trabajo.

La primera visita la realizaría a Cancún, Quintana Roo, para dar el banderazo de inicio de obras del primer tramo del Tren Maya, pero esta decisión aún depende de la evaluación que se tenga sobre la pandemia del coronavirus en el país, en la reunión que sostendrá el próximo jueves por la noche con su gabinete.

“Voy a cuidarme. Si la línea aérea tiene como norma que se use cubrebocas lo voy a usar, en el caso del viaje, los médicos me están recomendando que no use mucho el avión , que sea más por carretera, a ras de tierra , le pido a todos los que nos están escuchando, viendo, de los lugares que voy a visitar, que nos vamos a seguir queriendo a distancia, que no se pueden hacer actos grandes, que vamos a cuidar que sean muy pocos los asistentes, no más de 50 y cuidando la distancia, la sana distancia, que quienes tengan cosas urgentes que tratar, los coordinadores del gobierno federal van a estar desde el lunes en estos lugares , en las plazas también, con sana distancia recogiendo peticiones. Que nos ayuden, que ahora no puedo tener comunicación directa pero que si vamos a recoger sus sentimientos”, indicó el mandatario mexicano.

Explicó que la visita se debe, además de expresar su condolencias a los familiares de las personas fallecidas por Covid.19, y dar inicio a las obras del Tren Maya; a que quiere informar a la población cómo se saldrá adelante de la crisis económica derivada de la pandemia.

Fuente: Infobae

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Nota Principal

Gobernación, tajante con gobernadores: semáforo de reapertura será federal

De cara al regreso a la nueva normalidad, después del confinamiento por la epidemia, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador quiere llevar el control de un semáforo general que le indique a las entidades federativas cuándo y cómo regresar a sus actividades, contrario a lo que han manifestado gobernadores.

La secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, fue la encargada de responder a las intenciones de diversos mandatarios, quienes, desde la semana pasada, han planteado una estrategia propia, acorde con la ley y obedeciendo lo que dictaminen los consejos de salubridad en cada entidad, pero en una clara desobediencia al plan trazado desde Palacio Nacional.

“No podemos tener consideraciones de semáforos locales porque entonces sería una descoordinación total en nuestro país”, dijo ayer la secretaria de Gobernación durante una videoconferencia, al término de la reunión que sostuvo con la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), en la que también participaron el secretario de Salud Federal, Jorge Alcocer, así como el subsecretario Hugo López-Gatell.

Dichas afirmaciones van en contra de la postura que emitieron distintos mandatarios en comunicados y en redes sociales, que dejan ver que no existe coordinación alguna entre las entidades y el Ejecutivo, ni una fecha para la reapertura.

Por ejemplo, en su calidad de coordinador de la Comisión de Salud de la Conago, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila, pidió a los funcionarios del sector salud que se les explique el plan de reactivación económica, pero dijo que la reactivación del lunes 1 de junio sería de forma escalonada y acorde al semáforo que presentaría la Federación. Lo mismo Martín Orozco, quien aseguró que Aguascalientes ya está listo para la reapertura.

En sentido contrario se expresó Cuauhtémoc Blanco, de Morelos, quien detalló que en su entidad aún se encuentra en foco rojo.

Lo mismo el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, quien indicó a la prensa local que “para el 1 de junio sólo está aprobada la reactivación de las actividades primarias y la construcción, cumpliendo con los protocolos de la nueva normalidad. Es indispensable seguir con las medidas de aislamiento e informarse en fuentes oficiales”.

El presidente de la Conago, Carlos Mendoza Davis, gobernador de Baja California Sur, no precisó una fecha ni aclaró quién llevará la batuta.

Las contradicciones se suman a la postura de los siete gobernadores que apenas el viernes consolidaron la reunión interestatal por COVID-19, en la que manifestaron no seguirían el semáforo nacional para la reactivación económica, así como el decreto de Miguel Barbosa en Puebla, con el que busca impedir el reinicio de actividades de la industria automotriz a partir del 1 de junio.

Sin embargo, aunque la secretaria advirtió que sólo debe de haber un semáforo, existen gobernadores que ya están que “se les cuecen las habas” por reactivar sus economías.

“En este sentido, la respuesta es tajante, el semáforo es federal”, advirtió la secretaria Olga Sánchez.

Fuente: El Financiero

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto