**Sepultan a Merodio, ni chance de aspirar le dieron *Omar Bazán y Georgina Zapata, los ungidos *Otros seis amigos de Duarte se amparan, traen nervios *Mancera y Moreno Valle buscan reflectores en Chihuahua *AMLO prepara visita a Madera *Aeroméxico cierra vuelos a Chihuahua

3447

Lilia no se bajó, la bajaron. La senadora juarense decidió siempre no pedir licencia ya que aseguró que “no existe auténtica democracia en el proceso”, un reclamo que a todas luces es sustentado, no la hay. Lo que sorprende es que le sorprenda.

 

Indignarse porque en el PRI no hay democracia es como renegar de que los pájaros vuelen. Siempre ha sido así, pero ahora resulta que los métodos que por décadas aplicaron y de los que se beneficiaron, ahora son insoportables (cuando la cargada no va de su lado). Qué bueno que critiquen el corporativismo de la cúpula priista, qué mal que no se haga desde una posición mínimamente congruente.

 

Agradeció a su gente por “resistir todo tipo de presiones”, y se dijo preocupada por las posibles represalias que puedan enfrentar, en un mensaje dirigido a los priistas, en las que expone sus corajes. Ni quién se la crea.

 

Omar Bazán y Georgina Zapata traen el respaldo de los santones tricolores y de toda la borregada que los sigue. Para bien o para mal son los usos y costumbres internos del PRI y es la manera en que miden fuerzas ahí dentro, y si quieren cambiarlas que lo hagan, pero no nada más cuando el chorro no vaya para su molino.

 

Seis empresarios amigos del ex gobernador Duarte solicitaron un amparo en la Ciudad de México, pues recibieron adjudicaciones directas por 246 millones de pesos de la entonces Secretaría de Educación, Cultura y Deporte, los cuales cobraron por servicios que simplemente nunca prestaron. Cobraron (y muy bien) sin trabajar.

 

Los que se sienten perseguidos son: Aarón Talavera Mejía, Alejandra Payán Becerril, María Marta García Hernández, Giovanna Itzel Saliano Gallardo, José Juan Salino González, Sandibel Gallardo Gallardo. Los misiles del nuevo amanecer parecen apuntar hasta este nuevo objetivo, entre muchos otros que seguirán dándole cuerda mediática.

 

Miguel Ángel Mancera también vino a asolearse bajo los reflectores de la cabalgata villista, tan contento que hasta se puso dadivoso y regaló seis patrullas a municipios de Chihuahua, esto mientras otros de sus oficiales patrullan guerrero, y mientras hay enfrentamientos entre cárteles y marinos en plena Ciudad de México, donde, dice él, los narcos ni se asoman.

 

También anduvo trepado al caballo Rafael Moreno Valle, ex gobernador de Puebla, quien a pesar de haber dejado varios socavones financieros en su entidad anda piense y piense en la grande, la silla… No podían faltar los aspirantes y grillos grandes y pequeños que muy vaqueros muy vaqueros, pero bien trabados en la selfi.

 

La que no puso asistir (aunque otros dicen que no quiso) fue la alcaldesa Maru Campos. Según esto tuvo que ir a la Ciudad de México para gestionar recursos federales, lo cual es un privilegio pues no a cualquier alcalde reciben, a veces ni a los gobernadores. Todo indica que así fue, pues recibió muy enjundiosa a la cabalgata.

 

También Andrés Manuel López Obrador vendrá otra vez a Chihuahua, pero ahora al corazón del noroeste, Ciudad Madera, donde recientemente ha habido fuertes enfrentamientos originados por los intereses del crimen y la droga que corren en la región. Hace poco ahí acudieron los poderes estatales.

 

Los que se van de Chihuahua son los de Aeroméxico. La aerolínea que hasta hace poco era encabezada por el ex candidato a la gubernatura José Luis “Chacho” Barraza, sólo mantendrá sus vuelos a la Ciudad de México y Hermosillo, pues afirma que desde hace años no hay lana y sobra violencia y por ello ya no es rentable mantener las rutas que tenía. Bye.

Escribe tu comentario

Comentarios