Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: La duda de Rubén, por Diana Avitia

Las decisiones que tomemos en cualquier fase de nuestra vida son contundentes y marcan nuestro futuro, siendo un funcionario público lo es doblemente, porque tus decisiones no solo tienen injerencia directa en el futuro personal, sino en el de un municipio, estado o nación, según sea el caso.

Hace unos días otra de la 4t, hay cosas más importantes que la pandemia para ellos, fue enviada una iniciativa presidencial que tiene la intención de otorgarle al ejecutivo el control absoluto del presupuesto. ¿Cómo operan esas iniciativas?, es un procedimiento simple, pero primero hay que entender como sesionan las cámaras; senadores y diputados. Normalmente hay dos PERIODOS ORDINARIOS DE SESIONES de ambas cámaras en donde son llamados la totalidad de senadores y diputados, llamémosle un periodo de normalidad, aquí se toman decisiones contundentes para el país, en el inter de estos períodos también existen otros en lo que sesiona exclusivamente una COMISION PERMANENTE, como si fuera un guardia, compuesta por solo 37 miembros, de ellos son 19 diputados y 18 senadores, con la intención de no dejar vacío el legislativo, tiene menores atribuciones. Y también existen los PERIODOS EXTRAORDINARIOS cuya función es tomar decisiones sumamente relevantes y con un fin específico, con la totalidad de ambas cámaras (como en periodos ordinarios), y como las cámaras se encuentran en receso es convocada por votación de la COMISION PERMANENTE.

La iniciativa de AMLO fue enviada de manera tardía y se tendría que abrir un PERIODO EXTRAORDINARIO DE SESIONES para discutirla, para que esto fuera posible se requiere de los votos de las dos terceras partes de la PERMANENTE, es decir, de 25 legisladores. Morena y sus aliados cuentan con 24 votos, por lo que el rumbo de la reforma presupuestal dependía de la asistencia de los 13 diputados y senadores de oposición, si uno solo de ellos traicionaba al bloque opositor, se abriría el periodo para votar la iniciativa que seguramente aprobaría MORENA por mayoría.

En esa disyuntiva se encontrarían los miembros de la comisión permanente, un diputado en particular llamaba la atención, el coahuilense priista Rubén Moreira quien ya ha tenido estos auto escrutinios, entre el bien y el mal. En marzo del año pasado voto a favor de la iniciativa sobre la revocación de mandato y consulta popular de AMLO, se le volteo a su bancada. Hoy se duda de él, su voto sería decisivo en la permanente, él aseguro como todos sus compañeros opositores, incluidos a los del PAN y PRD, que votaría en contra de abrir el periodo extraordinario.

La iniciativa maneja la palabra “emergencia” de manera muy subjetiva, es decir, sería muy fácil atribuirle esa calidad a conveniencia del presidente y sus aliados, a cualquier situación se le llamaría emergencia y así se abriría la puerta a manejar el recurso a su albedrio. Finalmente, no vieron por donde convencer a alguno de los 13 opositores, no llegaron a las negociaciones, no doblaron sus manos y en un patético intento de justificar el fracaso de cabildeo, la bancada morenista dijo que a sugerencia de López Gatell no pedirían abrir el periodo extraordinario, “seria riesgoso sesionar con tantas personas” dijeron. Es irrisorio porque ellos mismos fueron los que mostraron públicamente sus intenciones de sesionar, la abyección de muchos los lleva a cometer imprudencias incluso en contra de su propia salud, con tal de lograr los planes del presidente. Por un lado, nos invitan a quedarnos en casa diariamente vía Gatell y por otro llaman a sesionar, verdaderamente contradictorio, como mucho de lo que han hecho.

No hubo necesidad de que Moreira o ningún otro de los 13 votara, los ojos de la nación estaban sobre ellos, con uno solo que hubiera flaqueado esto sería una realidad, la unidad siempre se quiebra por la parte más débil, o la más perversa según el caso. Quien realmente juzgará nuestro actuar de la manera más dura, pero sobre todo objetiva, será la historia. Por ello debemos de fijarnos en las personas que nos representaran, uno solo podría tener la oportunidad de marcar el destino de nuestra nación, no por los colores que porta, sino por la calidad humana y la responsabilidad social que tenga. Hoy este intento de acaparar más poder, de violentar la división de poderes, de centralizar aún más quedo en la congeladora, pero pronto la veremos renacer.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Opinión

AMLO, ¡aguas con Chihuahua! Por Caleb Ordóñez T.

Caleb Ordóñez T.

El ambiente político se va calentando cada día, rumbo a la gran elección del 6 de junio del 2021. Allá en el norte, en el estado más grande de la República, las cosas suelen estar siempre calientes. Ya sea por la inseguridad, los enfrentamientos partidistas o las altas temperaturas causadas por la escases de lluvias.

Como toda tierra árida y brava, la gente de Chihuahua ha tenido que aprender a sobrevivir a través del trabajo duro y a soportar las inclemencias. Ya sea que vivan en el desierto, en la montaña o las ciudades que tienen una alerta enorme de inseguridad a causa de la cercanía que se tiene con el país que consume más drogas: Estados Unidos.

En esa tierra norteña, se han realizado decenas de enfrentamientos que tienen mucho que ver con el establecimiento de la patria. Desde la ejecución de Miguel Hidalgo en la capital del estado, Chihuahua comenzó a ser parte muy importante para el país. Incluso, hay dos eventos que no pueden pasar inadvertidos.

PARA SEGUIR LEYENDO HAZ CLICK AQUÍ 

 

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Especiales

Kuira-Bá, ¿y mis derechos humanos? Por Itali Heide

Itali Heide

Indignados estamos ante el racismo sistémico en Estados Unidos. Muchos conocemos a quienes han cruzado la frontera para darles a sus familias una mejor vida. Percibimos las políticas que discriminan, las dificultades que enfrentan, el miedo que sienten los mexicanos, los afroamericanos y otras minorías al otro lado del Río Bravo.

En México no somos racistas, somos clasistas, decimos con orgullo (como si discriminar al 60% de la población mexicana que vive en situaciones de pobreza no es para tanto). Desafortunadamente, en México es clasista y también es racista. Ignorarlo no lo desaparece del país, incluso se relacionan intrínsecamente: suponemos el nivel socioeconómico de las personas por su aspecto físico. Tal es el caso con la comunidad rarámuri y otras etnias en el país.

Gloria vende las artesanías que fabrica su abuelita, a orillas del Lago Arareko en Creel. (Foto: Itali Heide)

Como cada año, cientos de personas de la comunidad rarámuri viajan a diversos municipios en Chihuahua a trabajar en las huertas de temporada. Detrás de la distribución de manzana chihuahuense por el país y el mundo, está el trabajo arduo de quienes hemos pisado para lucrar. El resto del año, muchos buscan ganarse su día del turismo que se ha generado en sus pueblos, gracias a la apropiación de su cultura y sus tradiciones.