**A un año de la victoria corralista, sin mucho qué celebrar *Apoyos del nuevo amanecer, fragmentados y enfrentados *Elecciones clave en tres estados, antesala de 2018 *Armando Cabada mejor se bateó solito *Omar Díaz, una papa caliente *Viene Jesús Lau al Encuentro Estatal de Bibliotecas

1237

Este fin de semana se cumple un año de la victoria del ‘nuevo amanecer’ en Chihuahua, pues fue el 5 de junio de 2016 cuando Javier Corral, ‘Chacho’ Barraza y Enrique Serrano se disputaron la gubernatura. Con 508 mil votos el panista superó a su más cercano contrincante, del PRI, quien obtuvo apenas 393 mil.

No hay humor para celebrar. Las condiciones en las que se encuentra el estado son críticas y aunque la no tan nueva administración ha dado muestras de voluntad y algunos resultados, estos no bastan para contener la furia ciudadana que viene de décadas de pésimos gobiernos con su climax en el saqueo encabezado por César Duarte.

Tampoco están todos los que son ni son todos los que están. Muchos de quienes sudaron la playera en la campaña fueron sencillamente dejados de lado para meter a familiares, primos, grupos, los cuales no quedaron conformes pues nadie se llevó tanto pastel como deseaba.

Unión Ciudadana perdió su vocación electoral cuando Corral llegó al poder. Después Alianza Ciudadana tomó la estafeta y se volvió una especie de minipartido encargado de empujar a sus miembros a los puestos de gobierno, lo cual parecen haber logrado en buena medida. En el PAN se están dando con todo, al grado que por “criterios políticos” se evita colaborar Municipio con Estado e incluso dentro de la misma esfera hay fuertes rivalidades. Cualquier gasto se verá como un dispendio. Tal parece que sólo habrá un posteo en redes sociales o algo así de sencillito nomás por no dejar.

También el fin de semana se celebrarán elecciones para elegir a tres gobernadores, mientras que en Veracruz están en juego 212 municipios. El Estado de México pinta complicado, nadie tiene la elección en la bolsa y mucho dependerá de la capacidad de movilización y operación (es decir, acarreo) que el PRI haga ese día, así como del papel de las autoridades electorales, que pinta serán sólo de cartón como siempre.

Nayarit es prácticamente territorio azul. Hasta allá mandaron a Enrique Serrano como comisionado del Comité Ejecutivo Nacional, no para buscar la victoria, que desde ya se ve inalcanzable, sino quizá para enseñarles a sobrellevar la derrota, pues en eso sí que tiene experiencia. Le sale naturalita. Coahuila se disputa entre PRI y PAN, con unos que les apuestan a los primeros, pero más a los segundos. El ambiente estará tenso en el país entero.

La elección en el Estado de México tendrá repercusiones nacionales, algunas quizá insospechadas. El PRI puede ganar, pero necesariamente con mañas y trucos sucios, lo cual le caería de perlas al líder de Morena, Andrés Manuel López Obrador, quien podría agarrar el tema como bandera de rencor por los próximos meses hasta 2018. En caso de ganar Delfina, contaría con una avanzada de apoyo político y logístico importante, así como un posible vuelvo de voluntades hacia su causa. Como quiera gana AMLO.

Para no darles el gusto de batearlo, el alcalde de Juárez mejor se fue solito. Armando Cabada pidió a los legisladores suspender el análisis de su proyecto “Juárez Iluminado”, el cual se convertiría en otra deudaza para la de por sí endrogada frontera, sin un plan ni un beneficio claro, y con tufo a querer favorecer a unos cuántos de sus cercanos para amarrar el apoyo para su reelección.

Omar Díaz Arias, militante de Morena encarcelado por su probable participación en el asesinato de una pareja, ahora es una papa caliente entre su último partido y el que lo vio nacer políticamente, el PRI. Ambos tratan de achacárselo mutuamente, aún sin tener claro su grado de participación en los hechos. Sorprende el apoyo a Díaz en las redes sociales, en especial por su hermano y asesor jurídico, y muchos de los clientes de su bar e integrantes de la escena alternativa de Chihuahua. Si hizo algo que lo pague, dicen, pero si no, que lo liberen de inmediato.

También acabó en el bote Daniel C. M. acusado de haber asesinado de un tiro en la cara a la joven Andrea Athie Corral al parecer cuando ésta se resistió al robo de su camioneta, o bien por mera saña. Trascendió que este joven formaba parte de una de las muchas bandas de lacras que asuelan la región, robando para revender más arriba, en la Sierra.

Este viernes se llevará a cabo el primer Encuentro Estatal de Bibliotecas, que contará con la presencia de personalidades como Jesús Lau, fundador de la Asociación de Administradores de Recursos Informativos (ASAR A.C.) y buscará estrategias para acercar la información y el conocimiento a amplios sectores de la sociedad chihuahuense. El evento es realizado por la Secretaría de Cultura de Chihuahua, en alianza con otras instituciones.

Lau es licenciado en Derecho por la Escuela de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Sinaloa. Obtuvo el grado de Maestro como Graduate School of Library Science, University of Denver, Colorado, EUA. Y su Doctorado por Department of Information Studies, University of Sheffield, Inglaterra.Ha participado en múltiples coloquios, encuentros, reuniones y congresos durante su carrera profesional. En la mayoría presentó ponencias escritas y conferencias, algunas como orador magistral. En Chihuahua es especialmente querido, pues ha encabezado proyectos como la conformación de la Biblioteca Central de la UACJ.

 

Escribe tu comentario

Comentarios