Conecta con nosotros

Acontecer

Pandemia pone en evidencia violencia sexual

Además de desencadenar una crisis sanitaria global, la pandemia del nuevo coronavirus ha agravado la violencia de género en muchas partes del mundo. En Brasil, el aislamiento social impuesto por la cuarentena ha provocado un aumento del 40% de los casos de violencia contra la mujer, de acuerdo con el Foro Brasileño de Seguridad Pública.

La cifra incluye también un mayor número de casos de violencia sexual, lo que se plasma en los registros de los servicios de salud que atienden a las víctimas de este delito y llevan a cabo la interrupción de los embarazos contemplados por la ley —es decir, en casos de violación, riesgo de muerte materna o anencefalia del feto—. El Hospital Pérola Byington, en São Paulo, un referente en el país en este tipo de procedimientos, realizó 275 abortos legales en el primer semestre de este año. En 2019, durante el mismo periodo, se realizaron 190, de un total de 377 en todo el año pasado, según la Secretaría de Salud del Estado de São Paulo.

En el Hospital de Clínicas de la Universidad Federal de Uberlândia (UFU), en Minas Gerais, además del aumento de los procedimientos de aborto legal, también se ha registrado un mayor número de víctimas de violación que acuden al centro sanitario con una gestación avanzada. “La violencia contra la mujer ha aumentado y la gravedad de los casos es mayor, nos llegan más casos de gestación más avanzada porque las niñas y mujeres creen que, por la cuarentena, no se realiza ese servicio”, dice la médica Helena Paro, jefa del servicio de violencia sexual en el Hospital de la UFU. Durante 2019, se realizaron 19 interrupciones de embarazos contempladas por la ley. En los seis primeros meses de 2020, ya han sido 24. “Estimamos, hasta que acabe 2020, un aumento de casi el 100% con respecto al año pasado, algo que tiene que ver con la pandemia.”

Entre marzo y mayo de 2020, se produjo una reducción del 50,5% en los registros de violaciones a mujeres y violaciones de personas vulnerables del sexo femenino (niñas menores de 14 años o mujeres con alguna discapacidad intelectual) en relación con el mismo periodo de 2019, de acuerdo con el Foro Brasileño de Seguridad Pública. No obstante, los técnicos encargados del informe explican que dicha cifra “no indica la reducción de estas agresiones; al contrario, lo que quiere decir es que las víctimas no consiguen acudir a la Policía para denunciar”. Según Daniela Pedroso, miembro del Grupo de Estudios sobre el Aborto (GEA) y psicóloga que lleva más de 23 años atendiendo casos de violencia sexual y aborto legal, solo el 10% de las víctimas buscan ayuda inmediata tras una agresión sexual.

“Con un aumento del 40% de la violencia doméstica, especialmente los niños son quienes están aún más expuestos a la violencia sexual. Y sin colegio, que es un lugar de protección. El propio caso de la niña de Espírito Santo demuestra que su embarazo duró exactamente el periodo en el que estamos en cuarentena”, afirma la psicóloga, refiriéndose al caso de la niña de 10 años que tuvo que abortar tras ser violada por su tío de 33 años en la ciudad de São Mateus. “La falta de conocimiento del propio cuerpo y la dificultad de percibir el riesgo de un embarazo, sumado a las amenazas sufridas, hacen que esas niñas tengan una percepción tardía del embarazo”, explica Pedroso.

En el Hospital Pérola Byington, el 45% de las atenciones por violencia sexual son de víctimas infantiles de hasta 11 años. Entre enero y junio de este año, el centro atendió a 1.600 personas, 728 de ellas de hasta esa edad. Durante el mismo periodo del año pasado, fueron 1.954 atenciones, 855 de ellas de víctimas infantiles. “En todos los servicios, la mayoría de las víctimas son adolescentes que han sido abusadas; las niñas son minoría, pero, cuando llegan, ya están en una fase de gestación más avanzada. Primero, porque no entienden su propio cuerpo ni lo que es el embarazo”, dice Helena Paro, la jefa del servicio de violencia sexual en el Hospital de la UFU.

En el contexto de la crisis sanitaria, estas víctimas se topan con una dificultad más: el acceso limitado a los centros que realizan la interrupción legal del embarazo. De los 76 hospitales registrados en el Ministerio de Sanidad que ofrecen este procedimiento, solo 42 siguieron en funcionamiento el primer semestre de este año, y 17 de ellos informaron que suspendieron sus servicios específicamente a causa de la pandemia.

En los cuatro años que el servicio de referencia de la Universidad Federal de Uberlândia está en operación, la víctima de violencia sexual más joven que acudió embarazada tenía 11 años, y estaba de 17 semanas.

—¿Sabes cómo se quedan embarazadas las mujeres? —le preguntó la médica Helena Paro a la niña.

—No, porque eso no me lo enseñarán en el colegio hasta el año que viene.

“A veces, las niñas a las que atendemos ni siquiera menstrúan y ya son víctimas de violencia sexual. Entonces, cuando les debe llegar la primera menstruación, no les viene, porque ya están embarazadas”, lamenta la médica. Cada hora, se viola a cuatro niñas brasileñas de hasta 13 años, según el Anuario Brasileño de Seguridad Pública. La mayoría de las víctimas no tiene más de cinco años. El 90% de esos casos de violencia ocurren en casa, y el 72% de los testigos no lo denuncia. “Uno de los principales problemas es que la inmensa mayoría de las niñas y mujeres que se quedan embarazadas tras ser violadas no saben que tienen derecho a un aborto seguro, con un equipo especializado, contemplado por la ley desde 1940?, añade Paro.

A pesar de que la niña de 11 años haya sido la víctima más joven en someterse a un aborto legal en Uberlândia, no ha sido la única de esa franja de edad que ha tenido que atender el Hospital de Clínicas de la ciudad del Estado de Minas. La médica cuenta que la mayoría de las niñas que atienden se encuentra en el limbo de la adolescencia, con 13 o 14 años, desean realizar el procedimiento, pero, por influencia de sus familiares, acaban desistiendo. “No nos queda otra que respetarlo y, como sigue siendo una víctima de violencia sexual con un embarazo de riesgo, le proporcionamos toda la atención prenatal a la niña. Dos años después, muchas de esas niñas padecen trastornos mentales graves debido a esa infancia robada”.

La médica opina que la responsabilidad sobre la divulgación de los derechos de las mujeres, incluido el acceso a un aborto legal y seguro no es solo obligación del Ministerio de Salud, sino también de la cartera de Educación, que, según ella, debería incluir los derechos sexuales y reproductivos en las clases de educación sexual en las escuelas. Pero a Helena Paro no le gusta hacer abortos. Y, como ella misma dice, a ninguna mujer le gusta tener que someterse a este procedimiento.

“Querríamos que ninguna mujer tuviera que elegir. Pero cada vez que le doy el alta a una paciente que sufrió un aborto legal, siento que he salvado una vida, porque ellas mismas dicen que volvieron a vivir. Ser provida es devolverle la vida a esa mujer a la que una agresión sexual le robó su vida”, concluye.

Fuente: El País

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad

Acontecer

Así fue el rescate de un perrito en calles inundadas de Tabasco

Las inundaciones en Tabasco, provocadas por las fuertes lluvias, aunado al desfogue de la presa Peñita, han ocasionado estragos en los estados de Tabasco y Chiapas. Cientos de habitantes han perdido su patrimonio y han tenido que ser asilados en albergues hasta que las aguas tomen su nivel; sin embargo, las personas no han sido las únicas víctimas del desastre natural, los animalitos también lo han resentido y muchos han muerto ahogados.

Por fortuna, no todos los animales han corrido con la misma suerte. Tal es el caso de este perrito que fue salvado por una brigada de rescate en calles inundadas de Tabasco.

Un video que circula en redes sociales muestra a los elementos de Protección Civil a bordo de una lancha recorrer las vialidades en busca de personas o animales para ponerlos a salvo.

Entonces se encuentran a un perrito, con la mitad de su cuerpo bajo el agua, parado en sus dos extremidades inferiores, sosteniéndose de la estructura metálica de una vivienda.

“Vente. Súbete con nosotros, hijo”, le dicen.

En un principio, el can se muestra temeroso, empero, luego de unos minutos toma la iniciativa para subir al bote, por lo que uno de los rescatistas lo toma del cuerpo y lo jala hacia la embarcación.

Una vez que el perrito está dentro de la lancha, mueve la cola a manera de agradecimiento.

La grabación fue compartida en redes sociales y usuarios celebraron el rescate. Unos dijeron querer más personas así, mientras que otros quedaron conmovidos.

Fuente: SinEmbargo

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Acontecer

«Hamburguesas feas», la nueva estrategia de venta de Burger King

Burger King se ha convertido en uno de los referentes clave en el mercado de comida rápida, gracias a la serie de conceptos que ha lanzado entorno a sus famosas hamburguesas.

Un aspecto que ha consolidado a Burger King en el mercado de comida rápida ha sido su capacidad de esta marca de innovar.

El menú ha sido clave para Burger King, al momento de desarrollar propuestas que llaman la atención del consumidor.
Entre los elementos que consolidar a las marcas de fast food, también está la innovación en sus establecimientos.

Burger King ha lanzado la hamburguesa “fea”, con la que busca conquistar al consumidor por un alimentos que llama la atención, por estar alejado de toda pretensión.

La cadena de restaurantes ha activado en Japón una campaña llamada Chicken Ugly Burger, la cual e considerada como la hamburguesa más fea que se ha lanzado a la venta en el mercado de fast food.

La hamburguesa de cerca de 144 pesos tiene pollo frito, tocino ahumado y pepinillos saborizados.

La contingencia ha replanteado las reglas en fast food y muchas de estas nuevas normas se han ajustado a la realización de estrategias que no tienen desperdicio, por el contrario, se establecen como un referente de gran influencia en la forma de hacer negocios.

Un excelente ejemplo al respecto lo encontramos con propuestas como las que en su momento ofrecieron marcas como McDonald’s, al tener que colaborar con grandes personalidades como Travis Scott o Bad Bunny, en el diseño de paquetes y merchandising, que llevaron a la marca a un nivel cultural.

La comida rápida se ha convertido en un importante segmento de estudio, por el desarrollo de productos y servicios, que han podido establecer un referente único en el mercado.

Como parte de estos cambios, un elemento que ha estado presente en ello tiene que ver con la manera como las marcas han establecido pautas clave en la manera de relacionarse con el consumidor.

Un gran ejemplo de ello es apostar por la innovación y lo más importante, la propuesta que se ha podido desarrollar de la mano del trabajo investigado.

El mercado de fast food se ha venido transformando cada vez más, porque ha establecido pautas que el propio consumidor ha exigido rebasar.

Se ha trabajado en la fórmula de los productos, lanzando nuevas propuestas comerciales como hamburguesas vegetarianas con productos imitación carne entre las propuestas que hemos visto en el mercado.

Otra de las innovaciones que se han tenido que alcanzar para atender la demanda de los consumidores es el rediseño de los establecimientos, como una pauta con la que se busca innovar en el mercado y hacerlo con éxito.

Fuente: Merca 2.0

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Acontecer

Atención hospitalaria temprana podría evitar intubación por COVID-19: Salud

Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, explicó en conferencia de prensa desde Palacio Nacional que en México, uno de los mayores problemas detectados, ligados al número de muertes por COVID-19, tiene relación con la atención hospitalaria.

Al respecto, informó que en México tiene que ver con la prontitud de acceso a los servicios de salud, pues refirió que las personas no acuden inmediatamente a recibir atención médica en los hospitales, por diversas y personales razones.

“Si ustedes llega temprano al hospital, a los pocos días de que inició con sus síntomas, deseablemente no más de 24 horas después de que iniciaron sus síntomas, hay todavía mucho que se puede hacer y entre ello, es que usted reciba oxigenación sin necesidad de intubación”, aseguró Gatell.

Explicó también que uno de los factores por lo que no acuden a hospitales, se relacionaría con el pensamiento de que la enfermedad no es algo grave. Indicó, además, que al primer día de la sintomatología, suele confundirse con un resfriado, sin embargo, cuando dejan pasar más días, vienen los peores síntomas.

“Dejan pasar un día, dos días, tres o cuatro días y no sienten nuevos problemas, hasta que el quinto día no pueden respirar, tienen un enorme cansancio por la poca concentración de oxígeno en la sangre y apenas empiezan a detectarlo”, contó el funcionario público.

En este contexto, explicó que al momento de acercarse a un hospital para su atención, podría llegar a ser demasiado tarde “porque a lo largo de esos días, el organismo ha estado sufriendo por falta de oxígeno. Las células lo necesitan todo el tiempo. Si no se tiene en concentraciones adecuadas, se empiezan a dañar las células, los tejidos, los órganos”.

En este sentido, aseguró que los daños en el organismo suelen ser irreversibles, lo que lleva a que en pocos días, a veces horas de haber ingresado al hospital, los pacientes mueran.

Además, esto provocaría que las personas tengan una percepción de que las personas al acudir al hospital, mueren inmediatamente, “como su fuera este hecho lo que le causó la muerte, lo que no es así, el problema es que llegó demasiado tarde”.

Por lo anterior, pidió que ante cualquier síntoma, siempre hay que tener en la mente que la enfermedad en nuestro cuerpo es COVID-19, aunque existe una amplia posibilidad de que sea cualquier otro problema.

Además, aseguró que lo mejor es acudir inmediatamente a los hospitales en caso de ser parte de grupos de alto riesgo para recibir una valoración, al momento en que se pueda sospechar de un contagio.

En México se confirmaron 986,177 contagios acumulados de coronavirus hasta el 11 de noviembre de 2020, pero únicamente 27,919 fueron considerados como activos; es decir, presentaron la sintomatología de la enfermedad durante los últimos 14 días.

Del total, 48.85% son mujeres y 51.15% son hombres. Además, 22.35% fueron hospitalizados por diferentes niveles de gravedad, mientras que el 77.65% pudieron seguir con su recuperación desde casa con todos los protocolos necesarios.

La Dirección General de Epidemiología confirmó, además, que 372,318 personas continúan a la espera de sus resultados y fueron considerados como sospechosos de portar el virus SARS-CoV-2. También se registró un estimado de 731,468 recuperados, así como 1 millón 199 mil 946 diagnósticos negativos.

Lamentablemente han muerto también 96,430 mexicanos. 36.15% son mujeres, mientras que el 63.85% restante son hombres. Por otra parte, se indicó que 80.05% murieron en el hospital y el 10.95% lo hizo en circunstancias fuera de los nosocomios.

Entre las personas que fallecieron, las comorbilidades principales encontradas fueron la hipertensión con el 45.31%, la diabetes con el 38.51%, la obesidad con el 24.03% y por último el tabaquismo con el 8.03%.

Lo anterior indica que durante las últimas 24 horas se sumaron 7,646 personas a la cifra de contagios y 588 a la de defunciones. Asimismo, se comunicó que la proporción de las personas que han dado positivo a la prueba de COVID-19 se ubicó en 39% en la semana 44.

Por otra parte, se dio a conocer que los fallecimientos causados por la enfermedad de COVID-19 tuvieron un ligero incremento del 1 por ciento. Adicionalmente, se registró un descenso en las defunciones de 47% desde la semana epidemiológica número 28, en la cual se confirmó el máximo de muertes causadas por el virus SARS-CoV-2 con un total de 5,320.

Fuente: Infobae

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Lo más visto