Lo que nunca debes hacerle a su miembro

6142

En ocasiones pensamos que los hombres son demasiado sencillos a la hora del sexo y que no importa la manera en que agarramos y tratamos su ‘miembro’, pero no es así, ya que en realidad hay ciertas cosas que no deberías hacer, como:


1. Agarrarlo con miedo

Este es el mejor consejo que podemos darte. Algunas mujeres tienen miedo de agarrarlo por vergüenza y prefieren, simplemente, tocarlo por encima. ¡Juega con él apasionadamente! La confianza en ti misma es importe para mantener relaciones sexuales satisfactorias.


2. Sólo utilizar el dedo índice y pulgar

Una vez que agarres el pene de tu chico, no lo hagas solo con el dedo índice y pulgar: ¡utiliza toda la mano! Es cierto que dependiendo del tamaño del pene será más fácil o menos agarrarlo con la mano entera, pero si sus medidas son normales, a él le gustará mucho más que uses toda la mano, ya que el placer es mucho mayor al hacer presión en más zonas de su miembro.


3. Utilizar los dientes


Si vas a practicarle usexo oral, coloca los labios en forma de “O” pero con la boca abierta y con los labios escondiendo los dientes. Tu dentadura no tiene que tocar en ningún momento el pene, es una zona muy sensible y puedes hacerle daño.

4. Asustarte con su forma

Cuando ves el pene de tu pareja por primera vez, no siempre va a ser como lo imaginas. De hecho, es bastante raro que sea como te imaginas. Puede estar circuncidado o no, ser más ancho o más estrecho, más grande o más pequeño y puede tener algunas de estas formas.


5. Frotarte contra él


Si estás sentada sobre él y no te está penetrando, pon atención a dónde se encuentra su pene. Frotar tu cuerpo contra su ‘miembro’ si no está bien lubricado puede hacerle daño e incluso alguna herida. En este punto también hay que tener en cuenta que hay penes que lubrican más de forma natural, y por lo tanto son más flexibles y hay otros que no lubrican.

6. Masturbarlo dentro del pantalón

La fricción de la tela del pantalón con el glande le puede hacer daño, asi que no lo hagas. Si metes la mano por el pantalón en un arrebato de pasión, sácalo con cuidado del calzoncillo y déjalo al aire. ¡Mucho más cómodo!

7. Estirar o apretar demasiado

Si lo vas a estimular, tienes que hacerlo de forma natural. Baja hasta el final pero sin estirar demasiado, pues puedes dar un tirón en el frenillo. Por otro lado, a los hombres por lo general les gusta que los aprieten al masturbarlos pues la fricción en ese caso es sinónimo de placer, pero tampoco lo hagas con demasiada fuerza.


8. Frotar el glande


Punto importante: no frotes el glande con el dedo o la mano si no está perfectamente lubricado. Y ojo, mucho cuidado en este punto con las uñas largas, tampoco son buenas para el glande.


9. Poner cualquier aceites/crema corporal


Puede irritarlo. Ten en cuenta que es una zona muy sensible, y si quieres hacer algún masaje erótico, lo mejor es un lubricante apropiado para ello, que puedes comprar en algún sex shop, farmacia o supermercado.


10. Introducirlo de manera muy brusca

En el momento de pasar a la acción, tienes que tener en cuenta que no sólo te puede hacer daño a ti si introduce el pene de forma brusca en la vagina: ¡también se puede hacer daño él!

Escribe tu comentario

Comentarios