Conecta con nosotros

Opinión

Opinión: El amor en tiempos de cuarentena, por Nancy Toledo

Cuarentena. Esta palabra tan normalizada en los últimos meses, nos ha hecho ver con otro cristal muchas cosas, y nos ha hecho sentir miles más.

Los principios de este tiempo fueron dudosos, llenos de incertidumbre, había un sentimiento surreal generalizado, pero sobre todo una estricta adaptación a la convivencia con los demás.

Hacer frente a una pandemia mundial no es cosa fácil. Seguir las indicaciones de aislamiento social menos.

Pero la mayoría lo hicimos, de una manera u otra nos alejamos de la gente que compartía nuestro día a día.

Durante este tiempo las cosas que parecían sencillas o dábamos por sentado comenzaron a cobrar importancia. En el pasar de lo días se fue haciendo menos lo que creíamos más, y viceversa.

El amor, dentro de tu casa y fuera de ella tuvo que encontrar nuevas formas de expresión.

Convivencias nuevas o más intensas…papás pasando la tarde con sus hijos, mamás arrullando a sus bebés, parejas teniendo cenas en la intimidad de su casa, familias enteras jugando juegos de mesa, vecinos platicando en las banquetas….

A.C (antes de la cuarentena) por cuestiones laborales o compromisos sociales esto no era la normalidad de los días. Mucha gente está invirtiendo más tiempo en ellos mismos y en su familia que A.C.

También encontramos la calidez en las pantallas, y a través de ellas empezamos a ver a los abuelos, compañeros de escuela, maestras, familia y amigos. No nos limitamos en estar presentes de una u otra forma, aun que sea desfilando en una caravana para decirle feliz cumpleaños a una amiga.

Todos aprendiendo a convivir de esta manera, todos extrañándose y valorando cada muestra de cariño.

Estos tiempos sin duda son confusos, nunca antes había pensado en lo importante que es el contacto físico, hasta hoy que los abrazos se han vuelto un lujo exclusivo para pocas personas.

Pero la cuarentena no impide que demostremos el amor a los que queremos.

A veces pienso que se nos concedió de la manera más extraña el don de valorar lo que tenemos y las personas que comparten nuestra vida.

No dejemos pasar esta lección de vida para apreciar lo que tenemos, y de demostrarle amor a los que quieres.

Nancy Anahi Toledo Rascón

Facebook.com/esopienso
Instagram @eso.pienso

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad -

Opinión

Opinión: Ni mártir ni heroína, por Nancy Toledo

En esta vida todos tenemos un papel que interpretar…más de uno, algunas veces varios al mismo tiempo.

Algunos papeles son tan impredecibles que tenemos que improvisar casi todo el tiempo, y habrá otros que son mucho más fácil de controlar y planear su desarrollo.

Así la vida. Así nos hace sacrificarnos a veces, y glorificarnos otras tantas. Casi en un balance perfecto. A veces más sacrificio, a veces más gloria.

Tal vez pasarás días trabajando en un proyecto, sin dormir, estudiando, con estrés, planeando…nos tocará sufrirla.

Habrá momentos que sentimos que la “pobrecita de mi” está haciendo un esfuerzo sobre humano y queremos que se sepa, que se vea ese sudor.

Luego viene la recompensa. El gran resultado, los elogios, el reconocimiento…entonces ya no nos compadecemos, ya no está la “pobrecita” está la “fregona” que lo logró.

Entonces, nos damos cuenta que todo lo que hacemos, dio resultados.

De mártir a súper héroe. De un extremo a otro. Y así, todo se compensa. Todo encuentra su balance.

Cada papel o trabajo que hagamos a lo largo de la vida así será. Habrá sacrificios, claro, pero seguro se sentirán menos, siempre que tú elijas hacerlos y creas que la recompensa vale la pena.

Cada quien baila a su ritmo, es bueno seguir la música….pero al final de cuentas el paso lo marca cada quien.

Te das cuenta que todo en esta vida lleva el esfuerzo de alguien, que todos han trabajado a deshoras y llevado su cuerpo a los límites.

Que no eres ni mártir ni heroína. Simplemente eres alguien capaz de trabajar por lo que quieres, y encontrar satisfacción al hacerlo.

Nancy Anahi Toledo Rascón

Facebook.com/eso pienso

Instagram: @eso.pienso

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Resurge Ayotzinapa, por Diana Avitia

La vida tiene cambios radicales, un instante estamos tranquilos, posteriormente la vorágine del día a día cambia de la cotidianeidad al caos. Eso justamente, a gran escala claro está, justo lo que pasa con los gobiernos, en un momento pueden estar en la cima, gozando niveles de popularidad altos, el líder en la cumbre plasmado en la revista Times, y bajo su imagen la leyenda “Saving Mexico”, ¿se acuerdan?, yo sí. Luego, del desarrollo de sucesos posteriores y concatenados el ambiente cambia radicalmente y la historia toma un curso diferente, sumándole a esto lo mediático, la oposición responsable y la rapaz, el resultado es catastrófico. Es innegable que el momento más negro del sexenio pasado fue la noche del 26 de septiembre de 2014, misma en que los 43 normalistas fueron privados de su libertad, el gobierno del presidente Peña nunca se pudo levantar de este golpe.

Como si no nos fueran suficientes todos los problemas por los que pasa nuestro país, crisis económica, incertidumbre, ingobernabilidad, inseguridad, ayer el fiscal general de la república apareció nuevamente después de casi 6 meses de no gozar del foco público, se nota que lo extrañó bastante porque regreso con una bomba, sus declaraciones fueron en relación al caso de los 43 normalistas desaparecidos para asegurar que la tan sonada “verdad histórica” del exfiscal Murillo Karam era una mentira, y que iniciaría desde cero.

Es importante recordar a que nos referimos cuando hacemos referencia a “La verdad histórica”. No es más que la versión oficial de la administración del ex presidente Peña en voz del entonces Fiscal, en ese entonces se afirmó que los estudiantes de la normal fueron privados de su libertad, incinerados y arrojados al río San Juan, en Guerrero, a manos del grupo delincuencial Guerreros Unidos, porque fueron señalados de pertenecer a Los Rojos, grupo contrario.

La reaparición del Fiscal General De La Republica, Alejandro Gertz Manero vino con la noticia de que la FGR había solicitado órdenes de aprehensión contra 46 implicados, servidores públicos de diversos municipios de Guerrero, por los delitos de desaparición forzada y delincuencia organizada, mismas ordenes que se sumarían a la ya obtenida contra Tomás Zerón de Lucio, quien fue el titular de la Agencia de Investigación Criminal y a quien se señaló por alterar evidencias, mismo que huyó del país para no ser detenido, aseguro el Fiscal.
Esperemos todo esto vaya por buen cause, pero es inevitable ver al elefante rosa en la habitación, la realidad más sólida aquí es que el presidente Obrador como una de sus promesas de campaña y bandera de la misma, utilizó el caso Ayotzinapa, y aseguro así a las familias de las victimas que una vez fuera el ungido todas las dudas del caso se disiparían. En diciembre del 2018 el presidente urgió a formar la Comisión de Verdad por el caso Ayotzinapa, misma que ha servido para dos extraordinarias cosas; para nada y para nada.

Es complicado entender como a penas se está pronunciando la actual administración al respecto, ahora que cumple dos años de haber obtenido el triunfo en urnas, al igual que el caso de Emilio Lozoya surgen cuestionamientos, ¿Por qué hasta ahora?, ¿Humo distractor?, ¿Tabla de salvación para la día a día más desacreditada cuarta transformación?, solo el tiempo lo dirá. Gertz Manero regresó con fuerza, señalando al por mayor errores pasados y presentes, ya que también se pronunció acerca de la detención y liberación de los familiares del “Marro” en Guanajuato y lamento las decisiones y pésimo manejo del caso por parte del gobierno estatal.

Nos da gusto ver con fuerza al fiscal, esperemos no olvide cuales son los casos en los que los delitos por su naturaleza son competencia y responsabilidad directa de la federación, nos da esperanza todo ese ánimo desaborado, ojalá le alcance para resolver el pasado, pero sobre todo el presente, el hoyo de inseguridad en el que vivimos lo llama a la acción, será complicado sumergirse en la investigación, controlar lo oficial, lo extraoficial, lo mediático y lo politiquero, será inevitable resurja la tan incómoda foto del presidente Obrador con el entonces alcalde de Iguala, también involucrado en el caso y quien presumía de haber sido un candidato impuesto por AMLO, el nombre de Jose Luis Abarca volverá y será un personaje nada cómodo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Opinión

Opinión: Seamos más diablos que viejos, por Nancy Toledo

Asumo que todos saben cuál es la frase en la que me estoy basando para nombrar este artículo, pero no está de más escribirla, estoy hablando del popular refrán:

«Más sabe el diablo por viejo que por diablo»

Lo hemos escuchado mil veces, pero si nos detenemos a analizarla, es muy claro el mensaje: En los millones de años de vida del diablo seguramente, ¡ha visto pasar de todo!

Y eso lo hace saber más cosas, no importa quien sea o qué cargo desempeñe, el hecho es que los años de experiencia lo respaldan y sus arrugas le habrán costado.

Por eso escuchamos a los mayores… papás, maestros, abuelos, y respetamos sus consejos. Ellos han vivido cosas que tú no, han tomado decisiones buenas y malas, seguramente han caído y se han levantado más de una vez, han triunfado o quebrado en algún negocio, en fin, la vida que han vivido les ha enseñado mucho de lo que hoy saben. Y debemos abrir los ojos ante esto.

Yo por ejemplo, sé cosas, porque viví muchas de ellas, pero otras tantas las vi pasar tan cerca que me lograron conmover y sacudir tanto que casi podría decir me pegaron a mi.

He visto a gente muy querida perder a sus papás, salir de un matrimonio fallido, deprimirse, fallar…y también los he visto triunfar, tener una carrera exitosa, ser excelentes padres de familia, perseguir sueños y emprender el negocio de sus vidas. Los he visto caerse y levantarse. Igual que yo he caído y levantado otras tantas. Escuchar sus problemas, atreverme a dar algún consejo o simplemente ser apoyo cuando estuve sin palabras, y del lado bueno, observarlos trabajar, analizar caminos y elegir el correcto…todo esto no fue mi vida quizá, pero pareciera que fue así.

Trato de aprender de mis errores y aciertos, y ver al mismo tiempo si algo aprendo de lo que veo, de lo que vivo en segundo plano.

No puedo esperar que todo me pase a mi, no me da la vida para tantas experiencias. Sin embargo no tienes que sentirlas en carne propia para que te den una lección personal. Los golpes que da la vida son tan fuertes que no debemos de esperar a que nos peguen directo en la cara para poder sentirlos, vivirlos y aprender de ellos.

Vivir la vida es la mejor escuela que existe…pero no podemos vivir todo, y hay decisiones que tomar en el camino mientras sigamos “verdes”. Podemos ser reflexivos, pensantes y maduros a la edad que nosotros elijamos serlo.

Sería bueno no tener que esperar a viejo para ser un poco más sabios. Saber por el hecho de estar alerta, no ignorar lo que le pasa al de al lado, ser más empáticos, tener ojos en todas partes y absorber el conocimiento de quienes nos rodean…

Nunca es tarde para aprender algo, pero si podemos aprenderlo antes, mejor.

No esperemos el paso del tiempo, hay que estar dispuestos a saber más, enseñémosle temprano a nuestros hijos lo que nosotros aprendimos tarde, hay que aprender de experiencias propias y ajenas. Seamos más diablos por diablos, no por viejos.

Nancy Anahi Toledo Rascón
Facebook.com/esopienso
Instagram @eso.pienso

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto