Personas con obesidad viven 15 años menos

129

Las personas que padecen obesidad tienen una esperanza de vida entre 10 y 15 años menos que las personas sanas, por lo tanto, el doble de posibilidades de sufrir un infarto, advirtió el doctor Ramón Rojo López.
El director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 39 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó mediante un comunicado que lo referido con anterioridad hace que la expectativa de vida de los hijos sea inferior a la de los padres y abuelos, debido a los inadecuados hábitos alimenticios.
“La obesidad significa un exceso de grasa en el cuerpo. Se diferencia del sobrepeso que es pesar demasiado. Éste es resultado de la masa muscular, los huesos, la grasa y/o el agua. Ambos términos significan que el peso de una persona es mayor de lo que se considera saludable según su estatura.
“La obesidad se presenta con el transcurso del tiempo, cuando se ingieren más calorías de las que se deben consumir”, detalló.
Rojo López explicó que la obesidad proviene principalmente de una alimentación incorrecta y deficiente altamente asociada a las enfermedades crónico-degenerativas, como diabetes, hipertensión, osteoporosis, enfermedades cardiovasculares y oncológicas.
Incluso derrames cerebrales, artritis y ciertos cánceres, según detalló el director de la UMF.
Una alimentación equilibrada
Debido a esto, exhortó a los derechohabientes y población en general a mantener como hábito el cuidado de su alimentación para que sea completa, equilibrada, suficiente y variada, además de practicar por lo menos 30 minutos de ejercicio diario para mantener una vida saludable.
Por último, señaló la importancia de cada una de las comidas, de los tres grupos, del llamado “Plato del bien comer”:
Grupo 1: cereales y tubérculos. Son los más abundantes en la alimentación y los que brindan energía para tener fuerza y desarrollar las actividades diarias.Grupo 2: leguminosas y productos de origen animal. Son los alimentos que dan al cuerpo las proteínas necesarias para reponer los diferentes tejidos, además son necesarias para el crecimiento y desarrollo.
Grupo 3: frutas y verduras. Son la principal fuente de vitaminas y minerales que participan en el desarrollo y buen funcionamiento de todos los órganos del cuerpo.
En tanto, los azúcares y las grasas proporcionan energía concentrada, de manera que su consumo debe de ser moderado para evitar sobrepeso y obesidad.

Agencias

Escribe tu comentario

Comentarios