Conecta con nosotros

Chihuahua

Conociendo la historia de Olga Reyes Salazar

Yo soy de Chihuahua. Soy Olga Reyes Salazar.

En un pueblo llamado Guadalupe Distrito Bravo, Chihuahua, mi mamá crió a 10 de familia.

Esta es la historia de Olga, una mujer que ha sufrido el asesinato de 6 familiares, la persecución, las amenazas, el exilio, la separación de su familia.

A últimas fechas, Olga Reyes, que vive alejada de sus hijos estuvo hospitalizada, en un coma inducido y con riesgo de muerte.

Ella admite que la vio cerca, que pensó que iba a morir y que ahora más que nunca valora el amor de su familia, una de sus hijas regresó a México para cuidarla, para acompañarla en los meses del hospital hasta que la dieron de alta.

Pero está viva y ha decidió refugiarse lejos de su familia, porque quiere seguir luchando, porque no se rinde, porque busca la justicia, aunque admite, en voz muy baja, que prefiere estar sola «no soportaría el dolor de otro familiar muerto».

Por eso los prefiere lejos, como una forma de protegerlos.

Es ella, la propia Olga, que rehace las escenas, los ataques, los dolores:

Mi familia se dedicó desde hace mucho tiempo a la defensa de los derechos humanos. Mis hermanos estuvieron dedicados a luchar por la gente. Y ahí fue cuando comienza una persecución contra mi familia.

Mi pueblo era muy pequeño, pero muy tranquilo. Mis hermanos estuvieron organizados en varias cosas, como activistas.

Se organizaron para luchar contra Estados Unidos para evitar la construcción de un basurero nuclear, ellos y otras comunidades y organizaciones, empezaron a trabajar, caminaron y evitaron ese proyecto.

Pero eso, era sólo el inicio, dice.

Se unieron en otras causas: por los niños, por los migrantes a quienes les daban dinero para que llamaran a sus casas, pelearon contra las altas tarifas de energía eléctrica y por la recuperación de algunos terrenos.

Al registrarse los primeros feminicidios, eran dos vecinas, jovencitas, mi hermana fue la primera en alzar la voz.

Cuando llegaron los militares en 2007 y 2008, mis hermanos empezaron a presentar denuncias contra ellos, porque estas personas llegaban haciendo destrozos. Se metían en las casas de los vecinos, en los pueblos, se llevaban la televisión, la comida del refrigerador.

INICIÓ LA PERSECUCIÓN

En noviembre del 2008, le asesinan su hijo a mi hermana. Le dieron 4 balazos en la espalda. Estaba en un salón de baile y hasta ahí llegaron los hombres armados, encapuchados, con armas largas, de uso exclusivo del Ejército, a media cuadra estaba una troca de militares, estos hombres llegan y lo matan y los militares no se dieron cuenta de nada.

Mi hermana y sus demás hijos se mueven a Ciudad Juárez para protegerlos. Y de todos modos ella sigue denunciando.

En enero, ella va a visitar a mi mamá, al pueblo y de regreso se da cuenta que la vienen siguiendo. Pasa un retén militar y la intercepta un grupo de hombres armados, se la quieren llevar, ella forcejea con ellos… y la asesinan.

Le dieron varios disparos en la cabeza.

A pesar de todo, mi hermano Rubén sigue presentando denuncias contra los militares, desde el pueblo.

En 2010, en agosto del 2010, a él también lo asesinan. Justo frente a un retén militar improvisado, deja a su hija y unos minutos después a él lo dejaron tirado.

Saliendo de una tienda le disparan en la cabeza. Mi hermano siempre pidió justicia, siempre pidió protección y el gobierno siempre se la negó.

Y cuando parecía que ya no se podía sufrir más…

Mi hermano Elías y su esposa todavía siguen viviendo en el pueblo, también mi hermana Ruth, la mayor. Un día mi hermano con su esposa vienen a Juárez por mercancía para la panadería que por muchos años nos dio de comer y cuando llega invita a mi mamá y a una sobrina a irse a quedar al pueblo, ellas con mi hermana aceptan, de camino pasan un retén militar.

En un pueblo llamado Reforma, los intercepta una camioneta, bajan a mi mamá y mi sobrina y las dejan tiradas en la carretera, a mi cuñada se la llevan en otro carro y a mis dos hermanos se los llevan en la troca de ellos.

Más adelante está otro retén militar. El pueblo está protegido por dos retenes, a la entrada y la salida. Nadie se dio cuenta de nada. Nosotros no nos explicamos cómo pudieron desaparecer tres personas y un carro grande y los militares no se enteran. Los hombres andan vestidos de negro, encapuchados, no andan haciendo el bien en la calle y parece que los militares no los miran.

EXIGIENDO JUSTICIA

Por 15 días hicimos un plantón frente a la Procuraduría Estatal para exigir que los regresen, que los devuelvan. No importaban los 27 grados bajo cero, el frío tremendo. Mantuvimos el campamento, aunque no nos atendían.
Mi hermana Marisela, mi mamá y yo, nos movemos para el Distrito Federal, a seguir presionando al gobierno desde allá.

El gobernador de Chihuahua, César Duarte nunca nos quiso dar la cara. Hasta que llegamos al DF, donde unas legisladoras nos apoyaron y cuando lo vimos, mi mamá le dice «entrégame a mis hijos, tú sabes dónde están».

Parecía que él sabía dónde estaban ellos porque a los 2 días aparecieron tirados a la orilla de una carretera. A ellos los torturaron, los enterraron.

Cuando los encontraron, nos dijeron que los habían desenterrado para irlos a aventar. Nos los entregaron así.

Mientras estuvimos en el plantón en Ciudad Juárez, le quemaron la casa a mi madre, le quemaron también su casa a un sobrino que, milagrosamente, pudo salir.

Le echaron bombas molotov a pesar de que él, su esposa y su niño de 3 años estaban adentro, tuvieron apenas tiempo de salir corriendo por detrás.

Velamos a mis hermanos afuera de la subprocuraduría porque no teníamos a donde llevarlos.
El gobierno nos da protección para ir a enterrarlos al pueblo.

Sólo podíamos regresar al pueblo a sepultar a uno más, a otro más, y a otro más.

Era cuando nos daban la protección, nada más. Sólo para ir al panteón a enterrar a nuestros muertos.

SUMA DE TRAGEDIAS…

Toda la familia tuvo que salir de ahí, dejamos nuestro pueblo, porque siguieron las amenazas, todos tuvieron que dejar el pueblo.

Las autoridades nunca nos quisieron dar la cara.

Nos quemaron a mí y a mi hermana Josefina nuestras casas, mientras nos fuimos al Distrito Federal.
Un día antes de la Caravana al Norte, habían ido a bandalizar las tumbas de mis hermanos, quebraron las cruces, pasaron cuatrimotos encima de ellos. Las cruces de mi hermana Josefina y de mi sobrino Julio, las pusieron enfrente del cuartel militar en una jardinera que está ahí, como una burla.

Es por eso que ahora toda mi familia está desplazada, ya no tenemos nada, ya no hay para qué regresar allá.

Nos hubiera gustado poder ir al pueblo donde nacimos y crecimos todos, pero no están las condiciones.
Mi familia, después de que salieron del protocolo de seguridad en el Distrito Federal, vinieron a Estados Unidos, al Paso, Texas y están pidiendo asilo político todos ellos, los únicos hermanos y sobrinos que me quedan.

Son más de 30 familiares, que viven en el exilio.

Estos asesinatos son la consecuencia de la guerra estúpida contra las drogas, dice con ese grito que parece ahogarse en su garganta.

Y entonces con todo su dolor contenido, Olga Reyes, activista, sobreviviente de la violencia en Chihuahua, voltea la mirada hacia el dolor de los otros.

Están pagando justos por pecadores, ahorita pagan los niños, los defensores de derechos humanos, los periodistas, cualquiera, todos.

Más de 150 mil familias desplazadas como mi familia, miles de niños huérfanos con un futuro incierto, miles de muertos y desaparecidos, eso es lo que vivimos en este México.

Y todo por la ambición del dinero de las drogas.

 

W Radio

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad .
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Chihuahua

Destacan chihuahuenses en certamen nacional prototipos de estudiantes y docentes

Los trabajos presentados por estudiantes del Centro de Bachillerato Tecnológico Industrial y de Servicios (CBTIS) 122 y por docentes del Centro de Estudios Tecnológicos Industrial y de Servicios (CETIS) 86, tuvieron una destacada participación en el XXI Concurso Nacional de Prototipos 2019 celebrado en Durango, Dgo.

La delegación del CETIS 86, que concursó en la categoría Docente, modalidad Prototipo Tecnológico estuvo integrada por los profesores Carlos Omar Seáñez Hernández y Carlos Eduardo Cañedo Figueroa, quienes se alzaron con el primer lugar con el proyecto PARSPAC, haciéndose acreedores a un premio en efectivo de 15 mil pesos, así como a una acreditación para representar a México en un evento de prototipos cuya sede aún está por definirse.

Jennifer Sarahí Loya Dávila y Sayra Judith Ibarra Martínez, alumnas del CBTIS 122, asesoradas por el maestro Carlos Trejo Enríquez, obtuvieron el tercer puesto en la categoría Alumno, modalidad Prototipo Didáctico con el trabajo denominado “Fresadora CNC”, por lo que recibieron 10 mil pesos, y la certificación del Movimiento Internacional para el Recreo Científico y Técnico (MILSET), de la Red Nacional de Actividades Juveniles de Ciencia y Tecnología, con lo que podrán presentarse en exposiciones internacionales como el encuentro Internacional de Semilleros de Innovación que se celebrará en Colombia en octubre próximo.

El Concurso Nacional de Prototipos es uno de los eventos de mayor importancia para la Educación Media Superior, pues participan estudiantes y docentes de los 455 planteles pertenecientes a la Unidad de Educación Media Superior Tecnológica Industrial y de Servicios (UEMSTIS), que operan en toda la República Mexicana.

Este certamen premia a los tres primeros lugares en las modalidades: Prototipos Didácticos, Tecnológicos, Software y Emprendedores. Esta última categoría, es exclusiva para alumnas y alumnos y está dividida en Verde, Social y Tecnológico; además, quienes alcanzaron más de 80 puntos en la fase nacional, recibieron un reconocimiento como Docente-Alumno Investigador de parte del Programa de Investigación y Desarrollo Tecnológico (PROIDET).

Los equipos del CETIS 86 y del CBTIS 122 tuvieron que sortear dos etapas previas antes de llegar a la fase nacional. En primera instancia, se llevó a cabo un concurso en cada centro escolar de donde se seleccionaron los prototipos de puntaje mayor a 80, los cuales pasaron a la etapa estatal.

Fueron 19 planteles incorporados a la UEMSTIS en el Estado, los que presentaron 86 proyectos en una competencia celebrada en el CBTIS 269 de Ciudad Juárez, de donde se seleccionaron a las 12 escuelas que alcanzaron una calificación superior a 80 puntos, para conformar la delegación de los CETIS y CBTIS que representarían a Chihuahua en la etapa nacional.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Chihuahua

Inicia Estado segunda etapa de la remodelación de alberca Santo Niño

La remodelación de la alberca Santo Niño, en la capital de Chihuahua, inició la segunda fase de trabajos para reinaugurarse en octubre de este año, informó director del Instituto Chihuahuense el Deporte y Cultura Física, Juan Pedro Santa Rosa González.

Durante la visita guiada a las instalaciones, que el funcionario encabezó para las y los representantes de diversos medios de comunicación, recordó que el Gobierno del Estado de Chihuahua destinó una inversión total de 5 millones 300 mil pesos para la obra.

Explicó que la primera parte está concluida tras la rehabilitación completa de la fosa de la alberca, que requirió un presupuesto de dos millones 300 mil pesos para equipamiento, suministro, e instalación de calderas, filtros, bombas, arrancadores, carrileras, rejilla perimetral, y escaleras.

De esta manera inició la segunda fase, que implica remodelar el servicio sanitario, modernizar la imagen institucional, aplicación de pintura, cambio de instalaciones eléctricas, alumbrado general, y techumbre.

Se trata de una obra con un importante sentido social, pues este tradicional centro deportivo atiende a 800 personas usuarias provenientes tanto del sector, como del resto de la ciudad, quienes gustan del deporte acuático.

“Ya eran cerca de 16 años que no recibía ninguna remodelación, por lo cual se le está dando el cuidado correspondiente en beneficio de quienes día a día podrán contar con instalaciones dignas para su esparcimiento”, dijo.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo

Chihuahua

No vamos a tolerar ningún acto de corrupción en la Corporación: CES

El titular de la División de Policía Vial de la Comisión Estatal de Seguridad, Javier Palacios Reyes, reitero que no se tolerara ningún acto de corrupción al interior de la Corporación.

Lo anterior, luego de que elementos de la Policía Vial fueron vídeo grabados y señalados por, presuntamente, recibir algún tipo de soborno a cambio de no hacer valer la Ley de Vialidad y Tránsito.

Palacios Reyes, anuncio que, por instrucciones del Comisionado Estatal de Seguridad, Óscar Alberto Aparicio Avendaño, se solicitó a la Dirección de Inspección Interna de la Fiscalía General del Estado realizar la investigación pertinente para determinar la responsabilidad o no de los oficiales.

Así mismo informó que durante la investigación los agentes serán relevados de la función operativa y puestos a disposición del órgano de control, respetando el principio de presunción de inocencia y en caso de que se encuentren las pruebas suficientes para presumir la existencia de alguna responsabilidad, los oficiales viales serán llevados ante la Comisión de Honor y Justicia, órgano encargado de emitir alguna resolución.

La Comisión Estatal de Seguridad pone a disposición de la ciudadanía el número de emergencia 9-1-1, denuncia anónima 089; o bien, la página www.pasaeldato.gob.mx para reportar cualquier situación anómala.

Escribe tu comentario

Comentarios

Continuar Leyendo
Publicidad
Publicidad

Facebook

Publicidad
Publicidad

Lo más visto