Nueva York ‘abre sus puertas’ a los Gigantes

35

El equipo de los Gigantes, campeón de la Liga profesional de football americano (NFL), se dio el martes un baño de multitudes en Nueva York, desfilando ante decenas de miles de simpatizantes que se acercaron a saludar a sus héroes tras su triunfo en el Super Bowl el domingo pasado.

Los jugadores y cuerpo técnico de los Gigantes recibieron además las llaves de la ciudad de manos del alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, en una ceremonia llevada a cabo en un escenario montado en la puerta de la alcaldía, en el sur de Manhattan.

“Gracias a todos nuestros fanáticos, a nuestros simpatizantes, a todos lo que creyeron en nostros, en este equipo. Nunca perdimos la fe en nosotros. ¡Felicitaciones para todos ustedes!”, dijo el mariscal de campo Eli Manning, aclamado a gritos de “¡MVP! ¡MVP!” (Jugador más valioso) por la multitud.

“Esta es la ciudad más grande del mundo y es hermoso devolver el trofeo Vince Lombardi exactamente al lugar al que pertenece, Nueva York”, señaló de su lado el entrenador de los Gigantes, Tom Coughlin.

Bloomberg había anunciado el desfile en homenaje a los Gigantes el domingo a la noche apenas terminó el partido ante los Patriotas de Nueva Inglaterra celebrado en Indianápolis y ganado 21-17 por el equipo de Nueva York.

Tal como lo marca la tradición, los jugadores desfilaron en camiones por el “Cañón de los Hérores”, una parte de la célebre avenida Broadway en el sur de Manhattan, donde fueron vitoreados por una marea de simpatizantes vestidos en su mayoría con camisetas azules de los Gigantes.

Acompañada por un sol radiante y una temperatura más que benigna para esta época del año, la muchedumbre se congregó en torno a un circuito que pasaba por Foley Square, y muchos tuvieron que quedarse a varias calles de distancia porque ya no había más lugar.

“Congrats Big Bleu!” (¡Felicitaciones, Gran Azul!), decía una de las pancartas que más podía verse en manos de los fanáticos. Otra rezaba “thaNkYou!”, jugando con las letras de la palabra “gracias” en inglés y las siglas del equipo y la ciudad.

“Se lo merecen. Tenemos un equipo del cual podemos estar orgullosos”, señaló Rafael Hernández, un estadounidese-mexicano de 21 años que pidió permiso para ausentarse en su trabajo en un negocio de comidas para poder asistir al desfile.

Bloomberg y el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, iban en uno de los camiones junto con Eli Manning y otros jugadores.

La alcaldía otorgó 500 entradas especiales para la ceremonia a través de un sorteo. Michael Strahan, campeón del Superbowl con los Gigantes en 2008, acompañó a Bloomberg durante la presentación.

“Este equipo de los Gigantes creyó en cada uno de ellos y ustedes creyeron en ellos. ¡Declaro a la Gran Manzana la Gran Manzana Azul!”, afirmó un triunfal Bloomberg antes de proceder a la entrega de las llaves de la ciudad.

Vestidos de civil, algunos con looks de estrellas de rock, los jugadores fueron pasando uno a uno para recorger el obsequio y alguno hasta se animó a ensayar un paso de baile.

Más de 200 franjas de granito negra adornan las aceras a lo largo del “Cañón de los Héroes” con los nombres de las personalidades homenajeadas en anteriores desfiles, desde generales de la Segunda Guerra Mundial hasta equipos deportivos, pasando por jefes de Estado, el papa Juan Pablo II y astronautas.

El último desfile había sido en 2009, cuando los Yankees de Nueva York ganaron la Serie Mundiale del béisbol norteamericano.

Escribe tu comentario

Comentarios

No hay comentarios

Dejar una respuesta