Los futbolistas venezolanos desafían con su silencio a Maduro

314

El árbitro se llevó el silbato a la boca, comprobó que todo estuviera listo y sonó el pitazo inicial. Sin embargo, los jugadores, durante un minuto, se mantuvieron en sus posiciones sin tocar la pelota como una forma de recordar a las víctimas de la represión del régimen de Nicolás Maduro en el último mes en Venezuela. Ocurrió durante la última fecha del Torneo Apertura de la Primera División local, una competencia casi clandestina pero que ha cobrado relevancia mundial con el gesto de los futbolistas.
El domingo en Barquisimeto (centro occidente de Venezuela) jugaban el local Deportivo Lara contra el Deportivo Anzoátegui. El juez Marlon Escalante había comunicado a los capitanes que la liga no había autorizado el minuto de silencio solicitado por los futbolistas. El presidente de la Federación Venezolana de Fútbol, Laureano González, es un confeso seguidor del chavismo y siempre ha procurado mantener a las competiciones fuera de la diatriba política.
Uno de los futbolistas que participó en el homenaje a las víctimas, Ricardo Andreutti, dijo que lo que hicieron es “justo”. Llega entonces un momento en que uno debe posicionarse ante algo que no carece de peligro, que no es política ni popular, sino que debe hacerlo porque su conciencia le dice que es justo”, escribió Andreutti en Twitter.
Gabriel A. Cichero, capitán del Lara, dijo también en esa red social que el minuto de silencio fue “en nombre de todos los caídos este mes trágico que vive el país”. “Los futbolistas nos unimos para mostrarles que estamos unidos y que en la cancha mandamos y decidimos nosotros. No se olviden que las figuras somos nosotros”, tuiteó Cichero.
Los comentaristas de La Tele Tuya, controlada por un empleado afín al vicepresidente de Venezuela, Tarek El Aissami, no supieron qué decir cuando vieron que los jugadores no se movían. En el partido que cerró la jornada, en Valencia (centro del país), los futbolistas del local Carabobo enfrentaban al Caracas Fútbol Club repitieron el gesto. Pero la planta, que ya estaba advertida, decidió ignorar lo que ocurría con tomas de apoyo de las bancas de suplentes y la tribuna.
La periodista que informaba del partido a pie de campo, Darcys Lucena, anunció en Instagram que renunciaba a su trabajo en televisión. “Hoy mi corazón me dice que para ser coherente con lo que pienso y siento, debo tomar otro camino. Nos seguiremos viendo en las canchas”, escribió.

El País

Escribe tu comentario

Comentarios